El ministerio británico de Defensa ha anunciado este jueves que un buque de guerra de su Fuerza Naval visitará Gibraltar a finales de este mes como parte de unas operaciones "regulares de rutina". Según un portavoz del ministerio,la fragata HMS Westminster y dos barcos auxiliares partirán el próximo lunes y se espera que visiten las aguas del Peñón "a finales de mes", como parte de "una serie de despliegues militares regulares y rutinarios" que se realizan cada año.El anuncio se produce en pleno conflicto diplomático entre España y el Reino Unido por la situación en Gibraltar, si bien el ministerio británico aseguró que el despliegue de la fragata ya estaba previsto con anterioridad.

Según ha informado el diario «The Telegraph», el despliegue naval será liderado por su buque insigna: el portaaeronaves HMS Illustrious, botado en 1978. Además, participarán dos fragatas, entre ellas la HMS Westminster, en la fuerza de reacción rápida compuesta por nueve barcos en total. En concreto, la fuerza naval son cuatro buques de guerra y otros cinco barcos auxiliares, además de una tripulación de miles de marineros e infantes de marina.

Según informa el diario británico, la llegada de los buques se produce después de que Fabián Picardo, el ministro principal de Gibraltar, pidiera a Gran Bretaña buques de guerra para parar las «incursiones españolas», según contó al rotativo. Sin embargo, los jefes navales británicos consultados por «The Telegrahp» han asegurado que no se trata de una respuesta a la disputa diplomática" una respuesta a la disputa diplomática, sino de un ejercicio naval planeado hace tiempo.

Según ha informado el diario «The Telegraph», el despliegue será liderado por su buque insigna: el portaaeronaves HMS Illustrious, botado en 1978. 

Así, Reino Unido ha solicitado que sus barcos hagan escala en el puerto de Rota y España así lo ha autorizado, como corresponde entre «países aliados», han asegurado las fuentes de Defensa. Por ello, si los buques británicos atracan en Rota, no podrán hacerlo inmediatamente después en Gibraltar ya que existe un convenio que prohíbe que un barco que atraque en un puerto español tenga como su siguiente escala el Peñón, y viceversa.

Si los buques británicos hubieran querido ir a Gibraltar no habrían necesitado solicitar permiso a las autoridades españolas, más allá del denominado aviso de «paso inocente» que no tiene que comunicarse con mucha antelación. Fuentes de Defensa han recalcado que es habitual que los países aliados de España hagan escala en Rota en sus tránsitos por el Mediterráneo. En este caso, la fecha se solicitó con la antelación correspondiente, ya que «las maniobras no se planifican de un día para otro».

Gibraltar: base estratégica también en 2012

Un portavoz de Downing Street, residencia y despacho oficial del primer ministro, indicó hoy que David Cameron informó al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, del "despliegue rutinario" de barcos británicos en Gibraltar durante la conversación telefónica mantenida ayer entre ambos."Gibraltar es una base estratégica para la Defensa del Reino Unido y por tanto los barcos de la Fuerza Naval visitan sus aguas a lo largo del año como parte de despliegues regulares y rutinarios", dijo el portavoz de Defensa, que apuntó que ese ejercicio militar lleva el nombre de "Cougar 13".

En 2012 la flota británica visitó también las aguas que rodean al Peñón y este año lo hará el HMS Westminster junto a los barcos auxiliares de suministro Lyme Bay y Mounts Bay como "parte del trabajo de rutina", agregó la misma fuente.El ministerio de Defensa explicó también que dentro de estas operaciones militares se incluirán asimismo "visitas a puertos de Portugal y a lo largo del Mediterráneo hacia España, Turquía y Malta, antes de transitar hacia Oriente Medio".

El portavoz del ministerio de Defensa aseguró que este despliegue "no guarda ninguna relación" con la actual tensión política entre España y el Reino Unido. Las fricciones entre ambos países aumentaron en los últimos días debido a las largas filas en la frontera del Peñón a causa de los controles impuestos por España, después del vertido de 70 bloques de hormigón en las aguas que rodean la colonia británica por parte de las autoridades gibraltareñas.

España afirma que Gibraltar quiere evitar que faenen los pescadores españoles y defiende la legalidad y proporcionalidad de sus controles fronterizos, mientras que el Reino Unido los ha calificado de "inaceptables" y "desproporcionados".

Y el 'PríNcipe de asturias' en el desguace...

Si España quisiera desplegar un portaaviones en aguas del Estrecho ante la llegada del buque insignia del Reino Unido, no podría. Y ello, porque el 'Príncipe de Asturias', el único portaaviones del que dispondía España, se encuentra en El Ferrol desde febrero, después de que el día 6 de dicho mes se celebrara en Rota la ceremonia de baja del buque tras 25 años de servicio. Defensa piensa que ahora podría ser fácilmente reemplazado por los nuevos buques de acción marítima, particularmente el 'Juan Carlos I'. En principio, estaba previsto que a finales de junio o principios de julio comenzara la distribución del material clasificado como útil del 'Príncipe de Asturias' para su posterior venta. Sin embargo, este proceso se ha interrumpido provisionalmente para favorecer la posibilidad de que surja algún comprador. En los últimos meses, delegaciones procedentes de Indonesia y Filipinas han visitado el portaaviones, pero, según reconoce la Armada, no han vuelto a interesarse por adquirirlo, informa 'Servimedia'. El PSOE criticó ayer que el Ministerio de Defensa "engañó" a los gaditanos al decir que el portaaviones 'Príncipe de Asturias' se trasladaba desde Rota hasta Ferrol para comenzar un proceso de desarme. Según la diputada socialista Mamen Sánchez, Defensa "paralizó" el proceso de baja del buque porque "tenía en marcha algunas acciones comerciales para su venta".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba