Al grito de "hemos vengado al profeta"

Brutal ataque a la sede de la revista francesa que desnudó a Mahoma: matan a tiros a doce personas

Encapuchados irrumpen en la sede del semanario satírico 'Charlie Hebdo' armados hasta los dientes. Gritos de "¡hemos vengado al profeta!". Dos de las víctimas son policías, uno de ellos rematado a sangre fría en el suelo tras resultar herido. Las autoridades elevan al máximo la alerta terrorista y buscan a tres "criminales" huidos.

Al menos doce personas han muerto y más de veinte han resultado heridas, cuatro de ellas graves, en el brutal ataque terrorista a la sede parisina del semanario satírico francés Charlie Hebdo, amenazado por integristas por reproducir caricaturas de Mahoma, tal y como ha informado a la agencia Efe el presidente de la región de Île de France, en la que se halla París, Jean-Paul Huchon

Entre las víctimas se encuentran dos policías, uno de ellos rematado a sangre fría en el suelo tras resultar herido, y cuatro de los principales dibujantes de la revista: Charb, Cabu, Wolinski y Tignous. Uno de los fallecidos sería el encargado de la seguridad del director, Charb, según adelanta el rotativo Le Monde. El economista Bernard Maris, accionista y cronista de la publicación, sería otra de los fallecidos, según FranceTV.

"Ha sido una carnicería", ha señalado Huchon tras visitar las dependencias de la revista en la que, al parecer, varios hombres encapuchados y armados con rifles kalashnikov han irrumpido en la sede del semanario, muy controvertido por algunas de sus publicaciones, reteniendo a los empleados antes de acribillarlos a tiros. Otro testigo, un periodista que trabaja en un edificio cercano, ha explicado que fueron dos personas las que entraron en la redacción y dispararon contra el personal. Según su versión, los asaltantes reivindicaron su acción con la frase "¡hemos vengado al profeta Mahoma, hemos matado a Charlie Hebdo!".

Por el momento, los únicos detalles que se conocen sobre la identidad de los agresores son los que se aprecian en algunos vídeos que han comenzado a circular en las redes sociales, en los que se puede escuchar los disparos y el grito de 'Allahu akbar' (Alá es el más grande), lo que apuntaría a una motivación islamista. La dibujante del semanario, Corinne Rey, Coco, ha explicado en declaraciones a L'Humanité, que los asaltantes hablaban perfecto francés y dijeron ser miembros de Al Qaeda. "Al llegar a la puerta del edificio del periódico dos hombres encapuchados y armados nos han amenazado brutalmente".

Tres "criminales" huidos

Al salir del edificio, los agresores intercambiaron disparos con varios policías y huyeron inicialmente en un Citroen C1 negro que después abandonaron en la calle de Meaux, cerca de la puerta de Pantin en el distrito XIX, tras chocar contra un vehículo y golpear a un peatón, lo que les obligó a escapar corriendo, según un portavoz policial. Otra fuente policial indicó que los asaltantes habrían huido hacia el norte de la capital.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha informado de que se está buscando activamente a los "tres criminales" responsables del ataque. El Gobierno francés ha movilizado todos los recursos para "garantizar la protección" de los ciudadanos: un dispositivo compuesto por 3.000 agentes para identificar, detener y juzgar cuanto antes a los autores de este "acto bárbaro".

Máximo nivel de alerta

Tras el ataque armado contra la sede del semanario satírico, que se ha producido apenas una hora después de que la revista publicara un tuit en el que hacía alusión al líder del Estado Islámico, Abu Bakr Al Bagdadi, el Gobierno francés ha elevado al máximo su nivel de alerta ante la posibilidad de atentado en la región de París. La revista satírica ya puso en alerta máxima a las embajadas francesas en septiembre de 2012 al publicar a Mahoma desnudo en dos ocasiones. Un año antes, la sede del semanario en París fue incendiada por un grupo de radicales.

Precisamente Bagdadi dio un paso más en su desafío a Occidente e hizo un llamamiento el pasado septiembre a atacar a ciudadanos europeos y americanos en sus países "como sea". En especial, el grupo yihadista se dirigía a "los vengativos y sucios franceses". El líder del Estado Islámico instó entonces a sus seguidores a matar "del modo que sea" a ciudadanos estadounidenses, europeos y de los países que apoyan la coalición militar en su contra en Irak y Siria, al tiempo que advertía a estas naciones de que pagarán un "alto precio" por atacarle. 

Hollande promete que los autores del atentado serán perseguidos y llevados ante la justicia

"Sabíamos que estábamos amenazados"

El presidente francés, François Hollande, acudió al lugar de los hechos tras el incidente, que calificó de "ataque terrorista" y prometió que los autores serán perseguidos y llevados ante la justicia.

"Hay que hacer bloque, mostrar que somos un país unido", dijo Hollande, que reconoció que "sabíamos que estábamos amenazados, como otros países del mundo", y que en las últimas semanas se habían desbaratado otras acciones terroristas. Vinculó las amenazas a que Francia es "un país de libertad" y ha puesto el acento en que "nadie puede pensar que puede actuar en Francia contra los valores de la República". 

Historial de amenazas y ataques

Uno de los últimos ataques contra la revista tuvo lugar en 2013 cuando piratas informáticos saturaron su página web, probablemente a causa de la publicación de un suplemento especial con una biografía en cómic sobre Mahoma. En septiembre de 2012, el semanario fue duramente criticado por publicar unas caricaturas de Mahoma, poco después de haberse producido diversos ataques a embajadas y consulados occidentales en países musulmanes por la difusión de un vídeo crítico con el islam.

La redacción de la revista fue incendiada en 2011 tras publicar viñetas del profeta

La publicación del semanario se agotó en los kioscos el miércoles 19 de septiembre de 2012, día de su salida, por lo que fue reeditada dos días más tarde. Estos hechos tuvieron lugar un año después de que la redacción del semanario satírico fuera incendiada tras haber publicado otras viñetas del profeta.

Anteriormente, en 2006, tuvo problemas por reproducir las caricaturas de Mahoma. En una de esas viñetas, publicadas originalmente por el periódico danés Jyllands-Posten en septiembre de 2005, el profeta vestía un turbante-bomba con la mecha encendida. Las imágenes provocaron la ira de los islamistas radicales en varios países, y el periódico recibió amenazas y llegó a ser denunciado por injurias con base religiosa.

La publicación, que entonces dirigía Philippe Val, fue absuelta en primera y segunda instancia, al considerarse que las caricaturas de Charlie Hebdo no atacaban al islam sino a los integristas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba