Nacional

Fabra: "Un catalán recibe 400 euros más al año que un valenciano y eso no puede ser"

El presidente de la Comunidad Valenciana explica que su reunión con los presidentes de Baleares y Murcia no supone crear un frente común contra Montoro, sino que piden revisar un modelo de financiación que les ha tratado injustamente, ya que "un valenciano recibe 275 euros menos que la media". 

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra
El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra Flickr/PresidenciaGVA

"En el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera veremos si nos ponemos de acuerdo más allá del partido. Lo que hay que hacer es poner de manifiesto que hay algunas comunidades en las que no se cubren los gastos sociales. Un catalán recibe 400 euros más al año que un valenciano, y eso no puede ser, no estamos cubriendo los gastos en educación y sanidad. Tengo casi 300 euros menos que la media, no puedo cumplir encima con el objetivo de déficit. Nos quedamos con eso y no entramos en lo importante, que es que si en España hay una pensión uniforme y un subsidio por desempleo igual para todos, los otros servicios deberían ser los mismos", decía Alberto Fabra en una entrevista radiofónica. 

Fabra niega que su reunión con Murcia y Baleares sea un frente común contra Montoro, ya que quieren colaborar con el Gobierno

El presidente de la Generalitat Valenciana se refería así al modelo de financiación autonómico que ahora se está revisando, motivo por el cuál se reunió éste lunes con los presidentes de las Islas Baleares y de Murcia. Sin embargo, quiso especificar que no es un frente común contra el ministro de Hacienda, sino que lo que quieren es colaborar con el Gobierno, ya que "se ha dado una situación injusta para algunas Comunidades Autónomas y ahora se está revisando. Las tres que nos reunimos ayer somos las que desde el primer momento hemos salidos perjudicadas. Un valenciano recibe 275 euros menos que la media, y no podemos pagar ni educación ni sanidad. No es un problema de gasto porque somos eficientes, es un problema de ingresos, que tienen que venir del Estado, y por eso nos reunimos ayer", defendía Fabra. 

Molesto por esa visión existente de que en su comunidad se ha despilfarrado desde hace años, el presidente valenciano decía, sin demasiado convencimiento, no tener problema en que se publicasen las balanzas fiscales como había anunciado su homólogo extremeño. "Aquí no hay despilfarro sino falta de ingresos, y hemos sido muy eficientes en cuanto al gasto", decía.

Preguntado por cuándo 'se perdió la cabeza' en su comunidad con especulación, grandes eventos, etc., el presidente admitía no saber qué decir, pero se escudaba en que no ha sido sólo un problema valenciano, sino que en un determinado momento en toda España se pensó que era muy fácil ganar dinero. "Se renunció a lo tradicional y se cogieron otros proyectos. Nos equivocamos todos y eso ha supuesto que hayamos vivido la crisis más dura en lo que llevamos de democracia. Ahora es el momento de apoyar estos tejidos industriales, empresas que han sido el motor de un país", proclamaba poco antes de inaugurar una feria internacional de arquitectura, interiorismo y diseño en Valencia. 

"Me gusta hablar de futuro, no de pasado. Hay cosas que no se han hecho bien, como en otros sitios. Nos hemos equivocado pero volveremos a hacer lo que hace falta"

Sin embargo, no quiso entrar a valorar el hecho de que en su territorio no se puede recurrir al argumento de la herencia recibida, ya que su partido lleva años gobernando en la comunidad. "A mí me gusta hablar de futuro, no de pasado, que no se puede cambiar. Me gusta decir las cosas como pienso y siento. Es cierto que hay cosas que no las hemos hecho bien y he pedido perdón en su momento. En la Comunidad Valenciana, como en otros sitios, nos hemos equivocado, pero volveremos a hacer las cosas que hacen falta", defendía. 

Fabra expuso su opinión sobre una financiación que les restó posibilidades a los valencianos, ya que "había cosas que tenían que hacer" (carreteras, hospitales, infraestructuras) e incrementaron la deuda ante la evidencia de que no llegaba dinero de España. "En esa época en la que todo valía, en esa borrachera en la que estábamos todos los españoles metidos, en nuestra comunidad los ingresos se centraban en la construcción. Hemos pasado de una situación en la que era fácil tener más dinero a otra en la que hay una realidad muy distinta", afirmaba. 

Diputados imputados

Al ser preguntado por qué letigitimidad tiene alguien para legislar desde unas cortes autonómicas que tienen el 20% de los diputados de su grupo imputados, Fabra decía que con la que le han otorgado las urnas. Para seguir adelante, comentaba que ya se está luchando contra la corrupción, y que hay que, ante todo, respetar la presunción de inocencia de cada uno. "A mí lo que me preocupa es intentar reducir las cifras de paro en esta comunidad. Hemos sido de las pocas comunidades que hemos creado empleo neto el año pasado, y hay que seguir por este camino. Lo otro claro que lo resolveremos, pero mi responsabilidad es sacar a la Comunidad Valenciana de esta situación", añadía. 

'¿Se arrepiente de cerrar RTVV?'

Alberto Fabra ha repetido que hicieron lo que tuvieron que hacer en la decisión de cerrar la radiotelevisión pública valenciana. "Quisimos reducirla pero la oposición se negaba al ERE, propusimos una televisión con menos gente pero los mismos programas. El fallo del TSJCV evidenció que no podíamos asumir 40 millones de euros que suponía la readmisión de las personas que habían salido, y tuvimos que cerrar", explicaba. 

"No podíamos asumir los 40 millones que suponía la readmisión de los despedidos en el ERE, y tuvimos que cerrar RTVV. Hicimos lo que tuvimos que hacer"

Pese a todo, también quiso echar balones fuera sobre su gestión, y se remontó a "hace muchos años" cuando se cubrió la campaña de Bill Clinton o se tenían corresponsales en todas las ciudades del mundo con la guerra del Golfo, algo que costó unos 300 millones de pesetas y que ha calificado como "errores". "Mire, el modelo de televisión podía haber sido mejor. La publicidad ha caído y lo que hay que hacer es ajustar las estructuras. Aquí se pone el acento en la valenciana, pero si hiciésemos un repaso por las autonómicas veríamos situaciones muy curiosas. Para sacar adelante un presupuesto con la obligación de atender a las personas no podíamos aportar esos 40 millones de más. La situación era muy complicada y la responsabilidad de los que estamos al frente es tomar decisiones", exponía. 

Por último, Fabra admitía que él mismo votaría en conciencia sobre la reforma de la Ley del Aborto, y animaba a sus compañeros a que lo hicieran también, aunque afirmaba que "hay que centrarnos en las cuestiones importantes para el ciudadano, que es salir de la crisis. Y es lo que está haciendo el Gobierno. Estamos hablando ahora de crecimiento en España y no de recesión. Es momento de tomar decisiones difíciles, pero hay que hacerlo", concluía. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba