Internacional

Alrededor de 35 yihadistas españoles estarían luchando con el Estado Islámico en Siria

Según los cuerpos de seguridad del Estado, entre los casi 2.000 ciudadanos occidentales combatiendo junto al Estado Islámico se encuentran 35 españoles, procedentes de Ceuta, Melilla, Madrid y Barcelona, entre otras.

Un yihadista en Irak
Un yihadista en Irak @abusami1400

Una treintena de yihadistas de origen español combaten junto al Estado Islámico (ISIS, EIIL, IS). La mayoría de ellos se encuentran luchando en primera línea de combate, en Raqqa, bastión de los yihadistas en la ribera norte del río Éufrates. Según informa ‘El Mundo’, los expertos no tienen fotos de los terroristas decapitando o crucificando a sus víctimas, pero han constatado que luchan en la primera línea del despliegue yihadista.

Casi 2.000 ciudadanos europeos estarían combatiendo junto al ISIS

Si sorprendió que una persona con un perfecto acento británico fuese el verdugo de Foley, más sorprenderá saber que hay alrededor de 2.000 ciudadanos europeos combatiendo junto al Estado Islámico en Siria e Irak. Entre ellos, los 35 españoles, pero los expertos no descartan que haya más. Según cuentan las fuentes consultadas por el diario, la mayor parte de ellos combaten en estos dos estados y fueron captados en Ceuta, Melilla, Madrid, Barcelona, Bilbao, Murcia o San Sebastián.

Al principio, Al Qaeda reclutó a estos yihadistas para derrotar a Bashar Al-Asad, pero los más radicales, tales como Al-Baghdadi –el califa Ibrahim del Estado Islámico- ganaron poder y obtuvieron la hegemonía dentro del yihadismo, por lo que dichos combatientes se unieron al autodenominado califa del EI.

Según informa este diario, en abril de 2012 quedó constatado que por primera vez un grupo de españoles se había movilizado para hacer la yihad en Siria. El grupo estaba conformado por el taxista Rachid Hussein Mohamed, Abu Musad, Mustafa Mohamed Abselan, conocido como Tafo, y Mustafa Mohamed Tayachi, alias Piti. Todos ceutíes, con mujer e hijos.

Tal y como destacan las Fuerzas y Cuerpos del Estado, dejaron a sus familias sin aviso, las engañaron mientras se trasladaban desde Turquía hacia Siria, y meses después, Rachid Hussein Mohamed conducía un camión cargado de explosivos y acabaría inmolándose contra un cuartel de Idlib. Otros dos compañeros no sobrevivieron mucho más tiempo.

Adoctrinados en el odio

Los yihadistas someten a todo aquel que quiera combatir con ellos a un largo periodo de adoctrinamiento en el que se mezclan una serie de elementos de peligrosa combinación. Los motivos religiosos radicales y argumentos pueriles -la opresión a la que están sometidas los yihadistas por parte de Asad- se juntan para que al final, uno de los combatientes le diga a su mujer que “si yo voy al paraíso, tú tendrás chacha”. Por no hablar de las promesas de vírgenes y el Paraíso musulman.

El Estado Islámico promete a sus yihadistas la creación de un mundo donde sus familias podrán vivir según lo dictado por el Islam, sólo de dicha forma. La recompensa por su fe no es más que el enorme poder que disfrutan, del miedo de la ciudadanía, las cabezas separadas de su cuerpo, los atentados, los bombardeos. Y tal es el fanatismo que las últimas fatwas –dictados de ley islámica- permiten a las mujeres compartir compañía con varios combatientes, algo inédito en el Islam.

Las autoridades temen a 1.200 marroquíes que forman un grupo propio

“Es el mayor peligro para España”, cuentan los expertos al diario. Apenas el regreso de un 10% de ellos podría crear verdaderos problemas de seguridad en España, puesto que son impredecibles. “Marruecos es para España tan importante como lo fue Francia para la lucha contra ETA”, han señalado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba