Elecciones en Israel

Los israelíes votan hoy con un Netanyahu que quedaría segundo, según los sondeos

En total, una treintena de formaciones se disputarán los 120 escaños del Parlamento israelí, al que se accede con un mínimo del 3,25% de los votos válidos. Netanyahu, al que los sondeos dan entre 20 y 21 escaños y quedaría en segunda posición, llamará al partido ultranacionalista para ofrecerle un gobierno de unidad. 

Benjamín Netanyahu deposita su voto en las urnas en estas elecciones
Benjamín Netanyahu deposita su voto en las urnas en estas elecciones Efe

Los colegios electorales de Israel abrieron a las 07.00, hora local (05.00 GMT) de este martes para celebrar los comicios de la vigésima legislatura de la historia israelí.

Casi 5,9 millones de ciudadanos israelíes podrán ejercer su derecho al voto hasta las 22.00 hora local (20.00 GMT), e inmediatamente después comenzarán a publicarse los primeros sondeos a pie de urna y se iniciará el recuento de votos, que se espera que concluya al amanecer del día siguiente.

La jornada electoral, que se desarrollará en 1.282 localidades y con 10.372 urnas, tendrá lugar bajo estrictas medidas de seguridad, aunque a diferencia de otras ocasiones el Ejército no cerrará el territorio palestino de Cisjordania, según confirmó a Efe una portavoz militar. Por su parte, la Policía desplegará miles de agentes de su cuerpo nacional y de la Policía de Fronteras en un dispositivo especial para garantizar la seguridad del proceso electoral durante esta jornada, declarada festiva en Israel, según recoge Europa Press.

Según las encuestas será Netanyahu quedaría en segunda posición pero será quien tenga más posibilidades de encabezar el próximo ejecutivo proponiendo un gobierno de unidad a Hogar Judío

En total, una treintena de formaciones se disputarán los 120 escaños del Parlamentoisraelí (Knesset), y al que se accede con un mínimo del 3,25% de los votos válidos. El índice histórico de participación ha caído en la última década y media por debajo del 70%. En los últimos comicios, hace sólo dos años, fue del 67,8%. La participación en las elecciones generales en Israel era del 36,7 por ciento a las 14:00 horas, ligeramente inferior a la registrada a esa misma hora en los anteriores comicios celebrados en 2013, según el último dato publicado por la Comisión Electoral Central.

En las anteriores elecciones, la participación a media jornada fue del 38,3 por ciento. La caída de la participación se produce paradójicamente después de que a las 10:00 horas se registrara un récord del 13,7 por ciento no visto desde los comicios de 1999. A las 18.00 hora local (16.00 GMT) la participación llegó al 54,6 por ciento, un portcentaje ligeramente inferior del registrado en las elecciones celebradas en 2013 a la misma hora, cuando se alcanzó el 55,5 por ciento, según datos en tiempo real que se basan en el análisis de unas 9.000 urnas.

A juzgar por los últimos procesos electorales y los sondeos del actual, a la próxima legislatura accederán entre 10 y 11 formaciones políticas, la mayor de ellas, la coalición de centroizquierda Campo Sionista, con 24 escaños. El partido derechista Likud, del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quedaría en segunda posición con entre 20 y 21 diputados, y el resto de partidos se repartiría el resto de escaños de la Asamblea legislativa.

Pese a la pronosticada victoria del Campo Sionista, si se confirman los resultados de las encuestas será Netanyahu quien tenga más posibilidades de encabezar el próximo Ejecutivo israelí, lo que haría por tercera vez consecutiva y cuarta en su carrera política.

Netanyahu: "El gobierno de derecha está en peligro". "Los votantes árabes están acudiendo en masa a las urnas. Las ONG de izquierda les están llevando en autobuses"

Netanyahu, en la jornada electoral

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó nada más depositar su voto que si los resultados de los comicios son los que él espera, llamará de inmediato al líder del partido ultranacionalista Hogar Judío, Naftalí Benett, para ofrecerle formar un gobierno de unidad. En una breve declaración a la prensa nada más votar en su colegio electoral de Jerusalén, Netanyahu, líder del partido derechista Likud, precisó que la expresión "gobierno de unidad" significa la "unión de las fuerzas nacionales" y en ningún caso un Ejecutivo con el Partido Laborista.

"No habrá gobierno de unidad con el Partido Laborista", subrayó Netanyahu, a cuyo partido los sondeos previos otorgan 20 o 21 escaños, mientras que la coalición Campo Sionista, integrada por laboristas y el partido centrista Hatnuá, podría conseguir 24. Netanyahu afirmó que tras llamar a Bennet hará lo mismo con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama

El primer ministro publicó un mensaje en su perfil de Facebook advirtiendo de que "el gobierno de derecha está en peligro". "Los votantes árabes están acudiendo en masa a las urnas. Las ONG de izquierda les están llevando en autobuses", ha denunciado. Su mensaje se publicó poco después de que el nuevo partido Unión Árabe, que aglutina a las formaciones árabe-israelíes, anunciara que hasta las 11:00 horas habían votado el 10 por ciento de los árabe-israelíes, frente al 3 por ciento que lo habían hecho hasta esa hora en los anteriores comicios. A raíz del mensaje de Netanyahu, el partido ha dejado de publicar datos de votación.

"Solo os tenemos a vosotros", ha reclamado Netanyahu a sus votantes. "Id a las urnas, llevad a vuestros amigos y familiares, votad al Likud para cerrar la brecha entre nosotros y los laboristas", ha añadido, en referencia a Unión Sionista, la coalición entre el laborista Isaac Herzog y la exministra de Justicia Tzipi Livni, en cabeza en los sondeos. "Con vuestra ayuda y la ayuda de Dios, formaremos un gobierno nacionalista que protegerá el Estado de Israel", ha añadido. Netanyahu prometió ayer que mientras él siga siendo primer ministro no se creará un Estado palestino independiente.

La Comisión Electoral ha prohibido la transmisión en directo de una comparecencia de Netanyahu esta tarde, por considerar que se trataría de un acto de propaganda

Retrasmisión cancelada

La Comisión Electoral Central de Israel ha prohibido la transmisión en directo de una comparecencia que tenía previsto ofrecer esta tarde Netanyahu, por considerar que se trataría de un acto de propaganda. Los partidos opositores Unión Sionista y Yesh Atid habían presentado una queja ante la Comisión Electoral por un discurso que Netanyahu tenía previsto pronunciar esta tarde y la institución les ha dado la razón.

El presidente de la Comisión, Salim Joubran, ha confirmado que esta comparecencia no puede ser difundida en directo, ya que se incurriría en propaganda, según recoge el periódico 'Haaretz'.

La Comisión también ha catalogado como propaganda unos folletos distribuidos este martes por el partido Shas y en los que prometían a quienes votasen por esta formación ultraortodoxa "una llave para el cielo". El Shas ha negado cualquier irregularidad: "Estamos orgullosos de nuestra tradición, basta de silenciar e incitar".

Declaraciones

Por su parte, Herzog y Livni han recorrido varios colegios electorales tras votar. "Realmente siento que vamos a conseguirlo, veo que la gente no me está diciendo solo buena suerte por educación, sino que me abrazan y rezan de verdad", ha declarado Livni a Haaretz.

Por su parte, está centrando su mensaje en ganarse a los votantes de Yesh Atid, cuyo líder Yair Lapid formó parte del anterior gobierno y fue destituido por Netanyahu. "Un escaño menos en la Knesset para Yesh Atid no cambiará nada, un escaño más para nosotros podría darnos el poder para formar gobierno", ha defendido.

"Me dirijo a los votantes de Lapid, si queréis que esté en el gobierno tenéis que darnos a nosotros el poder", ha añadido. Lapid no ha adelantado públicamente que vaya a respaldar a Herzog como primer ministro, pero parece más dispuesto a ello que ha respaldar a Netanyahu.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba