Nacional

Fabra hizo viajar a su chófer a Madrid para llevarlo en coche oficial unos 20 minutos

El presidente de la Comunidad Valenciana habría utilizado, en dos visitas privadas a la capital, un séquito de escolta, chófer y coche oficial, además de la presencia de Esther Pastor. Su conductor habría hecho 700 kilómetros en coche para desplazarle por Madrid apenas 12 kilómetros. 

El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra
El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra Flickr/PresidenciaGVA

Alberto Fabra habría gastado 1.600 euros de dinero público en sufragar los gastos ocasionados por cada desplazamiento suyo a Madrid para reunirse con las ministras de Fomento y Sanidad, dos citas que aparecen calificadas como privadas, según publica este miércoles Estrella Digital

El presidente valenciano se habría llevado a la capital a Esther Pastor, consejera de su gobierno estrechamente relacionada con él, un escolta y su chófer con el coche oficial. Para su cita con Ana Pastor en abril de 2012, el chófer se habría hecho 700 kilómetros en carretera desde Valencia para que le llevara a la cena privada en la capital, para la que no tardó más de 20 minutos. El encuentro tuvo lugar en el restaurante Bice en la calle Génova. 

Para el viaje, según el digital, Fabra y su escolta volaron desde Aliante, mientras que Esther Pastor viajó en primera clase de Ave -ambos volvieron juntos con el escolta en Ave-, y pese a que la tarea del escolta es mantenerse pegado a su protegido, tanto el chófer como él durmieron en un hotel alejado y de menor rango del que utilizaron el presidente y su colaboradora. La Generalitat desembolsó billetes de avión, de Ave, hoteles, dietas y combustible, todo por un valor de más de 1.600 euros. 

Algo parecido ocurrió en la segunda cena privada del presidente valenciano, esta vez con la ministra Ana Mato, para el que Fabra, Pastor y el escolta viajaron en Ave a Madrid el 3 de julio de 2012 mientras que el chófer hacía el camino en coche. Ya en la capital, el conductor sólo tuvo que llevar a los interesados de Atocha al Hotel y de ahí al restaurante La Manduca de Azagra, en la calle Sagasta. Según el diario, Fabra estuvo en Madrid poco más de 13 horas y los trayectos en coche oficial no superaron los 20 minutos. 

Al parecer desde el Partido Popular habrían mostrado extrañeza por este uso de coche oficial cuando el presidente tendría a su disposición otras opciones 'más baratas para el contribuyente', como los coches de servicio del partido, del ministerio de Fomento o incluso el servicio de taxis de Madrid. 

Estos datos se han sabido ahora gracias a la querella del sindicato Manos Limpias contra Esther Pastor por malversación, por el pago de hoteles y gastos personales a cargo de la Generalitat, según consta en las facturas que poseen. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba