Toda la oposición, incluido el nacionalismo catalán, pone pegas a la rapidez del proceso

El PP impone en solitario la tramitación rápida del aforamiento de don Juan Carlos

El PP amparará en solitario el trámite parlamentario que permitirá el aforamiento de don Juan Carlos en un plazo inferior a tres semanas. La desaparición de escena de Alfredo Pérez Rubalcaba ha impedido el respaldo del PSOE y también ha hecho recular al resto de la oposición.

Mariano Rajoy y don Juan Carlos, en la firma de su abdicación.
Mariano Rajoy y don Juan Carlos, en la firma de su abdicación. EFE

En cuestión de solo tres semanas, el Senado dará su aprobación al aforamiento de don Juan Carlos en un pleno extraordinario. Este martes lo ha aprobado la comisión del Congreso y el jueves se verá también en pleno en la Cámara Baja. El PP, finalmente en solitario, ha encauzado el blindaje judicial del anterior monarca mediante sendas enmiendas a la ley de racionalización del sector público y la ley del Poder Judicial. Esta forma tan rápida de actuar chirría tanto que ha puesto en pie de guerra, con matices, a los principales grupos de la oposición.

La división interna en el PSOE le llevará a abstenerse en la votación

En las filas socialistas se ha optado por la abstención ya que la posición no es unánime. Ya se deja notar en ellas la lenta despedida de Alfredo Pérez Rubalcaba. Este lunes, la diputada catalana Meritxell Batet ha dicho que el procedimiento exprés pensado por el PP para aforar a don Juan Carlos no es el más adecuado. En el fondo, este matiz conecta con las posiciones expuestas por la mayoría de los candidatos del PSOE a sustituir a Rubalcaba en la secretaría general: Eduardo Madina y Pedro Sánchez no han rechazado el aforamiento, pero sí el método empleado para ello. La impresión es que hablan con la boca pequeña y ninguno de los dos se atreve a coger, de verdad, el toro por los cuernos. Al final, su partido se abstendrá en la votación final para no decantarse por ninguno de los dos bandos.

Otro candidato a la secretaría general, José Antonio Pérez Tapias, sí ha dicho claro y alto que el PSOE debería votar en contra de este blindaje jurídico de don Juan Carlos ya que la figura del aforamiento está vinculada al ejercicio de determinadas responsabilidades y él ya no desempeña las funciones de Rey.

Oposición al tratamiento exprés

El distanciamiento de los socialistas del sistema previsto por el Gobierno para proteger judicialmente a don Juan Carlos se suma a las críticas del resto de los partidos de la oposición.Gaspar Llamazares, en representación de la Izquierda Plural, ha anunciado un recurso a la presentación de estas enmiendas del PP, pues considera que se ha vulnerado el reglamento del Congreso al no cumplir los plazos estipulados. Su grupo concluye que las enmiendas nada tienen que ver con la racionalización del sector público ni con reformas administrativas, por lo que procedería su calificación como no congruentes, y consecuentemente, su inadmisión a trámite. Además, el aforamiento de miembros de la Casa Real pretendido en estas debería ser objeto, en su caso, de una iniciativa legislativa específica e independiente, se argumenta en el recurso de IU. Los nacionalistas catalanes también se han sumado a la contestación. CiU ha explicado que una reforma como la planteada requiere una reflexión global y no puntual como la que ha presentado el PP.

La mayoría absoluta que abriga al Gobierno en el Parlamento impedirá, a pesar de las críticas, que la ofensiva de la oposición prospere. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba