El líder socialista se duele del alto rechazo que sigue provocando en la mayoría del electorado

Rubalcaba vuelve a barajar su retiro de la política ante la sospecha de un fuerte batacazo electoral el 25-M

Hasta la dirección del PSOE han llegado algunos avances de la encuesta que el CIS ultima sobre las elecciones europeas y sus resultados no son buenos para Elena Valenciano. Ante el supuesto de que esto se confirme el próximo domingo, 25, Alfredo Pérez Rubalcaba ha empezado a transmitir que no concurrirá a las primarias de noviembre.

Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso de los Diputados.
Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso de los Diputados. Gtres

El próximo 25 de mayo por la noche, Alfredo Pérez Rubalcaba dispondrá de muy poco tiempo para digerir los resultados electorales si, al final, no sonríen al PSOE y Elena Valenciano es derrotada por la lista del PP que encabeza Miguel Arias Cañete. La encuesta que ultima el Centro de Investigaciones Sociológicas apunta en esta dirección y algunos de sus datos, en bruto, han llegado a manos de la ejecutiva socialista. Esta circunstancia coincide en el tiempo con una revelación que Rubalcaba ha empezado a hacer a personas de su confianza: no tiene intención de concurrir a las primarias que su partido tiene previsto celebrar en noviembre para elegir el futuro cartel electoral.

Hasta la dirección del PSOE han llegado datos pesimistas de la encuesta que elabora el CIS sobre las europeas

La interpretación que hacen de este mensaje algunos allegados al secretario general del PSOE abona la idea de que Rubalcaba se está poniendo la venda antes de la herida, consciente de que si Valenciano pierde las europeas, él se quedaría sin posibilidad alguna de volver a competir por el cartel electoral y a lo máximo que podría aspirar sería a mantener el calendario que el comité federal, el máximo órgano del partido entre congresos, ha pactado para la celebración de las primarias. “Si la derrota que casi todos tememos es por poca diferencia, se podrá mantener este calendario. Si, en cambio, fuera un batacazo imposible de disimular, la misma noche electoral ya se levantarán voces a favor de un congreso extraordinario”, admite uno de los miembros destacados de la candidatura electoral.

La ejecutiva socialista da por hecho que si Valenciano sale derrotada, la noche del 25-M habrá voces que reclamen un congreso extraordinario

Quienes han oído en las últimas semanas a Rubalcaba contar que él solo aspira a evitar la ruptura del partido y a garantizar que irá unido a las próximas legislativas, recuerdan que con esta misma cantinela inició la campaña que hace poco más de dos años le aupó al timón del PSOE en el congreso federal celebrado en Sevilla donde venció a la exministra Carmen Chacón solo por 22 votos de diferencia. Rubalcaba explicó entonces a las federaciones que le apoyaron que su carrera tenía un recorrido muy limitado que no incluía en ningún caso volver a representar al PSOE como cabeza de lista en futuras elecciones. Algunos se lo creyeron y otros, no.

Entre los argumentos que Rubalcaba pone ahora en valor para explicar su inclinación a retirarse progresivamente de escena pesa, sobre todo, el amplio rechazo que suscita en el electorado, un dato confirmado por el barómetro del CIS publicado este martes. A más del 90% de los encuestados, el secretario general del PSOE le inspira poca o ninguna confianza. Sus apoyos se concentran, pues, en una muestra residual de españoles, problema que se proyecta sobre su propio partido. En estos momentos, perdería las elecciones con el 26% de los votos, dos puntos menos que en las generales de 2011, lo que demuestra que el PSOE sigue en caída libre y que el PP, a pesar de todos los ajustes hechos por el Gobierno de Mariano Rajoy desde enero de 2012, estaría en condiciones de volver a ganar unas legislativas con casi el 32% de los apoyos, a 5,7 puntos de distancia de los socialistas.

Más del 90% de los encuestados por el CIS no confían en Rubalcaba

En el Grupo Parlamentario Socialista se recuerda que el débil liderazgo que Rubalcaba ejerce en el partido solo es defendido por el actual ‘aparato’ y, en privado, paradójicamente, por el PP, algo que ya se evidenció en el verano pasado cuando, en plena cresta del ‘caso Bárcenas’,él mismo amagó con una moción de censura contra Rajoy que no llegó a formalizar, entre otras razones porque ningún partido se comprometió a apoyarle como candidato a la presidencia del Gobierno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba