Internacional

Homenajes por el centenario de la Gran Guerra al margen de las agendas oficiales

Museos de colecciones privadas de fotografías y documentos y relatos radiofónicos que nos transportan a 1914 frente a monumentos, coronas de flores y actos oficiales. Diferentes homenajes con un mismo propósito: recordar lo que perdimos para proteger lo que hemos construido. 

Muchas son las escenas que conmemoran estos días el inicio de la Primera Guerra Mundial, pero no todas acaparan las miradas y los flashes de medio mundo. Mientras los duques de Cambridge y el príncipe Enrique pasean entre888.246 amapolas de cerámica instaladas en el foso de la Torre de Londres en recuerdo de los soldados del Reino Unido y la Commonwealth fallecidos, otros rinden homenajes privados, humildes y silenciosos a los soldados caídos en la contienda.

La BBC ha creado una serie de capítulos radiofónicos en los que narra el estallido de la Gran Guerra “Day by Day”, día a día, como si sucediera en tiempo real. Cada grabación dura entre cuatro y cinco minutos e incluye recreaciones sonoras que nos transportan al verano de 1914 y nos muestran desde las reacciones de los mandatarios europeos implicados hasta cómo reclutaban a los voluntarios ingleses: "El Imperio está a las puertas de la mayor guerra en la historia mundial. Si eres un joven patriota responde al llamamiento. Inglaterra y su imperio resurgirán más fuerte y unidos que nunca". La cadena ha contado con la colaboración de la historiadora Margaret MacMillan para la redacción programa.

La historia no oficial: museos virtuales creados por ciudadanos

Aunque para encontrar testimonios directos sobre la Primera Guerra Mundial, mejor visitar Europeana 1914-1918, un museo virtual que recoge historias inéditas y personales, además de la oficial. Cualquiera puede ayudar a aumentar esta memoria colectiva de la Primera Guerra Mundial a través de fotografías, vídeos o relatos de familiares que vivieron y sufrieron las consecuencias de las decisiones políticas de aquellos años. La web invita a “explorar” y a “contribuir”, además de facilitar “archivos de bibliotecas de todo el mundo”.

En Europeana, los documentos están clasificadospor materias (diarios, cartas, postales, prisioneros de guerra, la vida en la trinchera, etc.) y por frentes, según el lugar en el que tuviera lugar la historia que queremos compartir o descubrir. También ofrece información sobre eventos y conferencias relacionadas con homenajes, exposiciones o cualquier tema relacionado con la Gran Guerra.

La iniciativa, cuyo soporte permite el acceso en varios idiomas, nace a partir de la creación en 2008 del Archivo de la Gran Guerra de la Universidad de Oxford, que pedía a los ciudadanos digitalizar sus colecciones privadas de la Primera Guerra Mundial y proporcionar información acerca de lugares y personas que aparecían en fotos y documentos de origen confuso. La Biblioteca Estatal de Berlín y la Biblioteca Nacional de París siguieron sus pasos con un proyecto más grande, al que se sumaron otras muchas capitales. The Great War Archive tiene incluso un grupo de flickr  para que los usuarios puedan compartir sus archivos

Homenajes en las agendas institucionales

"Las lámparas se apagarán en toda Europa, no volveremos a verlas encendidas en nuestras vidas". Son las palabras que pronunció Sir Edward Grey, secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido en 1914, en la víspera del estallido de la Primera Guerra Mundial. Y así, apagando las luces, conmemoraba el país el centenario del inicio de la Gran Guerra este lunes. Hogares, empresas y edificios públicos se sumaron a este gesto cargado de simbolismo durante una hora, entre las diez y las once de la noche, para recordar el momento exacto en que Londres declaró la guerra a Berlín una vez finalizado el ultimátum para que Alemania retirara sus tropas de Francia y Bélgica. Una vigilia en la Abadía de Westminster clausuraba oficialmente la jornada de conmemoración en la capital inglesa.

No es el único país, como adelantábamos, que ha organizado actos de recuerdo y homenaje a las víctimas y a la paz. La ciudad belga de Lieja, primer escenario del combate, acogía el lunes a representantes de más de 80 Estados, entre ellos el rey Felipe VI, que se unían para clamar por la concordia y las buenas relaciones entre vecinos. Con la memoria puesta en 1914 y la vista, quizá, en la frontera entre Ucrania y Rusia, el rey Felipe de Bélgica destacó que la guerra "acabó uniendo a todos nuestros pueblos en el sufrimiento" y que "esta conmemoración es indispensable para construir mejor el futuro", para afirmar después que "la Europa pacificada, unificada, democrática que nuestros abuelos soñaban, la tenemos hoy. Sigamos mejorándola". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba