Internacional

El CNI y la inteligencia francesa ayudaron a la NSA a grabar llamadas, según EEUU

El Gobierno norteamericano se quita presión asegurando que los servicios de inteligencia galo y español colaboraron con ellos grabando llamadas en zonas de guerra y otras áreas fuera de sus fronteras.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama ARCHIVO

El espionaje masivo de Estados Unidos que en las últimas semanas ha desencadenado una tormenta política tanto en España como en Francia "fue llevado a cabo por los propios servicios de inteligencia español (CNI) y francés y no por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)", el servicio de inteligencia norteamericano especializado en descifrar mensajes criptográficos de otras potencias, según han afirmado este martes responsables estadounidenses. 

El periódico 'The Wall Street Journal' informa de que "las llamadas grabadas por los europeos en zonas de guerra y otras áreas fuera de sus fronteras eran luego compartidas con la NSA como parte de los esfuerzos para ayudar a proteger a las tropas nacionales y a sus civiles".

La propia NSA ha rechazado realizar comentarios al respecto, al igual que el Ministerio de Exteriores o la embajada francesa en Washington. Un portavoz del CNI tan sólo ha dicho que "la ley española nos impide hablar de nuestros procedimientos, métodos y relaciones con otros servicios de inteligencia".

Varios responsables han dicho en privado que las revelaciones de la prensa europea ponen a Estados Unidos en aprietos, según el 'WSJ'.

Según el 'WSJ', este nuevo discurso cambia drásticamente las versiones ofrecidas recientemente en y por Europa. Ahora la pelota pasa al tejado europeo y la atención se centra en el papel que han desempeñado los servicios de inteligencia europeos en la trama de espionaje, unos servicios que trabajan estrechamente con la NSA. El rotativo estadounidense sugiere un mayor nivel de implicación europeo en la vigilancia mundial de lo que hasta ahora se pensaba y que EE.UU ha mantenido silencio sobre el papel de los europeos en recopilar estos esfuerzos para proteger la relación.

El artículo subraya que sin embargo, estos esfuerzos no guardan relación con los programas de espionaje llevados a cabo por Washington y que han tenido como objetivo a líderes como la canciller Angela Merkel, cuyo teléfono fue espiado durante años por la NSA.

"Información engañosa"

Después de que 'Le Monde', citando documentos proporcionados por el excontratista Edward Snowden, informara de que la NSA había grabado más de 70 millones de llamadas telefónicas de franceses entre diciembre de 2012 y enero de 2013 y que 'El Mundo' publicara que el servicio estadounidense había interceptado 60,5 millones de llamadas en nuestro país durante el mismo período, el director de inteligencia nacional de EE.UU, James Clapper, ha manifestado que estas publicaciones "contenían información inexacta y engañosa sobre las actividades de inteligencia exterior de Washington".

'Le Monde' informó de la grabación de 70 millones de llamadas a ciudadanos franceses y 'El Mundo' sobre la interceptación de más de 60 millones de llamadas en España

Un Clapper que asegura que el dato de los 70 millones de "grabaciones a ciudadanos franceses" era falso pero no ofrece ninguna explicación sobre los datos mostrados en los documentos. Varios responsables han dicho en privado que las revelaciones de la prensa europea ponen a Estados Unidos en aprietos.

"Estados Unidos quiere enmendar el alcance del papel de la NSA en cuanto a espionaje, pero hacerlo en este caso requeriría mostrar las operaciones de inteligencia de sus aliados", dicen responsables, destacando que podría comprometer la cooperación en el futuro así como los próximos esfuerzos en materia de inteligencia.

EE.UU. no ha hecho pública la complicidad con Europa en materia de espionaje por la indignación interna en que podría surgir en España y Francia contra sus propios gobernantes

Según el 'Wall Street Journal', varios responsables de inteligencia de EEUU revisaron el documento publicado por 'Le Monde' y han llegado a la conclusión de los datos no fueron recopilados por la NSA. Al contrario, el documento parece haberse construido basándose en datos de la NSA pero enviados por parte del servicio francés, según un responsable estadounidense.

A partir del análisis del documento, EE.UU. llegó a la conclusión de que las grabaciones a franceses se habían realizado fuera de Francia y después se habían compartido con la NSA. Los datos no reflejaron en ningún caso que Francia espiara a sus propios ciudadanos dentro de sus fronteras. Un planteamiento que también aplican al caso español.

En último lugar, se recalca que Estados Unidos no ha hecho pública la complicidad con Europa en materia de espionaje no sólo por sensibilidad diplomática o por poner en juego la cooperación con Washington, sino fundamentalmente por la indignación interna en los citados países contra sus propios gobernantes.

El CNI trabaja siempre "dentro de la ley"

El director del Centro Nacional de Inteligencia, Felix Sanz Roldán, ha asegurado este martes que este organismo "trabaja siempre dentro de la ley" y con una eficacia "notable" y se ha mostrado dispuesto a ir a la comisión de secretos oficiales del Congreso si se le llama para hablar del supuesto espionaje de EEUU.

En declaraciones a los medios durante la inauguración de unas jornadas de la Uned en Cuenca, Sanz Roldán ha garantizado que acudirá al Congreso si se le requiere, después de que la izquierda Plural haya presentado una solicitud de comparecencia. "Si el Congreso me llama, cumpliendo la ley allí estaré", ha sostenido.

Aunque no ha sido preguntado expresamente por la información que publica este martes 'The Wall Street Journal', ni por la comparecencia del director de la NSA en el Congreso estadounidense, Sanz Roldán ha dejado claro que el CNI trabaja siempre "dentro de la ley".

"Si el Congreso me llama, cumpliendo la ley allí estaré", sostiene el director del CNI

La ley en España, ha añadido Sanz Roldán, es "absolutamente explícita" y dice que el CNI "no puede hablar ni de sus métodos, ni de sus procedimientos, ni de sus relaciones con terceros". "Por lo tanto -ha apostillado- todos tenemos que cumplir la ley, y en esas estamos. No puedo añadir más".

Según su director, el CNI todavía es un desconocido para los españoles, que deben saber que es un servicio secreto, "pero mucho más servicio que secreto". Y ese es el mensaje que, según ha recalcado, se esfuerza en transmitir a los españoles: "Que somos un servicio para su seguridad y que mantenemos en secreto aquello que es imprescindible mantener".

También ha considerado que el CNI es un instrumento con el que cuenta el Gobierno para atender la seguridad de todos y que proporcione elementos de juicio para tomar con mayor conocimiento decisiones estratégicas. Con esa "doble misión", Sanz Roldán no cree que nadie dude de que es "un instrumento imprescindible en un Estado organizado".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba