Internacional

La derecha mediática inglesa desacredita a Juncker por alcohólico: "Toma coñac para desayunar"

Mientras David Cameron trata de impedir que nombren al luxemburgués presidente de la Comisión Europea (por su intención de profundizar la unión política y económica), 'The Telegraph' baja a las cloacas y dice que "grandes líderes están preocupados por sus problemas con la bebida".

Jean Claude Juncker
Jean Claude Juncker GTRES

La guerra entre David Cameron y Jean-Claude Juncker, dos pesos fuertes del centroderecha europeo con visiones muy distintas sobre la UE, baja a las cloacas. 'The Telegraph', tradicional periódico británico de ideología conservadora y con fuertes lazos con el partido 'torie' del primer ministro inglés, sorprende este viernes con el siguiente titular: "Preocupación en los líderes de la UE por el alcoholismo de Jean-Claude Juncker". Según el 'Telegraph', el estilo de vida del luxemburgués es un problema, ya que, según dicen fuentes del Parlamento Europeo que no se identifican, "toma coñac para desayunar" entre otras cosas.

Según el periódico londinense, los supuestos problemas de Juncker con el alcohol han protagonizado discusiones políticas "al más alto nivel" entre los líderes europeos. "Su consumo de alcohol ha aumentado desde las últimas elecciones parlamentarias", dice un diplomático en Bruselas, algo que habría confirmado otra fuente sin especificar de la Comisión Europea. También lo describen como fumador compulsivo teniendo en cuenta su comportamiento en las reuniones de este mismo jueves. Incluso querría cambiar las normas para que se pueda fumar en los edificios de Bruselas.

Desde fuentes próximas al que fue primer ministro de Luxemburgo, sin embargo, se niega la mayor: "Esto es ridículo y 100% falso. En absoluto se ha hablado sobre esto".

Un político de la "vieja guardia"

En cualquier caso, los desencuentros entre los conservadores británicos y Juncker, que tiene el respaldo de la CDU de Angela Merkel, vienen siendo una constante en los próximos meses. El europeísmo de Juncker choca con la posición torie, que prevé un referéndum en 2017 para que los británicos decidan si quieren seguir o no en la Unión Europea. En privado y en público, Cameron ha manifestado su rechazo a Juncker por considerarlo un político de la "vieja guardia", que se opone a las reformas que él apoya para la UE. Para evitar la elección del luxemburgués, el jefe de Gobierno británico emprendió una intensa actividad diplomática, con llamadas telefónicas a sus colegas y un viaje a Suecia para hablar con su colega sueco, Fredrik Reinfeldt; el primer ministro holandés, Mark Rutte, y la canciller alemana.

Cameron defiende que es competencia del Consejo Europeo la elección del presidente de la CE y considera que el Parlamento Europeo no debe tratar de imponer su voluntad. Pese al rechazo de Cameron, Juncker cuenta con amplio respaldo entre los países de la UE y es candidato del ganador de las elecciones europeas de mayo, el Partido Popular Europeo (PPE).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba