Internacional

Radicales matan a un rehén francés en Somalia en venganza por la ofensiva gala en Mali

La milicia fundamentalista Al Shabab aseguró en su cuenta de Twitter que había ejecutado Dennis Allex, el francés retenido desde hace tres años y medio y cuya libertad forzó una operación francesa fallida la pasada semana. "Con el intento de rescate, Francia ha firmado de forma voluntaria la sentencia de muerte de Allex", escribían. 

El rehén francés en uno de los dos vídeos difundidos en los que pedía a Francia que no apoyase al gobierno somalí
El rehén francés en uno de los dos vídeos difundidos en los que pedía a Francia que no apoyase al gobierno somalí Efe

La milicia fundamentalista islámica somalí Al Shabab aseguró este jueves haber ejecutado al rehén francés Dennis Allex, cautivo desde julio de 2009 en Somalia, según recoge Efe. "16:30 GMT. Miércoles, 16 de enero de 2013. Dennis Allex es ejecutado", señaló la milicia radical en un escueto mensaje enviado a través de su cuenta de Twitter.

No obstante, los integristas no precisaron el lugar ni el modo en el que el rehén fue ejecutado, ni divulgaron foto alguna, como sí hicieron con el cadáver de un militar francés muerto en la operación de rescate, que mostraron en tres imágenes publicadas el pasado lunes.

Ayer, Al Shabab anunció su intención de ejecutar a Allex tras la fallida operación de rescate que Francia llevó a cabo el pasado sábado, en la que murieron 17 integristas y 2 soldados franceses. "Con el intento de rescate, Francia ha firmado de forma voluntaria la sentencia de muerte de Allex", apuntó ayer Al Shabab en un comunicado.

Aunque el pasado sábado el presidente de Francia, François Hollande, aseguró que Allex había sido "sin duda" asesinado por sus secuestradores durante el rescate fallido, Al Shabab afirmaba que el rehén seguía bajo su custodia, a salvo y lejos del lugar en el que se produjo el combate.

La milicia dijo además que el rehén le había proporcionado mucha información durante los interrogatorios realizados en los últimos tres años y medio, la cual le ha permitido "un mejor entendimiento del funcionamiento del aparato de inteligencia de Francia".

Tras su secuestro, Allex, agente de la Dirección General de la Seguridad Exterior (DGSE), apareció en dos ocasiones en vídeos emitidos por páginas web islamistas, en las que reclamaba la ayuda del presidente francés, y pedía que Francia dejara de apoyar al Gobierno de Somalia.

A pesar de los avances logrados el pasado año en el terreno político, Somalia se encuentra todavía inmersa en un prolongado y complejo conflicto armado. En él, las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), el Ejército somalí, las Fuerzas Armadas etíopes y varias milicias pro gubernamentales combaten a Al Shabab, la milicia radical dominante desde 2006.

Al Shabab, que anunció el pasado febrero su unión formal a la red terrorista Al Qaeda, lucha supuestamente para instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia.

Aunque las tropas aliadas arrebataron a finales del pasado septiembre a Al Shabab su mayor bastión, la ciudad costera sureña de Kismayo, los radicales aún controlan buena parte del centro y el sur de Somalia, donde el frágil Ejecutivo del país aún no puede imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.

Secuestro en Argelia como respuesta a la acción francesa

El grupo que este miércoles secuestró a varias decenas de extranjeros en el sur de Argelia exigió el fin de la ofensiva militar contra Malipara garantizar la seguridad de sus rehenes, que asegura que son 41.

En un segundo comunicado enviado a la agencia privada mauritana ANI, este grupo, dirigido por Mojtar Belmojtar, asegura que tiene en su poder a 7 estadounidenses y varios franceses, británicos y ciudadanos de otros países europeos.

Las autoridades argelinas han reconocido que hay "más de una veintena" de rehenes capturados tras un ataque a una planta de transformación de gas de la provincia suroriental de Ilizy, y han dicho que tienen constancia de que hay también noruegos y japoneses en ese grupo de rehenes.

El ataque, en el que dos personas murieron y seis resultaron heridas, fue perpetrado por la célula de los "Firmantes con Sangre", perteneciente a la "Brigada de los Enmascarados", el grupo que dirige Belmojtar y cuya adscripción a Al Qaeda en el Magreb Islámico no está clara (ya que Belmojtar, uno de los terroristas más notorios de Argelia, ha tenido sus desavenencias con AQMI).

En este segundo comunicado llegado a ANI, los "Firmantes con Sangre" sostienen que la ofensiva dirigida por la aviación francesa contra los islamistas que ocupan el norte de Mali es "una campaña mundial del combate de los judíos y los cruzados".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba