Internacional

El Presidente de Paraguay reconoce un segundo hijo de su época de obispo

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, asume la paternidad de un chico de 10 años fruto de una relación mantenida en su etapa como obispo del departamento central de San Pedro.

Fernando Lugo, presidente de Paraguay
Fernando Lugo, presidente de Paraguay EFE

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, reconocerá la paternidad de otro hijo, nacido hace diez años de una relación con una enfermera cuando era obispo en el departamento central de San Pedro, anunció el abogado mandatario."El presidente se allana al reconocimiento (de filiación). No tiene ningún problema", dijo el abogado del jefe de Estado, Marcos Fariña, en una tempranera rueda de prensa en el Palacio de Gobierno, donde fue tratado el nuevo escándalo de paternidad del gobernante.

Se trata de la reclamación de paternidad presentada por Narcisa Delacruz de Zárate, de 42 años y oriunda de Santaní, a 135 kilómetros al norte de Asunción, donde trabaja en el Instituto de Previsión Social (IPS, seguro social), cuyo relato recoge profusamente hoy el diario "Ultima Hora". "Yo le conocí (a Lugo) en San Pedro y como tenía problemas con mi marido me acerque a él para que me dé consejos y también le pedí ayuda para que me consiga trabajo", expresó la mujer, que tiene otros cuatro hijos de su pareja.

Mensualidad para el "nuevo" hijo de Lugo

El niño recibe una mensualidad de Lugo, que le hace llegar por medio de su secretario privado, Miguel Rojas, según la mujer, quien justificó la denuncia en los medios porque asegura que hace dos meses no le dejan comunicarse con el gobernante. En declaraciones a medios asuncenos, Delacruz aseguró que en Santaní "toda la ciudad sabe" de la paternidad de Lugo de su hijo, llamado Ángel, y que cuando surgieron las primeras denuncias de filiación contra el mandatario ella se abstuvo "para no llamar la atención".

Ésta es la cuarta mujer que asegura haber tenido hijos con el mandatario, que en abril de 2009, en coincidencia con el primer año de su llegada al poder, admitió ser el padre de Guillermo Armindo, que en ese entonces tenía tres años. Ese escándalo estalló luego de una denuncia hecha por la madre del niño, Viviana Carrilo, y pocos días después se conoció el caso de Benigna Leguizamón, con quien el gobernante continúa en litigio por el reconocimiento de un niño de 10 años.

Leguizamón, que tiene otros tres hijos, asegura haber tenido relaciones con Lugo en la época en que hacia labores de limpieza en el Obispado de San Pedro, la región más pobre del país, donde el ahora presidente fue obispo durante más de una década. En otro proceso judicial, una jueza determinó en diciembre de 2010 que Lugo no es el padre de otro niño en un juicio promovido por Hortensia Morán, luego de que tres pruebas de ADN dieran resultados negativos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba