Nacional

Ana Botella convierte a los agentes de movilidad en una máquina de poner multas

El Ayuntamiento de Madrid deja morir el cuerpo, casi sin competencias, y les expedienta e impone suspensión de empleo y sueldo si ponen menos multas que la media. En los últimos años se han abierto hasta 600 expedientes.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante la 21 Unión Intermunicipal Popular.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante la 21 Unión Intermunicipal Popular. EFE

El Ayuntamiento de Madrid, que preside Ana Botella, ha convertido el cuerpo de Agentes de Movilidad en una máquina de poner multas, según denuncian los propios profesionales. La dirección del cuerpo de agentes de Movilidad les presiona para que mantengan el número de sanciones pese a ser la mitad de la plantilla, según explican fuentes sindicales. De 1.200 agentes que tenía en un principio hay en la actualidad unos 600.

En los últimos años se han abierto hasta 600 expedientes, pero los sindicatos destacan los 25 con suspensión de empleo y sueldo de tres meses por falta de rendimiento. “Buscaban –explican- un fin aleccionador y ejemplarizante. Han estado sancionando a los que ponían multas por debajo de la media. Eran castigados con tres meses de suspensión de empleo y sueldo”. Sin embargo, posteriormente los sindicatos han recurrido las sanciones y ganado los contencioso administrativos. Por ello, los directivos de Movilidad han reducido el número de expedientes, ya que perdían y tenían que pagar las costas.  

Los agentes de movilidad denuncian que desde la subdirección General de Movilidad se ha diseño un concurso para proveer las plazas de jefe de sección para consolidar a los actuales tres suboficiales de policía destinados provisionalmente en dichos puestos, según una denuncia hecha por el sindicato Manos Limpias. El cuerpo de Agentes de Movilidad fue creado hace nueve años y sus responsables fueron elegidos entre la policía municipal en comisión de servicios. El problema es que las comisiones de servicio se pueden dar por dos años y los actuales responsables operativos del cuerpo llevan casi nueve.

Estos policías no quieren perder sus privilegios, pues además de un plus económico tienen un horario más reducido que el resto de los que están en la Policía Municipal. En un escrito presentado al concejal de Movilidad, Diego Sanjuanbenito, Manos Limpias señala que la la Subdirección General de Movilidad “lejos de perseguir el interés común de todos los ciudadanos, orbitan el diseño de su gestión hacia el cumplimiento de unos objetivos que redundan en el cobro de unas primas de productividad remuneradas”.

Es decir la cúpula de Movilidad tiene en la producitividad una parte de su sueldo. ¿Y cómo obtienen más multas? Cuanto más multas más ganan. Planifican, al margen de la jornada laboral, un turno nocturno que opera en fines de semana con el objetivo único de cargar un elevado número de grúas e imponer un determinado número de multas. Dicho servicio se realiza siempre con horas extra, y con los mismos agentes. Hacen lo mismo los días de fútbol.

El escrito entregado a Sanjuanbenito, que ha sido redactado en colaboración con un grupo de agentes, señala que “se vulnera la legislación vigente y saltándose los protocolos fijados por la Policía Municipal se ha planificado un servicio que retira de la vía todos aquellos vehículos que no acrediten el seguro en vigor, a pesar de no circular y estar correctamente aparcados”. Estos agentes señalan que el director general de Movilidad afirmó en una  mesa de negociación que los problemas del Cuerpo de Agentes de Movilidad “los solucionaba con expedientes disciplinarios”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba