Internacional

Denuncian agresiones a periodistas en Venezuela: 80 reporteros en menos de un mes

Desde el 12 de febrero –cuando comenzaron las protestas estudiantiles contra Nicolás Maduro- hasta el 3 de marzo, un total de 80 periodistas –entre reporteros venezolanos y corresponsales- han  sido objeto de agresiones, hostigamiento, intimidación, retenciones ilegales. La libertad de prensa está seriamente amenazada en Venezuela desde hace diez años, periodo en el que han registrado 11.000 agresiones.

Se han documentado 80 agresiones a periodistas en Venezuela. La imagen, tomada del medio online lapatilla.com, muesta una proptesta en Caracas.
Se han documentado 80 agresiones a periodistas en Venezuela. La imagen, tomada del medio online lapatilla.com, muesta una proptesta en Caracas.

A punto de cumplirse un mes de las protestas en Venezuela, existe a día de hoy un saldo de 18 personas asesinadas, decenas de heridos y 80 periodistas agredidos. Lo que comenzó como una protesta estudiantil contra  la inseguridad ciudadana y las políticas de gobierno de Nicolás Maduro, se ha convertido en una larga y extenuante batalla diaria. Según una comunicación difundida por el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa en Venezuela, reporteros venezolanos y corresponsales extranjeros han sido objeto de vejaciones, detenciones y agresiones físicas.

Ocurrió con el equipo de CNN que acudió a Caracas a cubrir las protestas y a quienes el gobierno de Nicolás Maduro revocó el permiso de informar. La periodista Patricia Janiot denunció que fue víctima de "hostigamiento" por funcionarios militares antes de subir al avión que la trasladó de vuelta hacia Atlanta. El caso más reciente es el de la fotoperiodista italiana Francesca Commissari, quien fue puesta en libertad  tras un juicio al que fue sometida junto a 39 venezolanos que participaban en las protestas.

"Estoy libre", escribió Commissari en la red social Twitter donde agradeció por ello, entre otros, al consulado de su país, a los abogados a la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano y al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela.Pero su caso no es el único, reporteros como el fotógrafo venezolano Gabriel Osorio han sufrido robos y agresiones mientras ejercían su trabajo.  En los últimos días no sólo han surgido denuncias por  el uso desmedido de la fuerza por parte de la Guardia Nacional en la represión contra la prensa. También contra los manifestantes, víctimas de palizas, disparos de perdigón,  desapariciones y torturas.

Sin embargo, no solo en SNTP se pronunció. La Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera en Venezuela (APEX) manifestó su protesta por “las agresiones” a medios, corresponsales y trabajadores de la prensa . “Denunciamos -señalaron los directivos de la asociación- que varios corresponsales basados en Venezuela o llegados del exterior han sido víctimas de agresiones, malos tratos, hostigamiento, amenazas y robos”. Otros reporteros de cadenas como Univisión, Red Noticias (Colombia), SBT (Brasil), Mega TV (Chile), ATV (Perú), DW (Alemania) y Caracol TV (Colombia), han sido víctimas de robos a sus equipos de trabajo y obligados a borrar registro de sus grabaciones. Además de las agresiones físicas de las que han sido objeto.

Los medios independientes, dominados por la autocensura, apenas informan lo que ocurre en la ciudad. Las redes sociales se han convertido para los venezolanos en su principal ventana. El trabajo de la prensa libre no es sólo una de las cosas que más se necesitan en estos momentos, sino también una de las principales amenazas contra el Gobierno de Nicolás Maduro, que opta por matar al mensajero.

Once mil periodistas agredidos desde 1998

Esta no es, ni mucho menos, una situación nueva. Con la llegada al poder del fallecido presidente Hugo Chávez, en 1998, el Ejecutivo se convirtió en el estratega y amplificador de una retórica que no sólo estigmatizaba e intimidaba a los reporteros,  sino que promovió y aupó agresiones contra estaciones televisivas, reporteros, columnistas y editores de los principales periódicos. En su programa, Aló, presidente, Chávez distinguía con nombre y apellido al responsable de una información que él considerara adversa. Podía llamarle desde mentiroso hasta descalificarle personalmente. Pero eso, acaso, podía ser lo más leve.

El gobierno de Hugo Chávez, ahora asumido por Maduro, cerró la estación televisiva más antiguas del país: Radio Caracas Televisión. En una denuncia formal presentada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, en la última década se han registrado 11 mil agresiones a periodistas, entre cuyos nombres figuran reporteros como el de  Jorge Tortoza, fotoperiodista asesinado en el año 2002, o  el director del diario 2001, Israel Márquez, quien  apareció muerto en circunstancias no del todo claras. En 2010, Márquez recibió seis tiros. El editor, quien supuestamente había sido víctima de un robo para quitarle su automóvil, apareció al lado de su vehículo, en el que había, además, 15 impactos de bala. Muchas de las dificultades y agresiones que vive la prensa venezolana han sido retratada por Dimas Marín en un documental Periodismo venezolano. Profesión puesta en riesgo.

Hace unos días, el gobierno de Estados Unidos denunció  en su informe anual sobre Derechos Humanos la restricción a la libertad de expresión en Venezuela y Ecuador en 2013, mientras que acusó a Cuba de intimidar a los opositores. El informe anual sobre Derechos Humanos 2013 del Departamento de Estado, señala que el gobierno venezolano “continuó tomando acciones para impedir la libertad de expresión y restringir la libertad de prensa”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba