Internacional

El Gobierno de Teodoro Obiang denuncia la falta de "respeto y dignidad" con la que España trata a Guinea Ecuatorial

Reclama a las autoridades españolas "un cambio a la hora de tratar el tema de Guinea Ecuatorial" y advierte que ante la "continuidad de este trato discriminatorio y de rechazo contra sus instituciones" declina "toda la responsabilidad sobre el futuro de las relaciones diplomáticas entre ambos países".

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema (izqda) .
El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema (izqda) . GTres

El Gobierno ecuatoguineano del presidente Teodoro Obiang ha denunciado la falta de "respeto y dignidad" con la que las autoridades españolas tratan a Guinea Ecuatorial al referirse a este país continuamente como una dictadura y ha advertido que no se hace responsable del posible deterioro de las relaciones diplomáticas entre ambos países ante esta actitud por parte de España.

En un comunicado del Gobierno de Guinea Ecuatorial, el Ejecutivo ecuatoguieano carga contra las "absurdas descalificaciones" y la "desinformación" que "continuamente" transmiten las instituciones españolas contra el "honor y la dignidad" del país africano. "En nuestro país reinan la paz, el orden y la concordia nacional, factores que propician un desarrollo económico impresionante y que no se dan en el país de 'dictadura' que se dibuja desde las instituciones españolas", advierte.

En esta línea, Guinea recuerda que fue colonia española y "nunca se ha declarado enemiga de España" y defiende por ello la presencia del presidente Obiang en el funeral de Estado por el expresidente español Adolfo Suárez -"que su participación incomodara a los políticos españoles, es un hecho ajeno a la voluntad del Gobierno ecuatoguineano", indica al respecto- así como la conferencia prevista en el Instituto Cervantes de Bruselas sobre el español, uno de los derechos y vínculos heredados de la colonización y del que se siente "especialmente orgullosa".

"Si esta situación hiere el honor de España, no sería insólito que la lengua española se perdiera en Guinea Ecuatorial, como anteriormente ya ocurriera en las Islas Filipinas", alega al respecto el Gobierno ecuatoguineano, que reitera que "desde la ocupación" del país africano en 1777 "España nunca ha tratado con respeto y dignidad a Guinea Ecuatorial" y que en "sus relaciones con la colonia africana predominaron siempre la discriminación racial y el interés de explotación de sus recursos naturales".

En esta línea, reclama a las autoridades españolas "un cambio a la hora de tratar el tema de Guinea Ecuatorial" y advierte que ante la "continuidad de este trato discriminatorio y de rechazo contra las instituciones ecuatoguineanas" declina "toda la responsabilidad sobre el futuro de las relaciones diplomáticas entre España y Guinea Ecuatorial".

"Los pueblos son libres y soberanos, e igualmente el pueblo ecuatoguineano es libre y soberano para manifestarse, por su cuenta, contra la dictadura que les fuera infringida (sic) por los regímenes de los distintos Gobiernos", advierte.

Un país democrático

En el comunicado, el Gobierno de Obiang alude en concreto a una frase del presidente del Gobierno en respuesta al diputado Aitor Esteban (PNV) en el Congreso en las que señalaba que todos deben buscar "una solución inteligente en Guinea Ecuatorial". En este sentido, advierte que si eso pasa por "apoyar operaciones de invasiones mercenarias, como las que han venido apoyando gobiernos anteriores españoles contra la estabilidad de Guinea Ecuatorial, con la anuencia de sus instituciones parlamentarias, habría seguramente que buscar otro apelativo para la 'democracia española'".

El Gobierno ecuatoguineano defiende que se trata de un Estado soberano e independiente con trece partidos políticos y sin que la oposición "tenga ningún tipo de dificultad para ejercitar su labor política" -"muy al contrario", añade sobre los acuerdos alcanzados sobre participación de la oposición en el Gobierno-.

"España afronta internamente importantes crisis políticas y económicas que deben ser resueltas por el Congreso de los Diputados de España. Entre estos temas, se puede subrayar los temas de la independencia de Cataluña; la recuperación del Peñón de Gibraltar, la crisis financiera o el desempleo, deberían de ser, entre otros, los temas que ocuparan la atención del Parlamento español", concluye.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba