catástrofe aérea de Germanwings en Los Alpes

Lufthansa no admite preguntas sobre la tragedia de Los Alpes y asegura que la seguridad es su "prioridad"

"Sentimos que este lamentable accidente haya podido producirse", se limita a decir el presidente de la aerolínea en su visita al lugar de la catástrofe, un día después de conocerse que la compañía conocía el historial psiquiátrico del copiloto Lubitz.

Los presidentes de Germanwings y de Lufthansa visitan el monumento conmemorativo a las víctimas de la tragedia.
Los presidentes de Germanwings y de Lufthansa visitan el monumento conmemorativo a las víctimas de la tragedia. EFE

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, ha indicado que "se necesitará tiempo" para conocer lo que pasó con el vuelo de su filial de bajo coste Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses el día 24. Spohr visitó junto con el presidente de Germanwings, Thomas Winkelmann, la zona próxima al lugar de la tragedia, rindió homenaje a las víctimas y agradeció el trabajo de los servicios de rescate franceses.

Pero se negó a responder a las preguntas de los periodistas y se limitó a hacer una declaración ante la prensa. "Sentimos que este lamentable accidente haya podido producirse. Lufthansa siempre ha hecho de la seguridad su prioridad. Lamentamos las pérdidas humanas, no tenemos palabras para expresar lo que sentimos", se limitó a manifestar.

"Lufthansa siempre ha hecho de la seguridad su prioridad. Lamentamos las pérdidas humanas", se ha limitado a decir el presidente de la aerolínea

La visita de Spohr a la zona del accidente que causó la muerte de 150 personas se produce un día después de que Lufthansa reconociera que conocía que el copiloto del avión, Andreas Lubitz, había recibido tratamiento psiquiátrico por depresión. Por eso, su comparecencia era muy esperada para dar explicaciones sobre la posición de la compañía con respecto a la admisión de Lubitz en su personal, pero Spohr no respondió a las cuestiones de los reporteros desplazados hasta Le Vernet, el aldea más cercana al lugar del accidente.

Los presidentes de las dos aerolíneas llegaron en helicóptero a Seyne-les-Alpes cuartel general de los servicios de rescate y, posteriormente, se trasladaron a Le Vernet, donde está situada la estela en memoria de los fallecidos. Allí colocaron un ramo de rosas y tuvieron un momento de silencio mirando a la montaña donde están los restos del avión siniestrado. Posteriormente, Spohr se dirigió a los medios para mostrar su agradecimiento a todos los que han trabajado en el rescate de los cuerpos de las víctimas y de los elementos de la investigación.

Toda la ayuda que "sea necesaria"

"Para nosotros era fundamental venir para rendir un homenaje a las víctimas y expresar nuestra pena ante la estela lo más cerca posible del lugar del accidente", afirmó el presidente de Lufthansa. Spohr se mostró "impresionado" por la "profesionalidad" de los agentes franceses y de "la solidaridad y la empatía" mostrada por los habitantes de la región. "Sabemos lo difícil y peligroso que es el trabajo que están haciendo", indicó.

El presidente de Lufthansa dio su palabra de que la ayuda a los familiares de las víctimas "no acabará esta semana" y que durará "lo que sea necesario". Consciente de que la región vivirá "un antes y un después" del accidente, el presidente de la compañía se comprometió a limpiar el lugar del accidente toda vez que termine la investigación. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba