Nacional

El único desliz de la infanta: "Sabía que mi marido iba a canalizar sus ingresos a través de Aizoon"

La declaración de Doña Cristina le ha servido para intentar negar todas las acusaciones que sostenía el juez Castro. Pero a preguntas del Fiscal, la hija del Rey ha cometido un error: ha admitido que sabía que su marido iba a canalizar sus ingresos profesionales a través de Aizoon. Esa respuesta y los documentos de Castro abren una vía para su acusación.

La Infanta Cristina a su salida de los juzgados de Palma tras prestar declaración
La Infanta Cristina a su salida de los juzgados de Palma tras prestar declaración EFE

El cuestionario de la infanta estaba ensayado hasta el milímetro. Algunas de las preguntas del fiscal Pedro Horrach excusaban el comportamiento de la infanta más allá de los hechos juzgados tal y como ocurrió cuando preguntó por su día a día en La Caixa. Pero cuando todo discurría según lo previsto, las preguntas de la abogada del Estado la llevaron a incurrir en un error al admitir que “sabía que mi marido iba a canalizar sus ingresos profesionales a través de Aizoon”, dijo literalmente.

Ese desliz implica que sabía lo que negó saber en el resto de las cuestiones, es decir, que Aizoon no era una fundación sin ánimo de lucro sino una empresa creada para camuflar ingresos irregulares.

Un segundo elemento de su declaración compromete la versión de Doña Cristina: la hija del Rey reconoció que su padre les recomendó en el año 2006 que se apartaran del Instituto Noos, la empresa que Urdangarín y Torres utilizaron para cobrar a las administraciones públicas de la Comunidad Valenciana, Baleares y Madrid. El Rey advirtió a los Duques de Palma antes de que la fiscalía comenzara su investigación.

Sin embargo, pese a las denuncias de la fiscalía, Aizoon –la empresa que compartían al 50% Iñaki Urdangarín y su esposa—nunca enmendó sus cuentas. Ninguno de los dos socios corrigió sus cuentas ni modificó los ingresos declarados a Hacienda.

Declaración frente a pruebas

Los abogados de la infanta trabajan ya en el escenario del sobreseimiento de Doña Cristina. El bufete de Roca aseguró que había respondido “todo lo que se podía responder”. Sin embargo, las partes contrarias consideran que negar todas las evidencias que se le mostraron puede no extinguir sus problemas.

El magistrado acumula tres juegos de pruebas que ya detallaba en su auto, entre las que figuran facturas claramente personales e e-mails que probarían como cargó conscientemente gastos personales a la empresa esquivando a Hacienda. Esas pruebas documentales permitirían al juez redondear un escrito de acusación.

Un interrogatorio “exculpatorio”

La negativa de la infanta a contestar a las acusaciones hizo que sólo las preguntas del juez fueran inculpatorias. Eso llevó a la protesta formal de las acusaciones populares que terminaron el turno de interrogatorios denunciando lo que consideraron como “una situación extremadamente significativa: sólo ha contestado a preguntas claramente exculpatorias”, dijo la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, en la vista que describió la situación como un “drama procesal”.

También denunció la situación el representante del Frente Cívico Somos Mayoría de Julio Anguita, Manuel Delgado, que preguntó en voz alta a la infanta cuestiones como por qué había montado Aizoon, obteniendo el silencio como respuesta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba