Alfonso Alonso sustituye a Ana Mato en Sanidad

Rajoy da la sorpresa y recluta a un 'sorayo' para introducir peso político en el Ejecutivo

Mariano Rajoy ha dado la sorpresa. Ha designado a Alfonso Alonso nuevo ministro de Sanidad, un dirigente joven, del partido, para introducir peso político en un Ejecutivo adormecido. 'Sorayo' confeso, leal a la vicepresidenta, su nombramiento también es un gesto hacia el PP.

Alonso es un 'sorayo'pata negra, pero no es abogado del Estado. Es un político joven, de larga trayectoria y con un perfil netamente político. Su nombramiento ha sorprendido incluso a los miembros del Gabinete, donde se daba por hecho que Ana Mato sería sustituida por un técnico de su Ministerio. Un relevo al estilo de Cañete. Pero con esta elección, Mariano Rajoy ha querido enviar una señal inconfundible tanto al partido como al Gobierno. En el PP estaban quejosos por la escasa presencia de militantes en un Ejecutivo atiborrado de técnicos ajenos a la formación conservadora. Alonso es un veterano militante cuya carrera ha transcurrido siempre al hilo de lo que el partido disponía. Sin embargo, y aquí está el detalle, no es un hombre ni de Cospedal ni de Arenas. Es uno de los 'pata negra' de la vicepresidenta, quien gana aún más poder en el seno del Consejo de Ministros.

Alonso es uno de los 'pata negra' de la vicepresidenta

También el Gobierno toma nota de esta incorporación. Llega un ministro netamente político, que desconoce el área de Sanidad como le ocurría a Mato, pero que impulsará al Gobierno en los retos que tiene planteados ante un año decisivo, netamente electoral y con citas muy comprometidas.

En el comité ejecutivo del martes, el presidente del Gobierno animó a sus ministros y a sus dirigentes a salir más a la calle, a tener más apariciones públicas. Es decir, a hablar y a moverse. El Gabinete parece formado por las piezas de un futbolín, con sus miembros de madera, inmóviles, prácticamente pegados a su sillón. En su reciente visita a París, los había elogiado. Pero el martes, en privado, les puso un petardo bajo el asiento. Los sondeos demoscópicos anuncian resultados muy poco esperanzadores para la formación en el poder. Tanto, que la propia secretaria general del PP incurrió en un desliz al hablar en televisión, antes del cónclave de Génova, de posibles acuerdos de Gobierno con el PSOE. Unas horas más tarde tuvo que rectificar. Rajoy no da batalla por perdida. Y no hay que entregarle artillería a los rivales. Y menos aún, rendirse.

El tiempo de la política

En el Comité se cerró el plan de acción del partido para los próximos meses, con una cita especial a finales de enero con la celebración de una Convención Nacional los días 23 y 25.Para entonces quizás se hayan resuelto las dudas sobre las listas electorales, algo que reclaman con insistencia algunos de los barones más inquietos, como González y Fabra, que tienen un panorama muy complicado si han de concurrir como cabeza de cartel por Madrid y Valencia, respectivamente.

El presidente del Gobierno pretende transmitir la idea de que ha llegado el momento de la movilización

El presidente del Gobierno pretende transmitir la idea de que ha llegado el momento de la movilización, de ponerse las pilas, de no ceder ni un palmo en la batalla preelectoral. El mensaje de la recuperación económica sigue vigente, y ayer mismo se pudo comprobar con datos esperanzadores sobre el empleo. Pero se abre en paralelo un discurso más político, más ideológico, al que tan refractario se ha mostrado siempre Rajoy. De ahí quizás la incorporación al Gabinete de Alonso, un hombre joven, con brío y sin vértigo ante los desafíos. El presidente no ha abordado la amplia remodelación que se le reclamaba desde sus filas pero ha cambiado una pieza que incluye una lectura nítida. Toca ahora hacer más política. Con los discursos de Montoro no se ganan elecciones.

Un hombre de partido

Alonso es un hombre de partido, donde ha desarrollado toda su labor política, desde su Álava natal hasta la portavocía de su grupo en el Congreso. Las últimas incorporaciones al Gobierno de Rajoy han sido dos técnicos. Isabel García Tejerinaen Agricultura y Rafael Cataláen Justicia. Ambos sustituyeron a Arias Cañete y a Ruiz Gallardón, dos políticos de peso en el PP. El partido se quejaba con insistencia de que Rajoy no les daba cancha. Demasiados ministros sin carnet de la formación, como De Guindos, Morenés, Werty las dos últimas incorporaciones.

El presidente del Gobierno ha querido también dirigir un guiño al PP. "Alonso es de los nuestros", decían ayer en algunas sedes. Un detalle a tener en consideración ya que ahora de lo que se trata es de movilizar a una formación que está oxidada, desangelada, en sus horas más bajas. El PP precisa devolver el entusiasmo a sus votantes más remisos, a quienes le han abandonado a la hora del voto y a quienes se quedaron en casa en las europeas. Alonso llega a una cartera, la de Sanidad, donde no quedan demasiados proyectos pendientes. Podrá afanarse en otros menesteres, más urgentes.Sáenz de Santamaría amplía su influenciaen el Consejo de Ministros, donde cuenta ya con algunos fieles, como Montoro, Báñezy Catalá, pero el PP también se siente representado. El llamado 'núcleo duro de Mariano', es decir, Jorge Fernández, García-Margallo, Ana Pastor y José Manuel Soria, son seguramente los menos beneficiados en la jugada. Tres de ellos han demostrado su abrumadora ineficacia en forma más que ostensible.

Alonso mantiene unas relaciones frías y distantes con Dolores de Cospedala quien le disputó, en un pulso todavía no cerrado, la designación de la presidencia del PP vasco. El recién nombrado ministro ganó aquel envite, pero nunca lo ha olvidado. No cabe hablar de que la secretaria general haya ganado poder con este cambio. Más bien, lo contrario. Pero tampoco tuvo nunca demasiada influencia en Moncloa.

Miembro de una notable familia alavesa, nieto de un presidente de la Diputación, Alfonso Alonso tiene una enorme experiencia tanto política como ejecutiva ya que ha sido concejal y alcalde de Vitoria, diputado nacional, presidente del PP de Álava, y ocupaba el cargo de portavoz del PP en el congreso de los Diputados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba