Internacional

El Estado Islámico pidió un rescate de 100 millones por Foley que EEUU se negó a pagar

Varios medios estadounidenses han revelado que los captores del periodista exigieron "un rescate multimillonario" por su liberación, topándose con la negativa del Gobierno de Barack Obama, fiel a su política en este tipo de casos.

El Estado Islámico pidió un rescate de 100 millones de euros por Foley
El Estado Islámico pidió un rescate de 100 millones de euros por Foley Europa Press

El Estado Islámico pidió inicialmente un rescate de 100 millones de euros a cambio de la liberación del periodista estadounidense James Foley antes de advertir la semana pasada en un correo electrónico a su familia de que le ejecutaría, amenaza que hizo efectiva este martes, tal y como recoge Europa Press.

Así lo ha revelado en declaraciones a los medios estadounidenses Philip Balboni, presidente ejecutivo del digital 'GlobalPost', medio para el que trabajaba Foley en Siria cuando fue secuestrado en noviembre de 2012. Según ha indicado, los captores de Foley pidieron a la familia del periodista y al 'GlobalPost' un rescate de 100 millones de euros. El mensaje fue trasladado a las autoridades pertinentes.

Sin embargo, la respuesta del Gobierno estadounidense, como viene siendo su política en este tipo de casos fue negativa, según destaca el 'New York Times', que también ha informado de la petición de un "rescate multimillonario" por Foley, citando a un representante de su familia y a un antiguo rehén que estuvo retenido junto a él en Siria.

EEUU lanzó una operación en Siria que fracasó porque "los rehenes no estaban en ese lugar"

La petición de rescate llegó en noviembre de 2013, acompañada por una prueba de vida, y a partir de entonces hubo "muy pocos" mensajes de los captores que, según Balboni, "no eran muy locuaces" simplemente formulaban sus "demandas".

Finalmente, y tras un silencio, el pasado miércoles la familia recibió un nuevo mensaje. "El mensaje era corrosivo y estaba cargado de rabia contra Estados Unidos. Era terriblemente serio", ha explicado Balboni, precisando que en él se amenazaba con ejecutar a Foley.

"Obviamente, confiamos y rezamos para que eso no ocurriera (...) desgraciadamente no mostraron ninguna piedad", ha lamentado, asegurando que en su último mensaje, que igualmente se hizo llegar al Gobierno, "no había ninguna demanda".

Operación fracasada

Además, este jueves se ha sabido que Estados Unidos lanzó a principios de este verano en Siria una operación para liberar a los rehenes estadounidenses en manos del grupo yihadista Estado Islámico, que no tuvo éxito, según informaciones del Departamento de Defensa. 

"No toleraremos el secuestro de nuestra gente y trabajaremos sin descanso para garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos"

"Se trató de una operación por tierra y aire y estuvo enfocada en una red particular del EI. Desafortunadamente, la misión no tuvo éxito porque los rehenes no estaban en ese lugar -en el que la Inteligencia estadounidense pensaba que se encontraban", tal y como ha explicado en un comunicado el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby.

"El presidente Obama autorizó la operación cuando se presentó la oportunidad y se consideró que había la información de Inteligencia suficiente", explicó por su parte la asesora de Seguridad Nacional Lisa Monaco, en otro comunicado.

Justicia con los captores

"Como hemos dicho repetidamente, el Gobierno de Estados Unidos está comprometido con la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos, particularmente de los que están en cautiverio. Pondremos lo mejor de nuestras fuerzas militares para traer a nuestros ciudadanos de vuelta a casa", ha señalado el portavoz del Pentágono.

"No toleraremos el secuestro de nuestra gente y trabajaremos sin descanso para garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos y para hacer justicia con sus captores", concluyó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba