Internacional

La ONU admite que los 'cascos azules' se saltan la ley y acuden con frecuencia a prostitutas

A pesar de la prohibición expresa para los funcionarios de Naciones Unidas para mantener relaciones con la población local, el sexo entre 'cascos azules' y prostitutas "es algo rutinario". La organización internacional reconoce además que podría haber abusos y violaciones.

La ONU admite que los 'cascos azules' acuden con frecuencia a prostitutas
La ONU admite que los 'cascos azules' acuden con frecuencia a prostitutas EP / Reuters

Los 'cascos azules' de Naciones Unidas suelen pagar por sexo, a pesar de la prohibición expresa para los funcionarios de la ONU sobre este tipo de relaciones con la población local, según un informe interno de la organización internacional al que ha tenido acceso la agencia Reuters.

El borrador de la Oficina Interna de Supervisión de Servicios de la ONU (OIOS) se basa en las entrevistas realizadas a cientos de mujeres en Haití y Liberia que, según han explicado ellas mismas, se dedican a la prostitución empujadas por la miseria. "Las evidencias recogidas en estas dos misiones de pacificación demuestran que las transacciones sexuales son algo común pero no reportado" a la sede de la organización internacional, ha concluido el informe, fechado el 15 de mayo.

Naciones Unidas admite que las relaciones sexuales entre los cascos azules y las prostitutas podría haber abusos

"El número de preservativos distribuidos y el número de trabajadores que se han sometido voluntariamente a pruebas confidenciales de VIH sugieren que las relaciones sexuales entre el personal de las misiones de pacificación y la población local son algo rutinario", ha añadido.

La OIOS ha admitido que entre estas relaciones sexuales podría haber también abusos y violaciones. En concreto, alude a 480 denuncias por hechos ocurridos entre 2008 y 2013, un tercio de los cuales implicarían a niños. Solo el año pasado hubo 51 casos.  

La ONU ha reconocido que, "a pesar de la continua reducción del número de denuncias", ésta se explica por "la compleja arquitectura" que existe para que lleguen a los cauces adecuados y a resultados concretos, incluida la "deficiente asistencia a las víctimas". Este comportamiento por parte de los 'cascos azules', al margen de lo escandaloso, supone una infracción de las normas internas de la ONU que desde 2003 prohíben tener sexo con la población local de los lugares en los que actúan.

Respuesta de las misiones de paz

El borrador incluye también la respuesta del Deparmento de Operaciones de Pacificación y Apoyo sobre el Terreno, que critica a la OIOS por centrarse solo en los hechos y no en las medidas implementadas para evitar que se repitan.

"Debería haber aportado una visión mucho más completa de las medidas que se han adoptado para abordar los casos de explotación y abusos sexuales", ha sostenido, asegurando que están teniendo "un impacto muy positivo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba