Se disparan las críticas contra el secretario general por no haber defendido a tiempo la extensión de las ‘primarias’

El pulso con los socialistas gallegos debilita todavía más el liderazgo de Rubalcaba en el PSOE

El día en que la EPA escupió los más de seis millones de parados, el PSOE estaba embarcado en la polémica sobre si primarias sí, primarias, no. Un error de libro que algunos dirigentes del partido atribuyen a Alfredo Pérez Rubalcaba por no haber liderado a tiempo la ofensiva a favor de una mayor transparencia interna y dejar que le ganen la partida, en esta ocasión, los socialistas gallegos.

El desánimo corre por la dirección del PSOE por la forma en la que, al final, después de una guerra estéril mantenida con los socialistas gallegos de Pachi Vázquez, Alfredo Pérez Rubalcaba se ha bajado los pantalones admitiendo a regañadientes el modelo de ‘primarias’ para la elección de los secretarios regionales de las distintas federaciones. “Esta era una batalla que se sabía perdida de antemano ya que con el malestar que hay entre nuestra militancia nadie puede defender con éxito colocar barreras a la democracia interna en el partido”, se lamenta un alto dirigente socialista, aterrado por la imagen que reflejó su partido a los ciudadanos cuando el pasado jueves, “el mismo día en que se conocía una EPA explosiva con más de seis millones de parados, nosotros aparecíamos embarcados en el debate sobre primarias sí, primarias, no”.

"El mismo día en que se conocía una EPA explosiva con más de seis millones de parados, nosotros aparecíamos embarcados en el debate sobre las primarias", se duelen en el PSOE

La preocupación procede no solo de la forma en que se ha resuelto el contencioso con los socialistas gallegos, donde Pachi Vázquez se ha colgado la medalla seis meses después de haber sido derrotado en las elecciones autonómicas, sino también de la desautorización que lo sucedido ha implicado para el propio Rubalcaba, resistente hasta el último minuto a admitir que los ‘aparatos’ regionales de su partido sean elegidos por la militancia.

Si los candidatos electorales saldrán de unas ‘primarias’ en las que podrán participar  simpatizantes sin carné del partido, argumentan fuentes socialistas, carecía de sentido hurtar a los que sí militan en el PSOE la elección de su secretario general. Explicado así tiene toda la lógica, aunque la fórmula que hasta ahora ha defendido el PSdeG-PSOE para introducir mayor democracia interna en su organización está sembrada de riesgos. El primero de ellos, es que si hay dos votaciones diferentes, una para elegir al líder regional y otra para designar a los delegados del congreso que deben votar a la ejecutiva, éstos últimos rechacen al equipo de confianza formado por el recién elegido. “Podemos ir a un proceso asambleario que siembre el desgobierno en todas o algunas de las federaciones como aperitivo del fiasco que luego podemos encontrarnos cuando llegue el momento de elegir al líder del partido y a la dirección federal”, se admite en Ferraz. Estos riesgos van a tratar de reducirse en las próximas semanas a través de un reglamento de urgencia que sirva para colmar las exigencias de los socialistas gallegos y, al mismo tiempo, para evitar incendios en el resto de las organizaciones regionales.

"Podemos ir a un proceso asambleario que siembre el desgobierno en las federaciones como aperitivo del fiasco en la elección del líder del partido y la dirección federal", dicen en Ferraz

El lío es tan grande que dentro del PSOE se escuchan voces para todos los gustos, desde las de quienes ven en peligro la supervivencia como tal del propio partido hasta las que se duelen por la falta de alternativas sólidas a un Gobierno que ven contra las cuerdas. Lo cierto es que, hasta ahora, ninguna de las recetas defendidas por Rubalcaba desde que perdió las elecciones a finales de 2011, ha encontrado eco. Un día, el enfrentamiento por el ‘derecho a decidir’ con los socialistas catalanes, otro, el choque con la organización en Galicia sobre el proceso de ‘primarias’ y, entre medias, las intrigas que cuecen algunos ‘barones’ para dinamitar el calendario de Rubalcaba para proceder a su relevo, dinamitan cualquier posibilidad de “asomarnos a los medios con propuestas que vuelvan a conectar con nuestro electorado”, asegura un dirigente territorial del mismo partido.

Hay algunas voces dentro del PSOE que ven en peligro, incluso, la supervivencia del partido en el medio plazo, a la espera de ver lo que pasa en las elecciones europeas del año que viene

Ahora, después de la cesión que ha hecho a Pachi Vázquez, Rubalcaba está más débil y, por tanto, más vulnerable a los pulsos que quieran echarle algunas federaciones, como la madrileña, la catalana o la castellano manchega, más inquietas de lo que parece ante lo que le espera al PSOE en las elecciones europeas, autonómicas y locales de 2014 y 2015. Sin olvidar tampoco la carrera emprendida por el ex lendakari Patxi López y por el diputado Eduardo Madina, entre otros, para llegar en las mejores condiciones a unas 'primarias' que, de momento, carecen de fecha.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba