Nacional Carmena insiste en mantener a Zapata como concejal tras su imputación por humillar a las víctimas de ETA

La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, confirma que Zapata sigue como concejal pese a haber sido imputado por un posible delito de humillación a las víctimas del terrorismo, como pedía la Fiscalía, por sus tuits sobre Irene Villa, que deberá declarar como testigo el mismo día. Desea además que la Justicia sea "tan rápida" en el resto de casos.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha citado al concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata para que declare el 7 de julio como imputado por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo en relación a los tuits que escribió en 2011 desde su cuenta personal. Una imputación que, sin embargo, no afectará a su continuidad como concejal. Así lo ha anunciado la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, que ha deseado que la Justicia sea "tan rápida y eficaz" en el resto de procesos judiciales, algunos de los cuales acumulan años de retraso.

Preguntada por la permanencia de Zapata como concejal de Fuencarral-El Pardo y Villaverde, Maestre ha recordado que la decisión que adoptó el equipo de Gobierno tras la polémica por sus chistes "desafortunados y lamentables" pasó por apartarle de Cultura porque "tenía sentido" pero no de los distritos, una decisión que mantienen. 

En un auto notificado este jueves, Pedraz ha citado también para ese mismo día a Irene Villa, en calidad de testigo, por ser la víctima del delito de humillación, si bien le ha indicado que puede pedir el cambio de la fecha si no quiere coincidir con Zapata, citado ese día un cuarto de hora antes.

El delito de humillación a las víctimas del terrorismo está penado con hasta dos años de cárcel

El juez admite así, a petición de la fiscal Blanca Rodríguez, la querella que interpuso contra Zapata la asociación Dignidad y Justicia, por considerar que sus tuits generaron "descrédito, menosprecio, humillación" a las víctimas del terrorismo. Concretamente a la víctima de ETA Irene Villa por un tuit que publicó el 31 de enero de 2011 en el que decía: "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos". 

Para la fiscal este comentario es constitutivo de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, penado con hasta dos años de cárcel, por ser "objetivamente vejatorio y humillante para la destinataria víctima del terrorismo, en particular, y en general para todas las víctimas que de una forma u otra lo han sido del terrorismo de la organización terrorista ETA". 

Querella con defectos formales

Por otra parte, Pedraz reclama 20.000 euros de fianza a Dignidad y Justicia para dejar que se persone como acusación popular, aunque le indica que si esta suma le resulta "desproporcionada" puede solicitar su rebaja aportando los presupuestos de este año y sus cuentas anuales. Además, según el auto, en la querella se observan defectos formales como no haber aportado estatutos de la asociación ni poder especial, además de no haber comparecido a ratificar la querella. 

Al pedir la imputación de Zapata, la fiscal recordaba otros polémicos tuits que propiciaron su dimisión como responsable de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid, como uno en el que bromeó sobre el holocausto judío diciendo: "¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero". 

Si bien la fiscal entiende que este comentario "puede implicar incitación al odio y a la violencia", no le acusa por ningún delito relacionado con ello, ya que la querella de Dignidad y Justicia se basa únicamente en el artículo 578 del Código Penal, relativo al enaltecimiento del terrorismo y la humillación a las víctimas del terrorismo. 

Pedraz reclama una fianza de 20.000 euros a Dignidad y Justicia para personarse como acusación popular

Este artículo, según recordaba la representante del ministerio público, castiga "la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares", unos actos que, recuerda, "generan la perplejidad e indignación de la sociedad que les hace merecedores de reproche general". 

Zapata dimitió el pasado día 15 como concejal de Cultura -aunque conserva su asiento en el Ayuntamiento de Madrid como concejal del distrito de Fuencarral- para no condicionar al gobierno encabezado por Manuela Carmena. Pidió además perdón por el daño que sus comentarios pudieran haber causado, asegurando que no es antisemita, que siempre ha rechazado la violencia, y afirmó que había contactado con los afectados por sus "bromas" y que remitiría cartas a los principales señalados, como la comunidad judía.

Consulte aquí el auto judicial:


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba