Nacional

Colau no cederá el castillo de Montjuïc para celebrar una misa por la Guerra Civil

El Ayuntamiento de Barcelona sostiene que el acto contraviene la Ley de Memoria Histórica y considera que el castillo no es "un espacio adecuado donde celebrar actos religiosos ya que es un equipamiento público, abierto a todos, donde se llevan a cabo actividades culturales".

Imagen del Castillo de Montjuïc
Imagen del Castillo de Montjuïc Flickr: Dani Paschkes

No habrá misa por los sublevados de 1936. El Ayuntamiento de Barcelona ha denegado el uso el Castillo de Montjuïc para celebrar en uno de sus fosos un acto por los caídos en la Guerra Civil del bando nacional previsto para el próximo domingo, 19 de julio, coincidiendo con el aniversario del levantamiento militar en la ciudad.

El consistorio que encabeza Ada Colau considera que este acto, una tradición que instauró el régimen franquista y que lleva celebrándose desde 1940 en el foso de Santa Elena, contraviene la Ley de Memoria Histórica. Tal y como adelanta este jueves el periódico El País, el gobierno municipal cree que "la misa, que se presentaba como un acto por todos los difuntos de la guerra, encubre en realidad un acto de exaltación del alzamiento militar". Además, las disposiciones de la Ley 52/2007 de memoria histórica establecen, según recoge La Vanguardia, que "las administraciones públicas no pueden realizar menciones conmemorativas del levantamiento militar y de la represión de la dictadura".

El Ayuntamiento de Barcelona no considera Montjuïc "un espacio adecuado donde celebrar estos actos religiosos"

Por ello, el teniente alcalde de Barcelona, Jaume Asens, ha defendido que la misa podría tratarse de un subterfugio y un "fraude de ley, porque en realidad el acto cubre un acto de exaltación". En este sentido, Asens ha añadido que diversas asociaciones de víctimas del franquismo se habían quejado por la convocatoria del acto organizado por Amigos del Castillo. Tras recordar que uno de los compromisos que Barcelona en Comú defendió durante la campaña electoral fue ser "especialmente sensibles en temas de memoria histórica", ha señalado que el ayuntamiento barcelonés no podía "favorecer un acto como el que se pretendía".

Teniendo en cuenta que muchos ciudadanos visitan el castillo en domingo, Asens ha señalado que "hay que salvaguardar los sentimientos de personas que pueden sentirse ofendidas" y ha añadido que "la finalidad del Ayuntamiento hacia este conjunto arquitectónico es potenciar su divulgación histórica y su conocimiento y, por tanto, no se considera un espacio adecuado donde celebrar estos actos religiosos". 

Por su parte, el comisionado de Memoria, Xavier Domènech, ha destacado que aunque "todos los ciudadanos tienen derecho a conmemorar lo que quieran, el Ayuntamiento tiene una responsabilidad ética con la memoria histórica y debe ajustarse al marco legal". "Si hay un espacio cargado de memoria y con el que la ciudad tiene una relación compleja, ese es Montjuïc", ha rematado al respecto.

El Ayuntamiento ha emplazado a la entidad convocante a reubicar la liturgia en otro espacio público municipal en una fecha que no coincida con el aniversario del alzamiento militar en la ciudad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba