Nacional

El Partido Popular se queda solo en la aprobación del aforamiento de don Juan Carlos

El texto sale adelante con los votos del PP, Foro Asturias y UPN. PSOE y CIU se abstienen. Tras su paso por el Senado para la aprobación definitiva, el rey Juan Carlos, la reina Sofía, la reina Letizia y la Princesa de Asturias solo podrán ser juzgados por el Tribunal Supremo.

El pleno del Congreso ha aprobado la reforma legislativa para extender el aforamiento al rey Juan Carlos, la reina Letizia, la reina Sofía y la princesa de Asturias, un texto que sólo ha contado con los votos del grupo mayoritario, el PP, y de los dos diputados de ForoAsturias y UPN. Según informa Efe, el principal partido de la oposición, el PSOE, se ha abstenido, al igual que CiU y Coalición Canaria, mientras que se han opuesto a esta reforma la Izquierda Plural, UPyD, el PNV y buena parte del Grupo Mixto (Amaiur, ERC, BNG, Compromís, Nueva Canarias y Geroa Bai).

La reforma se remite ahora al Senado para su aprobación definitiva y el aforamiento de Don Juan Carlos será efectivo cuando se publique la ley en el BOE. A partir de ese momento, todas las causas, penales o civiles, dirigidas contra don Juan Carlos, doña Sofía, doña Letizia y Leonor, se tramitarán en el Tribunal Supremo.

Toda la oposición ha reprochado al PP la urgencia con la que se ha tramitado el texto y la ausencia de un debate a fondo, críticas que ha rechazado el partido mayoritario. "Ni improvisación ni precipitación; previsión y responsabilidad" para "cubrir un vacío legal", ha dicho el diputado popular Leopoldo Barrera. Justificaba esta reforma por "sentido de la responsabilidad" y "sentido de Estado" y lamenta que el PSOE y otros grupos digan compartir el fondo pero invoquen razones de forma para justificar su abstención.

Además ha aclarado que el aforamiento no supone inmunidad ni impunidad y solo establece el órgano especial que tramitaría las causas, como también han recordado los dos únicos diputados que se han sumado al PP en sus votos a favor, Carlos Salvador (UPN) y Enrique Álvarez Sostres (Foro).

Las voces críticas

La diputada del PSOE Meritxel Batet ha criticado el "mal procedimiento" de esta ley y su "falta absoluta de consenso" y ha recordado que los fueros especiales no están para proteger a las personas sino a las instituciones y la democracia. "La responsabilidad de estar solos hoy y las consecuencias que eso comporta es solo suya", ha argumentado Batet ante los diputados del PP, a los que también ha advertido de que sólo consiguen que un instrumento diseñado para proteger la democracia la esté dañando.

Gaspar Llamazares, de IU, ha lamentado que el Congreso se convierta hoy "en un monumento al desacato al Poder Judicial, un monumento al desacato a un juez", con una "ley anti juez Castro", en alusión al instructor del caso Nóos, que ha procesado a la infanta Cristina.

CiU, que se ha abstenido como el PSOE, cree también que el procedimiento ha sido "acelerado" y "exprés" cuando debería haberse abordado una reforma global para "acotar" los casi 10.000 aforados que hay en España, según ha dicho el diputado Jordi Jané. También ha reivindicado "legislar de manera distinta", respetando las formas y "contando con todos" y se ha preguntado: "¿Tanta prisa es necesaria?".

Por el PNV, Emilio Olabarria ha fundamentado su voto en contra en que este pleno es "manifiestamente ilegal" por no cumplir los plazos reglamentarios y ha advertido de que la reforma levanta sospechas y suspicacias sobre "a quién se quiere proteger y de qué".

Una "chapuza". Así ve esta ley la diputada de UPyD Irene Lozano, quien ha lamentado que todavía haya quien se pregunte por qué los ciudadanos han perdido la confianza en la política, porque al final parece que sólo se pretende "proteger a ciertas elites".

Joan Tardá, de ERC, ha acusado al PP de cometer "otro fraude a la democracia" y ha advertido de que las nuevas generaciones no van a permitir que se les "robe" el "derecho a decidir".

Desde Amaiur, Onintza Enbeita ha señalado que "algo esconde" esta reforma por la prisa, y se ha preguntado "de qué" se quiere proteger a don Juan Carlos mientras Uxue Barkos, de Geroa Bai, ha señalado que no se cuestiona el aforamiento de un cargo público, sino el de alguien que ya no lo es.

Colocando una flor en el vaso de agua de la tribuna, el diputado de Compromís Joan Baldoví ha dicho que este debate ha convertido al Parlamento en "un lugar decorativo, un florero" y que "no hay ciudadano demócrata que entienda" que se mantengan privilegios para alguien por razón del cargo que tuvo.

"¿De qué quiere el Gobierno proteger al rey con este aforamiento y con estas prisas?" ha preguntado la diputada del BNG Olalla Fernández Davila, quien también ha planteado "qué quiere proteger el Gobierno" cuando defiende recurrir la imputación de la infanta Cristina.

Ana Oramas, de CC, ha admitido estar de acuerdo con el aforamiento para el rey, pero ha justificado su abstención porque la reforma debería haberse acordado entre todas las fuerzas políticas y no "de tapadillo y con urgencia”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba