Nacional

El Gobierno compatibilizó a Gallardón y grandes bufetes le ofrecen más de 250.000 euros al año

Ruiz-Gallardón puede aceptar cualquier oferta para abogado que le hagan: el 21 de enero fue ‘compatibilizado’ por el Gobierno para ejercer la abogacía, y al menos una decena de despachos se lo rifan a precios superiores a los 250.000 euros.

Alberto Ruiz-Gallardón se deja querer antes de decidirse por un bufete de abogados.
Alberto Ruiz-Gallardón se deja querer antes de decidirse por un bufete de abogados. EFE

El pasado 21 de enero de 2015 el Gobierno declaró compatible que el exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, pudiera realizar cualquier actividad en el ejercicio de la abogacía. Con esa decisión, publicada en el correspondiente registro de Autorización de compatibilidad, Ruiz-Gallardón podía decir sí a cualquiera de la decena de ofertas que se estarían estudiando desde otros tanto grandes bufetes nacionales e internacionales. El precio de salida, según afirman a Vozpópuli fuentes jurídicas próximas al exministro, sería de unos 250.000 euros al año en el caso de aceptar como consejero, más de tres veces más de lo que ganaba en el Gobierno.

Ruiz-Gallardón dimitió como ministro de Justicia el 23 de septiembre de 2014, en una rueda de prensa convocada después del anuncio por parte de Rajoy de la retirada de la nueva propuesta de ley del aborto apadrinada por el propio Gallardón. Pero poco le duró el paro al exministro, porque, dado que fue presidente de la Comunidad de Madrid, el 27 de septiembre, es decir, cuatro días después de su dimisión, se acogió a la posibilidad de integrarse como consejero permanente en el Consejo Consultivo de la Comunidad, con un sueldo mensual próximo a los 8.000 euros.

Fuentes del mundo jurídico que le conocen bien cuentan a Vozpópuli que Ruiz-Gallardón se sintió traicionado por Rajoy y que durante sus primeros meses como exministro echó en falta llamadas de políticos y juristas que antes hacían profesión de fe gallardonista. Pero su soledad no fue completa: recibió llamadas de algunos amigos empresarios con los que continuó compartiendo mesa y mantel con cierta asiduidad: Florentino Pérez, Alfonso Cortina y Fernando Fernández Tapias. Los mismos empresarios que trabajaron bien y a gusto en las etapas de Gallardón como presidente autonómico y luego como alcalde.

En esos primeros tiempos, y pese a cobrar esa suculenta subvención del Consejo Consultivo por no hacer prácticamente nada, Gallardón pidió al Gobierno que le compatibilizara el ejercicio de la abogacía. La Ley de Conflictos de Interés de los Miembros de la Administración de 2006 establece al respecto un periodo de travesía del desierto, pero el Gobierno decidió compatibilizarle el 21 de enero de este año, con lo cual Gallardón puede ejercer como y donde quiera.

En ese sentido, según esas fuentes jurídicas próximas al exministro, de la decena de despachos que habrían mostrado interés por contratar sus servicios –un exministro de Justicia en un bufete de abogados es de lo más cotizado-, Gallardón habría recibido al menos dos ofertas concretas como consejero con un sueldo que rondaría los ya comentados 250.000 euros. Pero las habría declinado,

De momento se siente arropado con su puesto en el Consejo Consultivo, pero quienes lo conocen dicen que está pendiente de entrar en alguna gran empresa, sobre todo ahora que es compatible. Hay quien admite que si en vez de realizar labores de consejero desempeñara labores más directas de gestión y decisión, su retribución podría elevarse a más de un millón de euros. Tal vez ésa sea la causa de la espera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba