La investigación sobre la catástrofe aérea en los alpes

Andreas Lubitz fue declarado “no apto” para volar en Phoenix y en su licencia de vuelo figuraba que “necesitaba tratamiento especial”

¿Sabían Germanwings y Lufthansa que el joven que estrelló el vuelo 4U9525 en Los Alpes necesitaba un tratamiento psicológico especial? La autoridad alemana de supervisión de transporte aéreo habría transmitido a las aerolíneas la información sobre los "episodios depresivos profundos" sufridos por Lubitz, según 'Bild'.

El copiloto Andreas Lubitz
El copiloto Andreas Lubitz Efe

El copiloto del Airbus A320 de Germanwings Andreas Lubitz, que estrelló deliberadamente el avión que manejaba el pasado martes cuando sobrevolaba los Alpes, tuvo que dejar la formación como piloto de Lufthansa en el 2008 porque tuvo "ataques de pánico y crisis de ansiedad" y en el 2009 sufrió un "episodio depresivo profundo", según revela el tabloide alemán Bild, que asegura haber tenido acceso a informes médicos de la autoridad alemana de supervisión de transporte aéreo, la Luftfahrtbundesamt. Este organismo, añade el rotativo, transmitió toda esta información a Lufthansa, que sabía del estado mental del joven.

También asegura el diario alemán que Lubitz fue declarado "no apto" por las autoridades estadounidenses del aeropuerto de Phoenix, donde realizó prácticas de vuelo de aeronaves de un solo motor (no como el Airbus A320 que pilotaba bimotor y con mayor autonomía de vuelo comercial) por detectarle “problemas de capacidad mental”. Con una portada en la que utiliza el término AMOK (alusivo a un síndrome consistente en una espontánea explosión de rabia salvaje que hace que el afectado mate indiscriminadamente), Bild relata que tras el episodio depresivo, Lubitz recibió tratamiento psiquiátrico durante un año y medio. Y revela que la escuela de aviación de Phoenix (EEUU), donde los pilotos de Lufthansa realizan un stage de formación, le calificó como "no apto para el vuelo" y recomendó un "seguimiento médico regular especial" para él.

Lubitz recibió tratamiento psiquiátrico durante un año y medio y la escuela de aviación de Phoenix recomendó para él un "seguimiento médico regular especial"

El diario alemán resalta que el copiloto disponía de una licencia de vuelo en la que tanto Lufthansa como Germanwings conocían que Lubitz precisaba de "tratamiento psicológico específico".

En el Reino Unido, The Times también recoge el historial de depresión que padecía Lubitz, que estaría pasando por "una crisis personal". Y, como Bild, sostiene también que Lufthansa estaba al corriente de los problemas emocionales del copiloto. Según algunos medios, el copiloto había roto con su novia, con la que salía desde hacía siete años, compartía casa en Düsseldorf y con la que había hecho planes de boda. El Daily Mail, asegura, por su parte, que Lubitz aún estaba recibiendo tratamiento psiquiátrico. "Hasta el día antes del accidente", apunta el diario británico, algo que ahora ha confirmado la Fiscalía de Düsseldorf.

"Capacitado al 100%"

El presidente de la aerolínea, Carsten Spohr, aseguró el jueves que Lubitz había interrumpido su formación en el 2008 "durante un tiempo", pero rechazó dar explicaciones sobre los motivos. Más tarde el joven retomó su formación, superó todos los tests y en el 2013 empezó a pilotar los Airbus A320. "Pasó todas las pruebas y los exámenes médicos. Estaba capacitado al 100% para volar sin restricciones", afirmó Spohr.

Por el contrario y citando documentos internos y fuentes de Lufthansa, el diario Bild afirma que Lubitz pasó un año y medio recibiendo tratamiento psiquiátrico y revela que Alemania entregará unos importantes documentos a los investigadores franceses en cuanto sean analizados por sus propios agentes.

Lubitz, que supuestamente colisionó el aparato de forma voluntaria en Los Alpes franceses, llevaba trabajando desde septiembre de 2013 trabajando en la compañía de Lufthansa y tenía una experiencia de 630 horas de vuelo. El joven vivía entre su domicilio familiar, en Montabaur -en el Land de Renania Palatinado-, y su vivienda privada en Düsseldorf -en el Estado vecino de Renania del Norte-Westfalia-. Había empezado su aprendizaje a los 14 años, en un club de aviación local e ingresó en la escuela de Bremen de Lufthansa en 2007.

Tenía una certificado de "piloto privado" expedido por la Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense, que le autorizaba a pilotar "aviones de un solo motor y planeadores", según fuentes del organismo. El del Airbus A320 de Germanwings es un avión bimotor. No obstante, el presidente de Lufthansa aseguró que el joven contaba con todos los permisos necesarios y era "100% apto" para pilotarlo. El permiso de "piloto privado con base en el extranjero" fue expedido el 6 de enero de 2012 y "solo es válido acompañado por la licencia de piloto alemana con el número 27788 9460", según una portavoz de la FAA.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba