Nacional

La infanta niega todos los gastos que la incriminan: "Tengo diez tarjetas de crédito y a veces me confundo"

El juez preguntó a Doña Cristina durante una hora por todos sus gastos factura a factura. La infanta justificó que cargara a la Visa Oro de la empresa sus gastos personales: "tengo diez tarjetas de crédito y a veces me confundo" dijo la hija del Rey en un interrogatorio en el que negó saber nada de Aizoon: "Yo confío plenamente en mi marido. Firmé lo que me dijo", respondió.

La Infanta Cristina se despide de la prensa a su salida de los juzgados de Palma tras prestar declaración.
La Infanta Cristina se despide de la prensa a su salida de los juzgados de Palma tras prestar declaración. GTres

“Confiaba plenamente en mi marido”. Ésa fue la respuesta que la infanta Cristina dio al juez Castro y la que resume su estrategia de defensa en la que “no lo sé” y “no me consta” fueron las respuestas más repetidas a más de seis horas de interrogatorio de las que el juez ocupó cuatro y en las que el magistrado repasó empresa a empresa y factura a factura cada una de las pruebas que incriminan a la hija del Rey. Las otras dos horas se las repartieron fiscal, abogacía del Estado y defensas para volver a escuchar el desconocimiento como respuesta recurrente.

“Confiaba plenamente en mi marido”, dijo Doña Cristina

Las preguntas del juez comenzaron haciendo un repaso a las sociedades con las que Iñaki Urdangarín y Diego Torres habían facturado a las administraciones públicas. “¿Sabe lo que era Namasté? (la empresa de consultoría con la que Urdangarín facturó a gobiernos autonómicos) No lo sé”. La misma secuencia y el mismo "no lo sé" se repitió empresa instrumental a empresa instrumental hasta llegar a Aizoon en la que la infanta también alegó desconocimiento pero con una fórmula diferente: aseguró conocer su existencia pero aseguró que se desentendió de Aizoon en el momento en que firmó sus actas de constitución.

  • "¿Cómo le propuso Iñaki Urdangarín entrar en Aizoon?”, preguntó el juez
  • “A él le pareció interesante y yo confío plenamente en mi marido. Firmé porque él me lo dijo”, respondió la infanta

Doña Cristina aseguró que se desvinculó de Aizoon a tras firmar las actas y sobre el auto-alquiler del Palacete de Pedralbes, la infanta aseguró desconocer que su casa era la sede de la empresa. Pese a que las escrituras muestran su rúbrica en las casillas de arrendador y arrendatario a la vez, Doña Cristina asegura que descubrió esa situación hace unos meses cuando la publicó la prensa.

Gastos personales cargados a la empresa Aizoon

Más de una hora Castro dedicó el juez Castro a enseñar factura a factura a la infanta gastos personales que la hija del Rey cargó a la empresa Aizoon y por los que no tributó. Entre esas facturas se encontraban los gastos cargados a la Visa Oro de Aizoon a los que –según mostró el juez—había pasado un tiquet de peaje en Logroño. “Yo tengo 10 tarjetas de crédito y a veces me confundo”, dijo literalmente la infanta que aseguró que “quizá su acompañante le entregó la tarjeta de crédito equivocada”.

"Alteza, ¿usted lee lo que firma?" preguntó la acusación sin obtener respuesta

Doña Cristina sí reconoció haber comprado un cuadro de más de 4.000 euros pero no admitió haberlo pagado. “Él se encargaba de los pagos”, aseguró la infanta en referencia a su marido. Igualmente negó saber cómo se había pagado la vajilla que el matrimonio cargó a Aizoon, los muebles de su domicilioo los gastos personales que –según el e-mail que mostró el juez a la hija del Rey— reconocían que eran partidas irregulares y que Urdangarín autorizó. "No lo sé", "no me consta" o "no lo recuerdo" fueron las tres variantes para la multitud de preguntas sobre esos gastos. Doña Cristina también negó conocer también cómo se había contratado al servicio doméstico en su casa, pese a que las empleadas de su hogar figuraban como empleadas de Aizoon.

El papel del Rey

Doña Cristina sí admitió que el Rey había advertido al matrimonio de que se apartara del Instituto Noos a partir del año 2006, cuando se denunciaron las primeras irregularidades. Ante la alegada ignorancia y el reiterado "no lo sé" se cerró el interrogatorio con una pregunta de protesta por parte de la acusación popular a la que Doña Cristina no respondió: “Alteza, ¿usted lee lo que firma?”


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba