Internacional

La muerte de otro joven negro a manos de un policía blanco reaviva el conflicto racial en EEUU

Anthony Hill, de 27 años, recibió dos disparos mientras se dirigía desarmado y desnudo hacia Robert Olsen, un policía blanco que está suspendido. La muerte, junto con otra registrada la semana pasada, ha desatado una ola de protestas en las redes. 

Las protestas se han intensificado con las últimas dos muertes
Las protestas se han intensificado con las últimas dos muertes Europa Press

La muerte de un hombre negro desarmado y desnudo por disparos de un policía blanco en un suburbio de Atlanta ha provocado este martes una ola de protestas en las redes sociales, por lo que mucha gente considera un uso de fuerza innecesaria contra alguien que estaba bajo una situación de angustia mental.

La muerte de Anthony Hill, de 27 años, en un complejo de departamentos del condado de DeKalb (en el estado de Georgia) el lunes, es el último de una serie de incidentes en los que hombres negros desarmados han fallecido por la acción de la Policía de Estados Unidos.

El jefe de policía del condado, Cedric Alexander, ha explicado a periodistas que aparentemente Hill lidiaba con algún tipo de problema de salud mental cuando los agentes recibieron una llamada sobre un hombre que actuaba "como un loco, golpeando las puertas y aullando sobre el suelo desnudo". 

Alexander ha añadido que Hill corrió hacia uno de los policías que acudió a la llamada y que éste disparó contra él en dos ocasiones tras ordenarle que se detuviera. Hill murió en el apartamento, donde no se encontró arma alguna, tal y como ha sentenciado el jefe de policía del condado. 

Cientos de personas usaron Twitter para expresar su frustración por la muerte usando las etiquetas #AnthonyHill y #BlackLivesMatter (las vidas negras importan). Hill había usado la última etiqueta días antes en su página de Facebook. 

El policía que disparó a Hill, Robert Olsen, un agente con siete años de experiencia, se encuentra suspendido con una licencia administrativa.

También la semana pasada

Cientos de personas salieron también el domingo a las calles de Madison, en el estado estadounidense de Wisconsin, para protestar por la muerte de un joven negro de 19 años a manos de un Policía, en el marco de la ola de protestas en el país por la fuerza de las fuerzas de seguridad contra las minorías.   

Bajo gritos de "Todo el maldito sistema es culpable como el infierno", los asistentes a la manifestación recorrieron las calles de Madison, desde la comisaría de Policía hasta el barrio en el que el joven desarmado fue abatido el viernes. 

Los manifestantes también portaron pancartas con los lemas 'Las vidas negras importan', una de las principales frases de protestas desde la muerte de Michael Brown, 'Justicia para Tony' y '5 disparos, 5 veces inaceptable'. 

La muerte de Tony Robinson, de 19 años, se produjo después de que un agente de Policía respondiese a una llamada de emergencia que advertía de que un hombre estaba esquivando coches en medio de la carretera tras golpear a una persona.  El oficial siguió al sospechoso hasta un apartamento, donde fue golpeado en la cabeza y disparó al joven, que murió más tarde en un hospital, informabó el jefe de la Policía local, Mike Koval, que indicó que no se había encontrado ningún arma en la escena. 

Frente a la casa en que fue abatido Robinson, amigos y vecinos se congregaron, muchos de ellos llorando. "Lo he visto en las noticias, gente inocente está siendo disparada por la Policía. Nunca pensé que le ocurriría a uno de mis mejores amigos", afirmó Ramsey Peck, de 18 años. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba