Nacional

Dimite el alcalde de Ourense por la operación Pokémon

La dimisión se produce antes de que sometiese su continuidad a la asamblea local del PSdeG de este jueves. Previamente había renunciado a su cargo el concejal del BNG por su imputación en el mismo caso. 

El ya exalcalde de Ourense, Francisco Rodríguez
El ya exalcalde de Ourense, Francisco Rodríguez EFE

El alcalde de Ourense, el socialista Francisco Rodríguez, presenta su dimisión en el cargo tras ser imputado en el marco de la Operación Pokémon, antes de que sometiese su continuidad a la asamblea local del PSdeG, convocada para este jueves, tras haberle respaldado el martes. Rodríguez, que estaba en libertad tras abonar una fianza de 6.000 euros, ha afirmado en una rueda de prensa que no renuncia por el procedimiento judicial abierto en el juzgado de Lugo ni por las causas que se le imputan. El regidor ha añadido que dimite una vez constatado que no dispone de la confianza de todos los concejales. El PSOE ya le había suspendido de militancia. Su dimisión se materializará en un pleno extraordinario que convocará el viernes, de modo que podría celebrarse entre el sábado y el próximo lunes. La dimisión se produce después de que el concejal del BNG Francisco Valera también renunciase a su cargo como edil por su imputación en el mismo caso.

"No renuncio por el procedimiento judicial abierto ni por las imputaciones falsas de las que se me acusa sin pruebas", ha remarcado, evocando que de ello ya dejó constancia en su comparecencia el pasado domingo tras salir en libertad condicional imputado por cohecho y prevaricación. "También dije (el pasado domingo) que no iba a permanecer en mi cargo ni un minuto más si no tenía los apoyos políticos necesarios para garantizar la estabilidad del Gobierno municipal", ha justificado su decisión Rodríguez.

Ahora, una vez "constatado" que no cuenta con "la confianza política de todos los concejales que, hasta ahora, formaban parte del Gobierno municipal", como él mismo ha dicho, ha decidido presentar su dimisión a fin de "garantizar todos los mecanismos de gobernabilidad y funcionamiento del ayuntamiento", que tendrá que elegir "un nuevo alcalde". Se trata, según sus propias palabras en una comparecencia en la que no ha admitido preguntas de los periodistas, de "poder garantizar la normal gobernanza de la ciudad y los vecinos". Con esta dimisión, se trata de la segunda víctima política en Orense que se cobra la Operación Pokémon, que instruye la titular del juzgado número 1 de Lugo, Pilar de Lara, ya que esta misma mañana, el concejal del BNG imputado por cohecho y tráfico de influencias también ha renunciado a su acta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba