Rajoy y el socialista Pachi Vázquez conocían desde hace dos años la existencia de las fotos del presidente gallego con el contrabandista Dorado

Estallan las maniobras internas en el PP para expulsar a Feijóo de la carrera sucesoria

Siempre leal a Mariano Rajoy, al menos en apariencia, Alberto Núñez Feijóo ha sido uno de los ‘barones’ del PP que más se ha movido en Madrid desde que emergió el ‘caso Bárcenas’. Alguien ha interpretado sus pasos en clave sucesoria y le ha querido dar la puntilla filtrando sus fotos de hace veinte años con el contrabandista Marcial Dorado. El presidente del Gobierno y el actual líder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, conocían de su existencia desde hace dos años.

¿Una maquinación del PSOE para castigar al presidente de la Xunta? Uno de los mejores conocedores en el PP de las entrañas de la política gallega no disimula una mueca de ironía en su rostro y se responde a sí mismo: “Si Pachi Vázquez hubiera querido hundir de esta forma a Feijóo, ¡lo hubiera hecho sin problemas hace cinco meses en plena campaña electoral!”. Y es que el entorno del presidente gallego sabe que las fotos que reflejan el alto grado de familiaridad que tuvo con el contrabandista Marcial Dorado, tomadas hace veinte años, eran conocidas por el líder de los socialistas gallegos desde, como mínimo, finales de 2010, las mismas fechas en las que Mariano Rajoy tuvo también acceso a estas instantáneas gracias a la información que le proporcionó un allegado de su confianza.

"Si Pachi Vázquez hubiera querido hundir a Feijóo con estas fotos, ¡lo hubiera hecho hace cinco meses en plena campaña electoral!", dicen en el PP

Descartada pues, una ofensiva del languidecido PSOE gallego para dañar el prestigio de Feijóo cuando solo lleva recorrido escasos meses de la legislatura autonómica, en las filas del PP tienen claro que la filtración de estas fotos al diario El Paísforma parte de una maniobra interna, pilotada desde Madrid, para retirar al presidente de la Xunta de la carrera sucesoria, todavía incipiente, abierta desde la irrupción del ‘caso Bárcenas. “Aquí hay gente que ha empezado a moverse ante la posibilidad de que nuestro antiguo tesorero termine dinamitando el partido y obligando a Mariano a dimitir. Alberto es uno de ellos, no pierde oportunidad para sentar doctrina en Madrid y aunque aparentemente es leal al presidente, no da puntada sin hilo. De momento, lo que se dificulta con la publicación de estas fotos es que Rajoy piense en Feijóo para una cartera ministerial cuando llegue su primera remodelación de Gobierno”, asegura una fuente del PP, buena conocedora de lo que se cuece en Galicia y también en los aledaños de La Moncloa. En otras coordenadas operan también las ambiciones de otro Alberto, en este caso Ruiz-Gallardón, con la ventaja que le reporta tener una ventana abierta permanente tanto en el Consejo de Ministros como en el Congreso de los Diputados.

La publicación de las fotos con el contrabandista Dorado dificulta que Rajoy piense en el presidente gallego para una futura cartera ministerial, aseguran en su partido

Las maniobras internas para expulsar a Feijóo de la carrera sucesoria han estallado con virulencia y la sospecha que circula en las filas del PP es que su campamento no anda muy lejos de la calle Génova. El pasado jueves, La Voz de Galicia, un diario cada vez más ácido con Mariano Rajoy, publicaba un artículo de Gonzalo Bareño, considerado como el periodista de confianza de Feijóo en Madrid, en el que se disparaba a bocajarro al corazón de María Dolores de Cospedal. En su texto se recordaba el triste recibimiento que el presidente gallego dispensó a la secretaria general del PP cuando Rajoy decidió mantenerla en el cargo en el Congreso celebrado en Sevilla hace ahora 13 meses. “El tiempo dará y quitará razones a este nombramiento”, dijo entonces un enigmático Feijóo, después de reconocer que no le parecía “correcto” que un presidente de comunidad perdiera “dos horas cada lunes” para ocuparse del partido. Un año después de aquellas dudas de Feijóo, concluye esta vez el informador, “es obvio que el tiempo ha quitado razones a la decisión de Rajoy de mantener a Cospedal al frente del partido… Lo que no está claro es si está a tiempo de rectificar”.

Esta descarga del periódico gallego contra Cospedal no es casual, según fuentes del PP, y tampoco puede ser ajena a las intrigas que se cuecen en el interior del partido contra la secretaria general ni a las baterías defensivas de ésta contra quienes la consideran un obstáculo insalvable por su cercanía y compenetración con el presidente del Gobierno.

En el PP se ha tomado nota del serio 'aviso' que ha recibido Feijóo y no se descarta que venga acompañado de nuevos capítulos

Dentro del PP se da por descontado que Núñez Feijóo ha hablado en más de una ocasión con Rajoy de las polémicas fotos, mucho antes de su publicación, y también de su antigua amistad con Marcial Dorado, pues los dos presidentes siguen manteniendo una relación personal muy estrecha. El jefe de la Xunta ofreció este lunes una rueda de prensa para recordar que cuando conoció la causa pendiente que Dorado tuvo con el contrabando, cortó su “relación social y de ocio”. “No hay ni ha habido amistad ni estrecha ni ancha con Dorado, no firmé contratos con él y cuando lo conocí no sabía nada de su pasado ni a qué se dedicaba”, se disculpó.

En el PP gallego se ha tomado nota del “aviso” que ha recibido Feijóo y no se descarta, todo lo contrario, que venga acompañado de nuevos capítulos que trascienden, eso está claro, a las tretas del partido en Galicia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba