Internacional

"En Israel cuidamos a nuestros hijos con refugios, mientras que en Gaza los usan como carne de cañón"

"Aún hay demasiados antisemitas", manifiesta una argentina-israelí, quien no entiende "cómo el mundo solo se preocupa por lo que ocurre aquí, donde nos defendemos de asesinos desde hace 12 años y al mismo tiempo ignore las matanzas en Siria, Irak o Ucrania". 

Tras diez días de intensos ataques por aire y mar, y tres rechazos de Hamás a propuestas de alto el fuego, las Fuerzas de Defensa de Israel (TZAHAL) han iniciado una nueva etapa de la operación 'Margen Protector' en la que una poderosa fuerza de infantería, tanques, artillería, ingenieros de combate e inteligencia de campo ha ingresado en la franja palestina.

Como resultado, un soldado israelí y 26 milicianos palestinos han fallecido en las primeras horas de combates. Las fuerzas están siendo apoyadas por la Aviación y la Marina. Su principal misión es destruir los túneles de Hamás que cruzan debajo de la frontera entre Gaza e Israel, permitiendo la infiltración terrorista que intenta llevar a cabo ataques contra la población civil.

Tal meta es ambiciosa, pues requiere intensas y precisas operaciones. Los milicianos de Hamás están operando subterráneamente y es allí donde el TZAHAL los enfrentará con el objetivo de desmantelar la capacidad del grupo radical islámico para atacar Israel, máxime después de que Hamás haya disparado 1.500 cohetes desde el pasado 8 de julio. 

“Nos duele cuando vemos víctimas y en especial niños de las dos partes", comenta una argentina-isarelí

Este jueves fue descubierto y destruido uno de los tantos túneles construidos en los últimos años. En 2013, por ejemplo, TZAHAL ubicó un túnel desde Gaza a Israel 18 metros bajo tierra, cuya extensión alcanzaba los dos kilómetros. Había sido construido con 500 toneladas de cemento. El mismo cemento que el estado judío permite ingresar en Gaza junto a toneladas de alimentos por mes. Estos hechos, poco conocidos, se suman a que toda la electricidad de la franja la proporciona Israel. Y la deuda palestina por tal concepto asciende a 40 millones de dólares. No son pocos los ciudadanos israelíes que cuestionan esta realidad en tiempos de guerra.

“Nos duele cuando vemos víctimas y en especial niños de las dos partes, pero la diferencia está en que en Israel cuidamos a nuestros hijos con refugios, mientras que en Gaza los usan como carne de cañón… Cómo puede ser que el mundo sólo se preocupe por lo que ocurre aquí, donde nos defendemos de asesinos desde hace 12 años y al mismo tiempo ignore las matanzas en Siria, Irak o Ucrania. Aún hay demasiados antisemitas”, comenta a 'Vozpópuli' Tamara Felman, una argentina-israelí que vive en Kfar Saba -el centro del país-.

Red de túneles

Hamás ha invertido millones de dólares y recursos para poder operar su compleja red de túneles con los materiales de construcción que Israel transfiere a Gaza para proyectos civiles. Hamás promete pelear una interminable guerra contra Israel. Sus suicidas han atacado autobuses, escuelas, restaurantes y centros comerciales. En los últimos 14 años han disparado más de 14.000 cohetes, lo que hace la vida muy difícil para las comunidades israelíes cercanas a la frontera, pero también para grandes ciudades como Jerusalén, Tel Aviv, Beer Sheva, Ashdod y Ashkelón.

"Defenderemos la vida pero si quieren asesinarnos, sólo les permitiremos cumplir la primera parte de su deseo”

Los militares israelíes se sorprendieron de la escasa respuesta a los folletos y mensajes electrónicos que enviaron advirtiendo a los residentes del norte de Gaza que evacuaran la zona. Se informó a las personas de estas áreas que se estaba preparando un ataque y que deberían retirarse para evitar daños. De los alrededor de 120.000 habitantes en esos barrios, sólo 20.000 se refugiaron en instalaciones de UNRWA. La mayoría permaneció en sus casas tras las amenazas de Hamás. “Si abandonan ajustaremos cuentas con ustedes después de la guerra”.

Hamás también instruyó a la agencia para refugiados de la ONU, de no abrir sus instalaciones como refugios para los que huyen de los barrios que han recibido advertencias. Funcionarios de UNRWA se negaron, y es probable que el grupo también tome represalias contra ellos después de la operación. El problema fundamental es que los habitantes de Gaza tienen más miedo de desobedecer a Hamás que de ignorar las advertencias israelíes.

En un discurso transmitido por la televisión, Ismail Haniya, líder de Hamás en Gaza, declaró: “La mejor forma que tenemos de celebrar el cumpleaños de Mahoma es seguir por su ruta y dar a las futuras generaciones una educación jihadista. Seguiremos por su camino educando a las futuras generaciones a amar a la muerte y morir por la causa de Alá, exterminando a nuestros enemigos que aman la vida”.

Moshé Yaalón, ministro de Defensa israelí, comentó al respecto: “No tenemos problema con esa visión, si aman la muerte es su problema, nosotros defenderemos la vida que es el valor que nos inculca la cultura judía desde siempre… pero si quieren asesinarnos, sólo les permitiremos cumplir la primera parte de su deseo”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba