Internacional

El Gobierno responde de nuevo a Reino Unido: mantiene los controles y se apoya en el PSOE

Gobierno y PSOE se ponen de acuerdo: ambos consideran los controles del Peñón "irrenunciables". Mientras, el Ejecutivo Gobierno británico estudia emprender acciones legales "sin precedentes" contra España y Rajoy no descarta acudir a organismos internacionales para hablar de la soberanía de Gibraltar. 

El Gobierno responde de nuevo a Reino Unido: mantiene los controles y se apoya en el PSOE
El Gobierno responde de nuevo a Reino Unido: mantiene los controles y se apoya en el PSOE

España defendió este lunes los controles en Gibraltar por considerarlos "irrenunciables" ante la posibilidad de que el Reino Unido emprenda acciones legales contra ellos, en una jornada en la que el Gobierno y el PSOE se han puesto de acuerdo en dialogar sobre el Peñón y en adoptar medidas pactadas entre ambos.

El anuncio de Londres se produce después de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy afirmara que no descarta acudir a organismos internacionales -como el Tribunal de La Haya y la ONU- para hablar de la soberanía de Gibraltar, así como la posibilidad de intercambiar puntos de vista con Argentina para tratar de hacer un frente común en Naciones Unidas sobre el Peñón y las Malvinas.

El Gobierno del PP también le ha recordado a Londres que Naciones Unidas no ha reconocido el derecho de autodeterminación de Gibraltar y que existen varias resoluciones de este organismo que respaldan la posición de España en cuanto a la soberanía del Peñón.

Las instrucciones a los guardias civiles de la Verja no se están dando por escrito para evitar así filtraciones interesadas. Son mandos superiores de la Benemérita los que se desplazan hasta la misma aduana y dan las órdenes a sus subordinados para endurecer las inspecciones

Así, el Gobierno británico ha anunciado que estudia emprender acciones legales "sin precedentes" contra España por la persistencia de esos intensos controles en Gibraltar, que desde hace días ocasionan largas colas en la Verja. Un portavoz de Downing Street ha dicho que la medida se presentaría en tribunales europeos, por unos registros que considera "desproporcionados" y causados por una "motivación política".

Los controles férreos se mantienen en la Verja. Las instrucciones no se están dando por escrito a los agentes españoles que trabajan en los puestos fronterizos, para evitar así filtraciones interesadas. Son mandos superiores de la Guardia Civil los que se desplazan hasta la misma aduana y dan las órdenes a sus subordinados para endurecer las inspecciones. Si bien este lunes se produjo un atropello a un agente de la Benemérita por parte de un individuo de nacionalidad rusa, fuentes del Instituto Armado desvincularon este accidente puntual del acoso que están sufriendo agentes españoles por parte de radicales gibraltareños. Las mismas fuentes apuntan que la afluencia en el paso de los puestos fronterizos ha bajado en los últimos días y lo atribuyen a la imagen de tensión que ofrecen los medios de comunicación.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha insistido en que se trata de controles "legales, proporcionales y aleatorios" encaminados a combatir los tráficos ilícitos y el contrabando y que son obligados en un territorio que no pertenece al espacio Schengen, según ha explicado a Efe un portavoz del Ministerio de Exteriores.

Estos controles, insisten desde el Ejecutivo, no responden a ninguna medida y están desvinculados del lanzamiento a finales de julio de 70 bloques de hormigón por parte de Gibraltar en aguas españolas para supuestamente crear un arrecife artificial, lo que impide faenar a los pescadores de la bahía de Algeciras y que Rajoy considera un "atentado al medio ambiente". Por este motivo España se reserva la potestad de adoptar "medidas legales" para defender sus intereses, en un asunto en el que no obstante sigue apostando por el diálogo con el Reino Unido.

Un diálogo que se abordaría entre Madrid y Londres para hablar de soberanía y a cuatro partes -junto a Gibraltar y Andalucía- en los temas de cooperación: pesca y medio ambiente. Quienes sí se han mostrado ya dispuestos al diálogo han sido el Gobierno y el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba.

El Ministerio de Exteriores que dirige José Manuel García-Margallo ha celebrado que los socialistas estén dispuestos a hablar y trabajar conjuntamente respecto al Peñón y ha asegurado que no tomará ninguna medida sin consultar al PSOE.

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha asegurado el apoyo de su partido al Gobierno en Gibraltar, aunque ha lamentado que no se haya actuado "antes" ni se haya hecho "mucho mejor".

Aunque ha rechazado que Rajoy haya criticado a su partido por no apoyarles porque "no es verdad" y ha recordado que "hay múltiples declaraciones de dirigentes socialistas" respaldando a los populares, ha dicho que el PSOE "siempre" ha estado "al lado" del Gobierno y "seguirá estando" para cuestiones de política exterior.

El PSOE además ha formalizado la solicitud de comparecencia de García-Margallo en la Comisión Mixta para la UE y en sesión ordinaria -a partir de septiembre- para informar del estado de las relaciones con Londres. Mientras, el secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha valorado que el PSOE haya entendido "por fin" que la política exterior es de Estado.

Entretanto, el presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras, Pedro Maza, ha expresado su satisfacción por el paquete de ayudas articulado por el Gobierno para las embarcaciones de Algeciras y La Línea de la Concepción.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tramita ya ayudas para esa flota pesquera afectada por la imposibilidad de faenar en el caladero de la bahía de Algeciras debido a "las actuaciones ilegales" del Peñón. Se trata de ayudas que permiten al Gobierno pagar a empresas armadoras hasta 30.000 euros brutos durante un periodo máximo de tres años.

Mientras, un buque de guerra británico -la fragata HMS Westminster- partirá este martes hacia Gibraltar desde el puerto de Portsmouth (sur de Inglaterra), después de que este lunes zarparan otros tres buques de esa misma flota para "un despliegue militar rutinario" anual por el Mediterráneo y del que España ya ha señalado que estaba informada desde el pasado 4 de junio. A esta flota se unirá próximamente el patrullero español Centinela, con base en Ferrol, para realizar "ejercicios rutinarios y habituales de adiestramiento", según fuentes del Ministerio de Defensa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba