GOLPE AL TERRORISMO INTERNACIONAL

La Policía busca ahora en España explosivo oculto de la célula yihadista desarticulada

Los investigadores encuentran en la casa de uno de los arrestados un zulo vacío, pero con indicios de haber contenido recientemente sustancias para fabricar bombas. Las pesquisas se centran en la sede en la colonia británica de la empresa donde éste trabajaba como jefe de obra. En la vivienda sólo se encontró una pequeña cantidad de este material, suficiente, según el ministro del Interior, para "destrozar un autobús".

Policías registran la vivienda que ocupaba en La Línea de la Concepción (Cádiz) uno de los 'yihadistas' detenidos.
Policías registran la vivienda que ocupaba en La Línea de la Concepción (Cádiz) uno de los 'yihadistas' detenidos. EFE

Un zulo vacío, pero con indicios de haber escondido explosivo. Tras arrestar el pasado miércoles a tres presuntos miembros de Al Qaeda en Almuradiel (Ciudad Real) y La Línea de la Concepción (Cádiz), la Policía centra ahora todos su esfuerzos en localizar el contenido de ese pequeño polvorín que supuestamente se ocultaba en el chalé en el que vivía en la localidad gaditana uno de los arrestados, el turco C.Y., junto a su esposa. Los agentes encargados del operativo se muestran convencidos de que lograrán encontrar este explosivo que, según creen, no habría salido de España.

Una llamada de teléfono y la actitud de los perros que detectaron el zulo refuerzan la hipótesis de que éste fue vaciado recientemente

En las últimas horas las autoridades gibraltareñas en colaboración con la Policía Nacional han procedido a registrar la sede de la empresa del ciudadano turco detenido, situada en Gibraltar. En ese lugar tampoco se han encontradi armas o explosivos, pero sí se incautaron de documentación que será analizada.

En el primer registro del chalé adosado donde la pareja residía, los agentes sólo localizron una pequeña cantidad de explosivo escondida entre unos enseres. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no quiso ayer especificar ni de qué material se trataba ni qué cantidad se había localizado, aunque aseguró que era suficiente para "destrozar todo un autobús". En las últimas horas se ha revelado que lo incautado han sido aproximadamente 100 gramos de pólvora. No obstante, los investigadores están convencidos de que guardaban mucho más. Una conversación interceptada en los últimos días por la Policía en la que su mujer le comunicaba al ciudadano turco haber limpiado el domicilio refuerza esta hipótesis y, sobre todo, la sospecha de que el grupo se desprendió del material para elaborar bombas hace poco, tal vez porque se sentían vigilados. El otro indicio es la actitud que tomaron los perros detectores de explosivos cuando localizaron el zulo: "Se pusieron como locos", detallaban este jueves a Vozpópuli fuentes de la lucha antiterrorista para explicar que debía contener bastante material y hasta no hace mucho tiempo.

La Policía, y así lo explicó en rueda de prensa el ministro del Interior, considera a C.Y. un "facilitador" de Al Qaeda, es decir, un presunto miembro de la organización que ayuda a los integrantes de las células a ocultarse en su tránsito por España, a cruzar la frontera e, incluso, a hacerles llegar material para cometer atentados. Con él habrían entrado en contacto hace aproximadamente dos meses los otros dos detenidos, A.A.A. y M.A., dos ciudadanos originarios de repúblicas de la antigua Unión Soviética a los que los expertos de la lucha antiterrorista consideran miembros "operativos" y activos de la estructura terrorista.

Fuerte resistencia al ser detenido

El ministro del Interior detalló que uno de ellos, al que calificó de "extremadamente peligroso", tenía instrucción militar del Ejército ruso como francotirador, artificiero e, incluso, en el manejo de sustancias venosas. Cuando ambos fueron detenidos, se dirigían en un autobús de línea desde la provincia de Cádiz hacia la localidad fronteriza de Irún. La sospecha de que intentaban cruzar a Francia llevó, precisamente, a los agentes a precipitar las detenciones poco después de la medianoche del pasado miércoles, en la parada que hicieron en la localidad de Almuradiel. Uno de ellos opuso "una resistencia descomunal" que obligó a intervenir a los GEO, según detalló Jorge Fernández Díaz. Trece horas después era capturado el tercer presunto yihadista.

La peligrosidad de estos dos detenidos es reforzada desde fuentes policiales por la información llegada a España, a través del CNI, desde los servicios de información de otros países europeos: uno de ellos recibió formación militar en campos de entrenamiento en Pakistán y Afganistán pertenecientes al grupo Lashkar-e-Tayba (LET, 'El Ejército de los puros'), responsable del atentado de Bombay de 2008 que causó 170 muertes. Este grupo esta estrechamente relacionado con Al Qaeda. La Policía tiene constatado que los dos supuesto terroristas llegaron a España procedentes de Francia hace unos dos meses y que se alojaron en el sur de España, en un lugar aún no localizado, además del chalé del tercer detenido.

Los investigadores también están analizando la documentación y el material informático incautado, aunque este último tardará aún semanas en poder ser analizado con detalle. Sin embargo, los expertos de la lucha antiterrorista resaltan la presencia de manuales para pilotar ultraligeros y controlar aviones teledirigidos, además de tener constancia de que se habían entrenado en vuelo con parapente. Aunque por ahora no se han encontrado datos concretos sobre hipotéticos objetivos de sus atentados --el propio ministro se limitó a decir que preparaban acciones "en España y/o Europa--, los investigadores destacan que cerca de donde residía el "facilitador" se encuentra el Peñón y la base militar conjunta de Rota. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que dirige la investigación, les tomará declaración a lo largo del día de hoy.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba