Internacional

La muerte cerebral de un joven atacado por la policía enciende los ánimos en Turquía

Arranca una nueva semana en el país euroasiático después de que desde el viernes se hayan sucedido los enfrentamientos entre policía y manifestantes en contra del primer ministro Erdogan. No hay cifras oficiales de muertos pero serían dos al menos.

Barricada en el barrio de Besiktas, en Estambul
Barricada en el barrio de Besiktas, en Estambul GTRES

"Ethem Sarisuluk, un joven que fue alcanzado en la cabeza por un disparo en Ankara, está agonizando, los médicos han certificado su muerte cerebral", aseguró a Efe este lunes en Ankara Metin Bakkalci, secretario general de la Fundación Turca de Derechos Humanos, que calificó lo ocurrido como "una salvajada". Según CNNTürk, las fuerzas del orden concentraron en las instalaciones deportivas del centro policial de Ankara a las más de 500 personas que fueron detenidas en la noche del domingo durante los intentos de la policía de desalojar la céntrica plaza de Kizilay, en la capital del país.

Más de 750 personas han sido detenidas en enfrentamientos con la policía durante las protestas en Ankara y en Esmirna que, iniciadas la semana pasada en Estambul, se han intensificado y extendido a varias ciudades, donde continúan este lunes. Así lo informaron este lunes varios medios, como la televisión NTV y el diario Hürriyet, al hacer un balance sobre la jornada del domingo, en la que hubo además decenas de heridos, entre ellos un joven que estaba hoy agonizando.

No dejan asistir legalmente a los detenidos

Unos 200 abogados voluntarios vieron denegado el permiso de acceder a los detenidos en el Directorio Central de Seguridad de Ankara, por lo que realizaron una protesta ante el edificio. La plaza de Kizilay amaneció hoy vacía de manifestantes, pero en numerosos barrios de la ciudad se construyeron anoche barricadas y se realizaban vigilias y caceroladas alrededor de hogueras. En Estambul, la céntrica plaza de Taksim y el adyacente parque Gezi, donde los enfrentamientos habían empezado el viernes de madrugada, seguía esta madrugada ocupada por miles de manifestantes que hacían turnos toda la noche, sin que la policía se acercase. En el parque, muchos voluntarios atendían mesas de reparto de comida en una atmósfera alegre y festiva, aunque ocasionales rumores provocaban momentos de pánico.

A más de un kilómetro alrededor de Taksim, varias calles siguen cortadas por decenas de barricadas donde miles de jóvenes vivieron toda la noche enfrentamientos con la policía, que realizaba ocasionales incursiones con el lanzamiento de gas lacrimógeno. Especialmente violentas fueron los choques en el vecino barrio de Besiktas, donde la histórica mezquita de Dolmabahçe fue convertida en improvisado centro de primeros auxilios por médicos voluntarios.

Sólo los estudiantes prometen seguir

Las protestas prosiguieron durante la noche también en las ciudades de Esmirna, Antalya, Adana, Eskisehir, Samsún, Antakya y Tunceli, con 250 detenidos sólo en Esmirna, según CNNTürk. Representantes de sindicatos, colegios profesionales y abogados se reunieron anoche en Ankara para preparar una declaración conjunta, pedir que se ponga fin a la violencia y se juzgue a los responsables en los cuerpos de policía. En Estambul, un sindicato de profesores de enseñanza secundaria ha anunciado una huelga hasta el martes.

Nadie se atreve a opinar qué puede ocurrir durante la jornada, pero varios manifestantes aseguraban que hoy iban a acudir normalmente a sus trabajos, mientras que numerosos estudiantes prometían continuar en la plaza de Taksim.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba