Internacional

El presidente de Ucrania cesa al jefe del Ejército y anuncia un contraataque contra los manifestantes

Las protestas antigubernamentales se han recrudecido en las últimas 24 horas, y se han extendido al oeste del país, donde grupos antigubernamentales han asaltado sedes de administraciones locales y del Estado y han quemado coches policiales. 

Algunos agentes yacen en el suelo ante la mirada de sus compañeros
Algunos agentes yacen en el suelo ante la mirada de sus compañeros Efe

El presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, ha decretado el cese del jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ucranianas, el general Volodimir Zamana, en plena crisis por los intensos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en Kiev que han provocado la muerte de 26 personas. El relevo ha sido anunciado por la Presidencia ucraniana en un comunicado publicado en su página web oficial y en el que no se detallan los motivos del cese, el cual llega el mismo día en que el Gobierno ha anunciado una operación antiterrorista para desalojar a los extremistas de todos los edificios gubernamentales que están asediando.

Las últimas cifras de los enfrentamientos entre policía y opositores a Víctor Yanukóvich en Ucrania hablan de al menos 26 muertos, 9 de ellos agentes, y más de 350 heridos.  La violencia en el centro de Kiev, con decenas de heridos de bala en ambos bandos, se desató este martes durante la marcha de miles de manifestantes hacia la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), justo después de que entrara en vigor la amnistía de todos los detenidos en las protestas de los últimos tres meses.

Los enfrentamientos empezaron cuando la policía intentó impedir el paso de una multitudinaria marcha opositora para demandar la restitución de la Constitución de 2004, que limitaría los poderes del presidente, estallaron los enfrentamientos.

Las protestas antigubernamentales se han propagado este miércoles al oeste de Ucrania, donde grupos de manifestantes asaltan sedes de administraciones locales y del Estado, y queman coches policiales.

Según la prensa local, miles de manifestantes asaltaron la madrugada del miércoles un cuartel de las fuerzas de Interior en Lvov, considerada por muchos como cuna del "separatismo occidental" y el nacionalismo ucraniano. Los activistas irrumpieron en el cuartel y lanzaron cocteles Molotov prendiendo fuego a varias instalaciones en la zona. Sin embargo, la policía logró calmar a los asaltantes para impedir que éstos se hicieran con las armas de fuego almacenadas en la armería del cuartel.

El Comité del Maidán (como se conoce la protesta popular contra el presidente Víktor Yanukóvich) de la región de Lvov ha anunciado una movilización general de voluntarios para desplazarse a Kiev, donde los disturbios han cobrado fuerza y los heridos se cifran por centenares.

Según los medios locales, la oposición ha hecho llamamientos similares en otras ciudades occidentales como Odessa, Rovno, Ivano-Frankivsk y Úzhgorod. Probablemente por esta razón las autoridades de la capital ucraniana, que ayer cerraron toda la red de metro, han restringido el acceso por carretera a la capital desde el oeste del país. También resultó detenido un tren de pasajeros procedente de Lvov con destino a Kiev, inmovilizado por agentes de seguridad sin que se informara oficialmente de los motivos.

Miles de manifestantes enfurecidos asaltaron y quemaron la pasada madrugada varias administraciones del Estado, incluso la sede regional de los servicios secretos de Ucrania, donde ocuparon los despachos y sacaron muebles a la calle para construir barricadas. Tiraron documentos por la ventana, además de quemar un microbús y volcar coches policiales frente al edificio, según testimonios de varios periodistas de medios locales que presenciaron los hechos. Los asaltantes también quemaron una imagen del presidente Víktor Yanukóvich con exclamaciones de alegría y aplausos.

En diferentes puntos geográficos

Una suerte parecida corrió la ciudad de Ternópol, donde la masa enfurecida incendió una comisaría de la policía, mientras que en la ciudad de Ivano-Frankivsk, los edificios de la Fiscalía y del Comité de Seguridad de Ucrania fueron ocupadas por activistas opositores.

En Rovno, los manifestantes se apoderaron de la base de las fuerzas antidisturbios "Berkut", expulsaron del edificio a los agentes y bloquearon con barricadas el centro de la ciudad.

Según el portal comments.us, en Lutsk, una de las ciudades más antiguas de la región occidental de Volinia, los radicales asaltaron la sede del Partido Comunista de Ucrania y quemaron la oficina del oficialista Partido de las Regiones.

Alrededor de dos mil manifestantes se congregaron en la plaza central de Úzhgorod en señal de apoyo a los opositores de Kiev, que exigen la destitución de Yanukóvich y protestan contra la decisión de los oficialistas de suspender la asociación con la Unión Europea.

Rusia y la Unión Europea

Rusia condena la violencia desatada por los radicales ucranianos y considera sus acciones un "intento de golpe de Estado", afirmó este miércoles el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. "Moscú condena firmemente la violencia de los elementos radicales, que han violado los acuerdos y han aprovechado la amnistía de los detenidos para, luego, pasar inmediatamente a acciones de violencia", dijo Peskov, citado por las agencias rusas.

Agregó que, en opinión del presidente ruso, Vladímir Putin, "toda la responsabilidad de lo que ocurre actualmente en Ucrania es de los extremistas". "Moscú ha respaldado y respalda el diálogo entre todas las fuerzas políticas civilizadas de Ucrania", subrayó Peskov, quien recalcó que las autoridades rusas le desean a sus colegas ucranianos que "solucionen lo antes posible la situación creada".

Por su parte, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) se reunirán mañana de forma extraordinaria para analizar la situación de Ucrania y estudiar las posibles medidas a adoptar tras la violenta represión de las últimas horas. 

Con anterioridad, la jefa de la Política Exterior europea, Catherine Ashton, avanzó que la Unión va a explorar la posibilidad de imponer sanciones a ese país. Ahston ha convocado para hoy una reunión extraordinaria del comité político y de seguridad de la UE, dijo su portavoz mediante un comunicado, en el que también indicó que "todas las opciones posibles se van a estudiar, incluyendo las medidas restrictivas por la represión y violación de los derechos humanos". "La UE seguirá en estrecho contacto con todas las partes en Ucrania y con la comunidad internacional", subrayó Ashton.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba