La Cámara Baja no decidirá hasta hoy lunes si suspende la actividad parlamentaria durante toda la semana

La familia del expresidente no confirmó su deseo de instalar la capilla ardiente en el Congreso hasta dos horas y media después de su fallecimiento

Desde el pasado viernes en que el hijo de Adolfo Suárez anticipó que el fallecimiento de su padre podía ser inminente, el Congreso tenía listos los preparativos para instalar la capilla ardiente del expresidente. Sin embargo, el visto bueno definitivo de la familia no llegó ayer domingo hasta dos horas y media después de su muerte.

Adolfo Suárez Illana en las proximidades de la Clínica Cemtro
Adolfo Suárez Illana en las proximidades de la Clínica Cemtro EFE

Una vez que Adolfo Suárez Illana confirmó el pasado viernes que los médicos le daban a su padre 48 horas de vida como máximo, el Congreso puso en marcha los preparativos necesarios para la instalación de su capilla ardiente, siempre con la reserva de que iba actuar siguiendo los deseos de la familia. Estos no se confirmaron ayer domingo hasta dos horas y media después del fallecimiento: El expresidente murió pocos minutos después de las tres de la tarde y Jesús Posada, presidente de la Cámara Baja, no recibió la confirmación hasta las cinco y media. Hasta media tarde, pues, se tuvieron dudas en el Congreso de si la familia Suárez iba a optar por los mismos pasos que dio en iguales circunstancias la del expresidente Leopoldo Calvo-Sotelo o, en cambio, iba a preferir un velatorio más íntimo, como el que escogió la familia del expresidente del PP Manuel Fraga tras su muerte hace dos años.

Hasta el último momento se dudó de si la familia de Suárez quería o no el mismo tratamiento que el Congreso dio a Leopoldo Calvo-Sotelo tras su muerte en 2008

La capilla ardiente de Adolfo Suárez quedará finalmente instalada a primera hora de hoy en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso, utilizado para actos solemnes. Sus restos estarán custodiados por soldados de los tres Ejércitos y agentes de la Guardia Civil. La bóveda del Salón de Pasos Perdidos es obra del pintor Vicente Camarón y contiene diversas alegorías: los cuatro continentes, la ley, la justicia, la religión y la abundancia. También muestra en su perímetro 28 medallones con los políticos más célebres del XIX.

Por la capilla está previsto que pasen los Reyes hacia las 10 de la mañana una vez que los restos mortales del expresidente hayan sido recibidos en el viejo Palacio de la Carrera de San Jerónimo por Mariano Rajoy, Jesús Posada y Pío García Escudero, en representación del Gobierno y de las dos Cámaras parlamentarias. Los Príncipes de Asturias no podrán visitar la capilla ardiente de Suárez en compañía de los Reyes ya que viajarán por la mañana a Bilbao para asistir al funeral del exalcalde Iñaki Azkuna. A ella podrán acceder los ciudadanos una vez hayan abandonado el recinto don Juan Carlos y doña Sofía. La Casa Real ha suspendido toda su agenda oficial hasta el jueves.

Los restos de la mujer de Suárez, Amparo Illana, se trasladarán en breve junto a los suyos a la catedral de Ávila

La capilla se cerrará a primera hora de la mañana del miércoles y los restos mortales del exjefe del Ejecutivo recibirán sepultura en la catedral de Ávila, donde reposan los restos de Claudio Sánchez Albornoz, presidente del Gobierno en el exilio durante la II República. Allí serán trasladados también en breve los restos de Amparo Illana, la mujer de Suárez, que reposan desde 2001 en la capilla abulense  Mosén Rubí. El féretro del expresidente será despedido el martes desde el Palacio de las Cortes con honores de Estado, cubierto con la bandera de España y bajo los acordes del himno nacional.

El Consejo de Ministros se reunirá a primera hora de hoy en el Congreso para conceder al expresidente el Collar de la Orden de Carlos III

Este lunes a las nueve de la mañana se reunirá en la sala de Gobierno del Congreso el Consejo de Ministros para aprobar la concesión a Suárez, a título póstumo, del Collar de la Orden de Carlos III. La Cámara Baja no confirmará hasta después de esta reunión si suspende la actividad parlamentaria durante toda la semana, teniendo en cuenta que el Ejecutivo ha declarado tres días de luto oficial, hasta el próximo jueves. El presidente del Congreso, Jesús Posada, al que Suárez nombró gobernador civil de Huelva con tan solo 32 años, señaló ayer que tras la muerte de Suárez,  “todos los españoles se sienten “un poco huérfanos”.

Los tres días de luto oficial declarados ayer por el Gobierno concluirán el jueves. El lunes habrá un funeral de Estado oficiado en la madrileña catedral de La Almudena.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba