El candidato socialista a la presidencia de Francia, François Hollande, ha ganado en las elecciones de hoy con 51,67% al conservador Nicolas Sarkozy, que consigue el 48,33% de los votos, según el resultado confirmado por la televisión pública francesa.

Así, François Hollande se convierte el el segundo presidente socialista de toda la historia de la Quinta República francesa, después de François Mitterrand (1981-1995). Por su parte, Nicolas Sarkozy es el segundo presidente que no ha sido reelegido por los franceses, al igual que Valéry Giscard d'Estaing (1974-1981).

"Europa nos mira"

El nuevo presidente, en su primer discurso como elegido, ha insistido en el carácter inédito de la elección de un candidato socialista en un gran país europeo desde hace varios años. "El 6 de mayo debe ser una gran fecha para nuestro país. Un nuevo comienzo para Europa. Una nueva esperanza para el mundo. Esto es el mandato que me habéis confiado." Ha recordado que hará todo para convencer a sus socios europeos de la necesidad de firmar un pacto de crecimiento, "Europa nos mira, la austeridad ya no podía ser una fatalidad. Daremos a la construcción europea una dimensión de crecimiento. Es lo que diré a Alemania en nombre de nuestra amistad." Ya se rumoreaba antes, dentro de su equipo, que el socialista había llamado a Angela Merkel. Berlín ha anunciado esta noche que "trabajaremos juntos en un pacto de crecimiento."

En su declaración, el presidente saliente Nicolas Sarkozy ha reconocido su derrota: "François Hollande es presidente y se le debe el respeto." Ha agradecido el honor que le han brindado los franceses al elegirlo en 2007. "Me habéis apoyado de una forma excepcional, pero reconozco toda mi responsabilidad en esta derrota. Me quedaré entre vosotros", dijo Nicolas Sarkozy a sus partidarios en la sala de La Mutualité, en París. A la vez, Nicolas Sarkozy ha dado a entender que pasará a ser un ciudadano como los otros, sin dejar claro su futuro en la política francesa. Durante la campaña, el presidente había afirmado que dejaría la vida política si pierdese.

Un resultado esperado

En la tarde del domingo, los institutos CSA, Ifop y Harris estimaban los resultados en un 53 % para el socialista y un 47 % para el conservador. Anteriormente, el diario "La Tribune de Genève" informó de datos de "varios institutos de sondeos", a los que no citó, según los cuales Hollande obtendría entre el 52,5 y el 53 % de los sufragios, frente a una horquilla comprendida entre el 47 y el 47,5 % de los votos para Sarkozy.

La participación en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas alcanzó en la Francia metropolitanael 81 % a las 20.00 hora local. Este porcentaje es ligeramente superior al 79% registrado en la primera ronda de estos comicios, celebrada el pasado 22 de abril. Pero esta tasa de participación es inferior a la de la segunda vuelta de las presidenciales anteriores, disputadas en 2007 entre el conservador Nicolas Sarkozy y la socialista Ségolène Royal, y en la que se registró un 82 por ciento de participación.

Hollande y Sarkozy, madrugadores

Al mediodía habían votado ya los dos candidatos que se disputan la Presidencia, Sarkozy y el socialista François Hollande, favorito en los sondeos. El presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy, lo ha hecho en un colegio electoral de París. Hollande depositó su voto en Tulle (centro-sur), la pequeña localidad de la que fue alcalde junto a su pareja, Valérie Trierweiler. Como el primero de las encuestas lo hizo rodeado de numerosos periodistas y cámaras.

En Madrid la afluencia de franceses ha sido baja durante las primeras horas del día, aunque luego ha repuntado próxima la hora de comer. El proceso electoral, que se ha iniciado a las ocho de la mañana, está transcurriendo con absoluta normalidad en las diez mesas electorales abiertas en el Consulado y en el Instituto Francés de Madrid, ha asegurado la cónsul, quien ha explicado que España, con 63.523 franceses con derecho a voto, tiene un peso importante en el voto exterior al representar la quinta comunidad en el extranjero.

En total, los franceses pueden votar en 45 colegios electorales habilitados en todo el territorio, la mayor parte en Barcelona (13), pero también en Valencia, Alicante, Las Palmas, Tenerife, Málaga, Sevilla, Granada, Girona, Figueres, Tarragona, Bilbao, Palma de Mallorca, Ibiza, Zaragoza y Murcia. La votación en Madrid incluye a los residentes de las comunidades limítrofes.

Los resultados de los comicios, en los que 45,5 millones de franceses están llamados a elegir al inquilino del Elíseo hasta 2017, comenzarán a conocerse al cierre de las urnas. Está prohibido publicar en Francia datos de sondeos hechos a la salida de los colegios electorales hasta las 20.00 horas locales (18.00 GMT), aunque, como en la primera vuelta, se espera que medios de países vecinos los difundan desde primera hora de la tarde. Ya el 22 de abril medios belgas dieron datos procedentes de la votación de los territorios de ultramar, que comenzaron a votar ayer, sábado y difundieron los primeros resultados provisionales y no oficiales antes del cierre de los últimos colegios en Francia metropolitana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba