Internacional

Obama y Putin se ignoran en público mientras Hollande les pide que luchen por la paz

Los presidentes de Rusia y EEUU, estrellas del aniversario de la llegada de los aliados a Normandía, en el que el presidente francés pide un esfuerzo para luchar contra los fanatismos, extremismos y nacionalismos.

El presidente de Francia, François Hollande, lo pidió por los militares y civiles muertos en las playas del desembarco hace 70 años. Este viernes, Hollande dijo ante los 18 reyes y jefes de Estado que habían acudido a celebrar el Desembarco que tienen el deber de servir a la paz y poner en marcha soluciones a los conflictos que ponen en peligro la convivencia.

Si había dos que se dieron por aludidos fueron los presidentes de la Federación Rusa, Vladimir Putin, y de EEUU, Barack Obama. Se vieron en el almuerzo, pero en la foto de familia se ignoraron y huyeron. En privado, parece que habían hablado 15 minutos y que llegan noticias esperanzadoras de la relación de Rusia con Ucrania. Esta conversación y la que Putin mantuvo con Petro Poroshenko, vencedor de las elecciones en el país, dan esperanzas a la paz en Ucrania. En los próximos días habrá continuación en estas conversaciones y un alto el fuego en Ucrania que permita callar las armas y permitir hablar.

La televisión francesa dio una imagen partida de los dos mandatarios al llegar a la playa de Sword. Y los espectadores del acto no pudieron por menos que echarse a reír. Si uno miraba a un lado, el otro lo hacía al contrario. Así casi un minuto.

El presidente francés dijo también que es responsabilidad de todos luchar contra los fanatismos, extremismos y nacionalismos. "Tenemos que tener tanto coraje como los que vinieron a estas playas", señaló ante 7.000 invitados a la playa.

Los actos que han celebrado los reyes y jefes de Gobierno han sido emocionantes con la presencia, aún, de cientos de veteranos. Pero la pelea Putin-Obama ha provocado la mayor parte de comentarios entre los asistentes a los homenajes. En la sala de prensa los cerca de tres mil acreditados dejaban su trabajo y se iban a las televisiones cuando llegaba uno de los líderes para ver la reacción del otro y si había saludo y cariño. Pero no.  

Obama amenaza con más sanciones por el apoyo de los prorrusos en Ucrania, pero Europa, en proceso de recuperación, muestra poco entusiasmo por los castigos por culpa de los intereses económicos de los países miembros de la Unión Europea. El propio Hollande tiene el encargo de Rusia de construir dos barcos de ataque en unos momentos que los presupuestos no están para buques  propios.

Habrá que esperar para conocer si las amenazas de Obama, que se ha puesto un plazo de dos semanas y los saludos de Normandía sirven para algo. En caso contrario, las materias primas y la energía, según dijo el presidente de EEUU, serían las próximas sanciones económicas a Putin y los rusos. 

Todos 70 años La fiesta del Desembarco ha celebrado que "todos tenemos 70 años". Es el lema que se ve en miles de carteles de Normandía desde hace un mes. Junto a este texto se ve una joven de no más de 30. La frase no deja de ser una copia del "todos somos berlineses" de Kennedy en la Guerra Fría. Pero el "todos tenemos 70 años" es una gran verdad.

La nueva Europa nació con la derrota de los criminales nazis, que tuvo un momento crucial en la invasión de Normandía que se celebra estos días en el norte de Francia. La unidad del mundo derrotó a los asesinos. Pero esa unidad se ha roto y hoy pasa un mal momento con la crisis de Ucrania.

La ceremonia  principal se ha celebrado en la playa de Sword, una de las cinco elegidas para el "Día D". Sobre la arena que se tiño de sangre de los británicos de la 3 División de Infantería británica Francia ha levantado estos días un gran teatro donde los representantes de los 18 países implicados en el Desembarco y en la II Guerra Mundial han gozado de la paz y de un gran espectáculo audiovisual.

Dos mil personas han trabajado para que este teatro de hierro y lona, que morirá este fin de semana, haya podido acoger a siete mil invitados y acompañantes, de los que tres mil fueron combatientes de aquellas heroicas jornadas del mes de junio de 1944. Quinientos músicos y militares y 650 figurantes han colaborado en el espectáculo que rememoró la llegada de la libertad de Francia y Europa.

Invitados 

La lista de invitados era impresionante. La reina Isabel II de Inglaterra; la reina Margarita de Noruega, Harald V de Noruega; Willen-Alesander; rey de Holanda; El rey Felipe de Bélgica. Estaban los presidentes de Slovaquia, Ivan Gasparovic; Karolos Papoulias (Grecia); Giorgio Napolitano (Italia); Barack Obama (EEUU); Bronislaw Komorowski (Polonia); Vladimir Putin (Rusia); Milos Zeman (Chequia); Angela Merkel (Alemania); Stephen Harper (Canadá), Tony Abbott (Australia); Jerru Mateparae (Nueva Zelanda). Todos ellos con François Hollande como anfitrión.

Cada cementerio ha tenido su ceremonia de homenaje a sus caídos. Un total de 130.000 hombres desembarcaron en Normandía el 6 de junio de 1944 bajo las balas y fuego del invasor nazi. A finales de junio ya habían pasado desde Inglaterra 1,5 millones de hombres. 

Las cifras de Normandía son todas grandes: 3.000 muertos por parte aliada y otros 3.000 civiles. Al final 600.000 entre muertos, heridos y desaparecidos. Un total de 54.000 eran alemanes, que tienen su propio cementerio en la zona, 24.000 americanos, 20.000 anglo-canadienses y 20.000 normandos, que sufrieron las bombas de los 3.467 aviones pesados y los 1.645 medios y cazas. Mil aparatos trajeron otros tantos planeadores con los que se apoyó desde el interior a los que desembarcaban en las playas.

Libertad para Europa

Hablar en Normandía es dar las gracias a los que lucharon por devolver la libertad al continente. El presidente francés François Hollande dijo en el cementerio americano, ante miles de tumbas de soldados de EEUU, que Francia nunca olvidará jamás a los Estados Unidos.

Las palabras de homenaje de Obama fueron similares, destacando el heroísmo de los soldados, en el cementerio que los americanos tienen en la playa de Omaha, donde los alemanes mataron cerca de tres mil soldados en la primera jornada del Día D. Tras su parlamento departió con los veteranos, que se peleaban por hacerse fotos con el presidente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba