Nacional

Los tres islamistas detenidos "tenían explosivos para volar un autobús"

Se trata de dos ciudadanos de las ex repúblicas soviéticas y un turco que podrían estar planeando cometer atentados. Dos han sido detenidos en Ciudad Real, en un viaje hacia Irún, y el tercero en Cádiz.

De izquierda a derecha los detenidos A.A.A, C.Y. y M.A.
De izquierda a derecha los detenidos A.A.A, C.Y. y M.A. Ministerio del Interior

La Policía Nacional ha detenido a tres supuestos miembros de Al Qaeda, dos ciudadanos de ex repúblicas soviéticas y un turco, que podrían estar planeando cometer atentados, han confirmado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista. Dos de los terroristas, C. Y. y M. A, han sido detenidos en Ciudad Real, en Almuradiel, en un atutobús de línea que se dirigía a Irún. El tercero, el ciudadano turco A. A. A., en La Línea de la Concepción (Cádiz).

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado que los islamistas "tenían explosivos para volar un autobús" y se les ha incautado documentación para uso y manejo de ultraligeros y aviones teledirigidos. Los dos islamistas de Almuradiel llevaban dos meses viviendo en España. Eran considerados 'operativos' por la Policía y uno de ellos opuso resistencia en el momento de su detención. Lo que no ha querido concretar el ministro ha sido ni la cantidad ni el tipo de explosivo que manejaban.

Según fuentes policiales el detenido en Cádiz tenía una vivienda con explosivos en la Línea de la Concepción. Vivía en un chalet junto a su mujer en esta localidad y era el 'facilitador' de los otros dos arrestados, les proporcionaba el material que necsitaban. De acuerdo con estas mismas fuentes, se descarta que los terroristas estuvieran en posesión de sustancias venenosas, como se había informado en un primer momento.

La investigación, que continúa abierta, está dirigida por el titular del juzgado central de instrucción número cinco, Pablo Ruz.

Otras operaciones similares

Ésta última operación desarrollada en Cádiz no es la primera contra el terrorismo de raíz yihadista que se desarrolla en España en los últimos meses.

El pasado mes de junio, la Policía Nacional detuvo en Melilla a dos ciudadanos españoles, de 25 y 30 años, integrantes de una célula islamista acusados de torturar y asesinar a dos compañeros que se habían desvinculado de la ortodoxia religiosa impuesta en el grupo y que eran "capaces de cometer atentados de especial brutalidad".

Según explicó entonces Jorge Fernández Díaz, los dos detenidos, de origen magrebí, pertenecían a "la misma ortodoxia radical" de los islamistas que se inmolaron en Leganés (Madrid), días después de los atentados del 11 de marzo de 2004.

El grupo, liderado por Rachid Abdellah Mohamed y Nabil Mohamed Chaib, arrestados en el barrio melillense de la Cañada Real, se dedicaba a reclutar y adoctrinar a jóvenes a los que después enviaba a campos de entrenamiento o zonas en conflicto bélico como Afganistán.

También, el pasado mes de marzo, la Guardia Civil detuvo en Valencia a un hombre de nacionalidad saudí, pero nacido en Jordania, conocido como el "bibliotecario" de Al Qaeda y pieza clave de la campaña de propaganda y de captación de terroristas de esta organización en Internet.

El arrestado estaba dedicado a tiempo completo a difundir la yihad en Internet, trabajaba en su casa entre 8 y 16 horas diarias en la captación y adoctrinamiento de islamistas radicales e incluso para facilitar el transporte de terroristas a Afganistán y otras zonas en las que actúa la citada organización.

El año pasado también fue detenido un hombre en Cádiz por su presunta relación con Al Qaeda y que planeaba envenenar depósitos de agua de complejos turísticos y viviendas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba