Internacional

El presidente ucraniano condena la "flagrante violación" de su territorio por parte de Rusia

Moscú asegura que ambos países han pactado completar cuanto antes la entrega de la ayuda humanitaria. Los camiones rusos comenzaron esta mañana a cruzar la frontera sin el permiso de Kiev.

El jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, Valentín Naliváychenko, ha calificado de "invasión" la entrada del convoy humanitario ruso en territorio ucraniano sin el permiso de las autoridades de este país y sin la escolta de la Cruz Roja. "Esto lo llamamos invasión directa. Bajo la cínica cobertura de la Cruz Roja, (el convoy) son vehículos militares con documentos de cobertura", dijo Naliváichenko a los periodistas en Kiev. Las presidencias de Rusia y Ucrania han pactado completar cuanto antes la entrega de la ayuda.

Una columna de más de un centenar de camiones con ayuda humanitaria rusa comenzó a cruzar este viernes la frontera de Ucrania, informó la agencia rusa Interfax. Los primeros vehículos ya han llegado a la ciudad de Lugansk, según rebeldes prorrusos citados por la agencia Interfax. Estos separatistas controlan desde hace meses la localidad, uno de sus principales bastiones junto a Donetsk en el este de Ucrania.

Los vehículos entraron sin compañía del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), que en teoría debía supervisar el convoy, y sin que las autoridades ucranianas realizasen en la frontera las comprobaciones de la carga previstas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, "está al tanto" de que la columna con ayuda humanitaria avanza hacia Lugansk, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Minutos antes, la cancillería rusa había anunciado que el convoy con ayuda humanitaria rusa para la población del este de Ucrania entraría en ese país aun sin la autorización del Gobierno de Kiev.

"Flagrante violación"

Para el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, se trata de una "flagrante violación" de las leyes internacionales, un término que también ha utilizado el Ministerio de Exteriores ucraniano. El Ministerio ha pedido a la comunidad internacional que se "una" para "condenar de forma decisiva estas acciones agresivas e ilegales". El jefe del Servicio de Seguridad (SBU), Valentin Nalivaychenko, ha ido más allá y ha hablado de "invasión directa" por parte de Rusia. Tanto Nalivaychenko como el Gobierno han negado, sin embargo, que se planteasen bloquear el avance del convoy ya que consideran que habría sido una "provocación" que podría haber empeorado el conflicto.

La Unión Europea ha denunciado que la entrada de los camiones rusos constituye "una violación clara de la frontera ucraniana" y ha instado a Rusia a "revertir su decisión". "Deploramos la decisión de Rusia de meter un cargamento humanitario en el territorio ucraniano sin la escolta del CICR o el consentimiento de las autoridades ucranianas. Esto es una violación clara de la frontera ucraniana", ha manifestado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, a través de un comunicado de su portavoz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba