Nacional

Francia no descarta el fallo mecánico: “Nada prueba todavía que el avión no tuviera un problema técnico”

“Nada prueba todavía que en el avión no se produjo ningún problema técnico”. Con esta premisa, los investigadores franceses que investigan las causas de la tragedia del avión de Germanwings en los Alpes se niegan a descartar la posibilidad de que el Airbus 320 con 150 personas a bordo tuviera un fallo mecánico que, de alguna forma, contribuyera a la catástrofe.

Un avión de Germanwings despega del aeropuerto de Palma de Mallorca
Un avión de Germanwings despega del aeropuerto de Palma de Mallorca Gtres

Después de que el fiscal de Marsella diera un giro inesperado a la investigación culpabilizando al copiloto alemán Andreas Lubitz como el único causante de que el avión se estrellara contra los Alpes de forma intencionada, los investigadores franceses no quieren por el momento descartar la hipótesis de que “el avión siniestrado tuviera algún problema técnico sin identificar que hubiera agravado la situación”, según confirman a Vozpópuli fuentes de la investigación en París.

El general Jean-Pierre Michel, jefe de los investigadores franceses, ha asegurado que aunque la investigación del siniestro del avión de Germanwings está prestando una atención especial a la personalidad del copiloto, no se han cerrado el resto de hipótesis, incluida la de un posible fallo del aparato.

“Aunque evidentemente hay que ser capaz de establecer prioridades en una investigación para darse el máximo de posibilidades de resolverla, no tenemos el derecho de descartar el resto de hipótesis, incluida la mecánica, hasta que no se haya demostrado que el aparato no presentaba ninguna dificultad”, ha dicho. Los investigadores siguen a la espera de encontrar la segunda caja negra y la esperan en el cuartel general de Le Bourget de la agencia francesa de investigación (Bureau d’Enquêtes et Analyses).

Las causas se conocerán “en meses o quizás más de un año”

Los investigadores franceses quieren dejar claro que “pasarán meses, incluso más de un año” hasta que pueda emitirse un informe sólido que explique las causas del accidente

Los investigadores franceses quieren dejar claro que “pasarán meses, incluso más de un año” hasta que pueda emitirse un informe sólido que explique las causas del accidente en Los Alpes. “Sólo en ese momento y cuando hayamos reconstruido el relato que nos ofrecen las dos cajas negras podremos conocer, junto con el análisis de la vida y personalidad del copiloto, la verdad de lo ocurrido”, precisan las mismas fuentes.

“El avión pertenecía a una compañía alemana con tripulación y cierto número de víctimas alemanas, por lo que la policía alemana se ve directamente afectada”, añadió Michel, que aseguró que Francia va a colaborar con ella “con total transparencia”.

La información que consiga Francia, según indicó, será transmitida a Alemania “y viceversa”, lo que permitirá ajustar la investigación conjunta en función de los elementos disponibles. “La dificultad reside ante todo en saber por qué se estrelló el avión en las condiciones en que lo hizo, y en aportar una respuesta a las familias”, apuntó el general, cuyo desplazamiento a Düsseldorf junto con otros dos especialistas franceses se prolongará, según subrayó, “el tiempo necesario”.

Primeras hipótesis tras el accidente

En las primeras horas, las autoridades francesas parecieron descartar la hipótesis terrorista al subrayar que el fuselaje del Airbus quedó en trozos grandes, un hecho que descartaría, por ejemplo, que el avión hubiese explotado en pleno vuelo. Sin embargo, la estampa que hallaron los servicios de emergencia fue muy distinta.

La aeronave quedó hecha añicos y sus restos y los cadáveres, esparcidos en un radio muy grande. El primer ministro francés, Manuel Valls, evitó la palabra atentado y se limitó a asegurar que los investigadores trabajan con todas las hipótesis sobre la mesa.

El elemento clave será el contenido de las dos cajas negras, aunque por el momento los investigadores franceses cuentan con el análisis del audio de una de las dos cajas negras. Antes de evitar descartar el fallo técnico, cabe recordar que en noviembre pasado, un avión similar de Lufthansa que volaba de Bilbao a Múnich sufrió una pérdida de altitud debido al bloqueo por congelación de las sondas del ángulo de ataque. Germanwings se apresuró a rechazar la edad del avión como posible detonante.

También negó la compañía que un problema detectado el lunes en la trampilla del tren de aterrizaje del aparato tuviera relación con el accidente. La dirección de la aerolínea Germanwings dijo que fue solucionado el mismo lunes en Düsseldorf.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba