Catalá afirma que el aforamiento "no es un privilegio, sino una "garantía"

El Gobierno justifica en la falta de consenso su negativa a retirar el blindaje a los políticos

Un paso adelante, y otro atrás: en la agenda del Gobierno no está suprimir el aforamiento a los políticos, según ha dejado claro esta mañana en el Congreso el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá
El ministro de Justicia, Rafael Catalá Efe

Hay dos artículos de la Constitución que blindan el aforamiento de los políticos, el 71.3 y el 102.1, y ninguno será modificado mediante una reforma exprés de la Carta Magna. Así lo ha dicho este mediodía en el Congreso de los Diputados el ministro de Justicia, Rafael Catalá, respondiendo a una interpelación de la portavoz de UPyD, Rosa Díez. Esta última le ha pedido al Gobierno que dentro de su política de transparencia comience por suprimir el aforamiento de los 600 parlamentarios que forman parte del Congreso y el Senado. Y el titular de Justicia le ha respondido que empezar la supresión del número de aforados por esta iniciativa es lo más difícil, ya que implica reformar la Constitución, una aventura "para la que no hay el consenso suficiente".

El ministro de Justicia afirma que el número total de aforados ronda los 280.000 en toda España

Catalá ha dejado ver también de forma implícita que aunque esta reforma constitucional estuviera madura, el Gobierno no está por la labor de eliminar este aforamiento. Y ha dado varias razones para ello. En primer lugar, considera que para cualquier político, esar aforado "no es un privilegio, sino una garantía". En segundo lugar, opina que el aforamiento "supone un reforzamiento de la independencia del órgano jurisdiccional" encargado de juzgar, ya que, al final, el aforado puede ser imputado y condenado igual que el resto de los mortales. Además, ha añadido Catalá, en el caso de los jueces, de los fiscales y de las fuerzas de seguridad, el estar aforados implica que se les da mayores facilidades para desempeñar sus tareas.

Catalá, sin contradecir a lo que desde la misma tribuna del Congreso ha afirmado recientemente el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantiene que el número de aforados es excesivo, pues disfrutan de esta condición alrededor de 280.000 cargos públicos en toda España. "Es un número excesivo, pero convendría empezar a reducirlo por lo más sencillo, por ejemplo por los jueces de paz".

Rosa Díez emplaza al Gobierno a utilizar la mayoría absoluta para eliminar aforamientos

Rosa Díez le ha pedido a Catalá que utilice la mayoría absoluta con la que gobierna el PP para eliminar lo que considera, a todas luces, un auténtico privilegio de los políticos. "Nosotros debemos ser los primeros en dar ejemplo y el Gobierno tendría que utilizar su mayoría absoluta para acabar con este tipo de privilegios mediante una reforma exprés de la Constitución, si hace falta". Rosa Díez le pidió personalmente a Mariano Rajoy durante el encuentro que ambos mantuvieron en La Moncloa a la vuelta del verano que diera pasos rápidos en esta dirección con el fin de recuperar la confianza de los ciudadanos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba