Nacional

Gallardón pagó 85.000 € por una pista de hielo en la Caja Mágica que nunca llegó a abrir

El Ayuntamiento de Madrid abonó esa cantidad a una firma de Sevilla en febrero de 2011 y luego descartó el proyecto. Su gestora, Madridec, está arruinada e inmersa en un ERE y la Caja Mágica costó 300 millones y apenas tiene uso. 

Gallardón pasea con Zapatero el día de la inauguración de la Caja Mágica, en mayo de 2009.
Gallardón pasea con Zapatero el día de la inauguración de la Caja Mágica, en mayo de 2009.

¿Quién ha patinado alguna vez en su vida sobre el hielo en la Caja Mágica? Anunciada a bombo y platillo hacia mediados de 2010 -segundo año de crisis-, la pista de hielo del colosal pabellón multiusos del Ayuntamiento de Madrid nunca llegó a abrir al público. Por no decir que existen fundadas sospechas de que el estadio jamás albergó una pista de hielo, ni siquiera a puerta cerrada. Pero ni lo uno ni lo otro fueron óbice para que el Consistorio, entonces a cargo de Alberto Ruiz-Gallardón, abonara 85.000 euros a la empresa encargada de la instalación; una cantidad que vuelve a salir de las arcas municipales y va a fondo perdido, como ha podido saber este medio.

El pago de esta cantidad ha sido confirmado por fuentes municipales y por portavoces de la entidad contratada, la sevillana Xtraice, líder mundial en el negocio de las pistas de hielo sintético. Empresa de renombre en el gremio, la dirección de Xtraice no oculta su sorpresa por la decisión de Cibeles de pagar por nada, pero nadie en la firma quiere hacer más declaraciones al respecto. Sí las hacen, en cambio, otras voces anónimas desde el Ayuntamiento: “Otro despilfarro más, fruto de un capricho de Gallardón y del expresidente ejecutivo de Madrid Espacios y Congresos Luis Blázquez”. Madridec gestiona, entre otras instalaciones, la Caja Mágica o el Madrid Arena, en el que cinco chicas jóvenes perecieron el pasado 1 de noviembre durante un concierto.

Aunque la idea de la pista de hielo data de mayo de 2010, los pagos se hicieron en febrero de 2011, como revelan varias actas del consejo de Madridec. En un principio, se pensó en acoplarla al estadio 3, cuya superficie alcanza los 1.400 metros cuadrados, y también en otorgar a la empresa ganadora del concurso un alquiler de seis meses con opción a compra. El plan para licitar el “contrato para el suministro e instalación” de la pista siguió adelante, y Xtraice llegó a enviar el material necesario para levantar la zona de patinaje sobre hielo sintético. Xtraice cobró, pero el material permaneció almacenado hasta que Blázquez y el resto de la dirección de Madridec descartaron su propia idea, por las razones que fueran. Nadie de Madridec ha querido hablar del tema.

Visita de Lissavetzky

Puede parecer una minucia para un pabellón que iba a costar 100 millones y se inauguró a todo trapo en mayo de 2009 tras dejarse Gallardón cerca de 300 kilos, el triple de sobrecoste. Pero el despilfarro de la pista de hielo viene a ser un suma y sigue para Madridec, organismo paralizado por una deuda de más de 300 millones (el valor de la Caja) e inmerso en un ERE que afectará al 45% de la plantilla, como avanzó Vozpópuli el mes pasado.

Precisamente, la Caja Mágica ha cobrado actualidad esta semana tras la visita del portavoz socialista, Jaime Lissavetzky. Lissavetzky criticó el desuso de una instalación “que ha salido muy cara, más del doble de lo presupuestado y con la que Ana Botella no sabe qué hacer”. “Nos parece muy bien que se construyera una instalación de referencia, pero ni siquiera la celebración de los Juegos Olímpicos la justifican, porque solo duran 30 días”, dijo el líder de la oposición. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba