Nacional

Rajoy desconfía de las ofertas de pacto del PSOE: cree que son una trampa de Rubalcaba

El presidente desconfía de las ofertas de un gran pacto social por el empleo de Rubalcaba porque piensa que se trata tan sólo de una estrategia del PSOE para desviar la atención de los numerosos frentes abiertos que tiene en su interna y poner en foco en el Partido Popular.

Nada de pactos, nada de consensos, nada de entendimientos con Rubalcaba. El presidente del Gobierno ha dado instrucciones al portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, de responder de forma contundente y firme a los cantos de sirena que lleguen desde las filas socialistas en la sesión de control.

Mariano Rajoy desconfía de las ofertas de mano tendida efectuadas en las últimas horas por Rubalcaba. Piensa que se trata tan sólo de una estrategia del PSOE para desviar la atención de los numerosos frentes abiertos que tiene en su interna y poner en foco en el Partido Popular. Rubalcaba mostró ayer su voluntad de buscar un "gran pacto social" para hacer frente fundamentalmente al problema del desempleo. El líder de la oposición llegó a proponer que se utilicen 30.000 millones de los 60.000 que el Gobierno español recibió de Bruselas como ayuda a la banca para conceder créditos a pequeñas empresas y familias que no puedan hacer frente a las deudas. Fuentes de la UE rechazaron con celeridad semejante sugerencia.

El PSOE vive unos momentos de enormes turbulencias internas, con un sordo debate sobre las figuras de su secretario general y de su candidato a las generales y con movimientos alejados de la disciplina de Ferraz por parte de organizaciones territoriales como se ha visto en Cataluña y en Galicia. De ahí que Rubalcaba persiga ahora centrar la atención en la oferta de pactos con el PP para, en opinión de Moncloa, poder reprocharle al partido del Gobierno su falta de colaboración cuando no asuma las exigencias de los socialistas.

Mariano Rajoy ha convocado, sin embargo, una reunión con sindicatos y patronal para el próximo día 16 a fin de abordar el problema de las pensiones, uno de los asuntos que más preocupan en el Ejecutivo dentro de las urgencias que plantea el Estado de Bienestar.

El presidente del Gobierno no se fía de la limpieza de las invocaciones de Rubalcaba a alcanzar pactos (el episodio de la manipulación el pasado sábado de un espacio televisivo con la figura del Rey como protagonista ha desatado las alarmas en Moncloa) y ha dado instrucciones a su Gabinete y a su equipo parlamentario de mostrarse intransigentes e impermeables con las propuestas que se planteen desde los escaños socialistas en la sesión de control. "Las ofertas del PSOE son una trampa y no vamos a caer en ellas", han comentado desde las filas del Gobierno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba