Internacional

La historia de la foto de la niña siria que se rinde ante una cámara al creer que es un arma de fuego

Una niña de pocos años levanta los brazos en señal de rendición y aprieta los labios con temor cuando le apunta el objetivo de una cámara fotográfica, a la que confunde con un arma de fuego.

Hudea confunde la cámara con un arma de fuego
Hudea confunde la cámara con un arma de fuego Osman Sagirli

La fotografía ha dado la vuelta al mundo por las redes sociales en los últimos días por la enorme carga simbólica que refleja: una niña de pocos años levanta los brazos en señal de rendición y aprieta los labios con temor cuando le apunta el objetivo de una cámara fotográfica, a la que confunde con un arma de fuego.

Gracias a un mensaje difundido en su cuenta de Twitter por la fotoperiodista Nadia Abu Shaban, la imagen se ha convertido en viral y ha generado un intenso debate en Internet, con especulaciones sobre el autor, el medio y la fecha en que fue publicada. El programa BBC Trending, de la cadena británica BBC, ha logrado hablar con el autor de la simbólica imagen, el fotoperiodista turco Osman Sagirli, que ha contado que publicó en un diario local la foto el pasado mes de enero y que la tomó en el campo de refugiados de Atmé, en Siria, a finales de 2014.

El reportero -que ahora trabaja en Tanzania y que ha pasado 25 años trabajando para Türkiye, el diario turco que ha publicado la imagen- ha explicado que el protagonista de la instantánea no es un niño sino una niña, que se llama Hudea, tenía entonces cuatro años y que confundió su "teleobjetivo" con un arma. "Estaba usando un teleobjetivo y ella pensó que era un arma", ha asegurado. "Me di cuenta de que estaba aterrorizada después de tomar la foto porque se mordía los labios y levantaba los brazos. Normalmente los niños huyen, esconden sus caras o sonríen cuando ven una cámara", ha relatado el fotoperiodista turco.

"Sabes que hay desplazados en los campos. Tiene más sentido ver si han sufrido no por las reacciones de los adultos sino por las de los niños. Son los niños los que reflejan sus sentimientos con inocencia", ha explicado, en referencia a su trabajo en los campos de refugiados y desplazados sirios. Sagirli ha señalado que la niña llegó al campo de refugiados de Atmé, a unos diez kilómetros de la frontera con Turquía, con su madre y dos hermanos. El campo está a unos 150 kilómetros de su localidad natal, Hama.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba