Internacional

Hollande: "Es un acto de guerra planificado desde el exterior con complicidades en el interior"

Un Consejo de Ministros extraordinario se va a reunir en los próximos minutos para convocar estado de urgencia en todo el país.

  • El presidente de Francia, Francois Hollande.
    El presidente de Francia, Francois Hollande. Efe
  • El presidente de Francia, Francois Hollande.
    El presidente de Francia, Francois Hollande. Efe

Una vez finalizado el Consejo extraordinario y de urgencia, el presidente francés, François Hollande, ha dicho que se trata de "un acto de guerra cometido contra Francia, contra nuestros valores, somos un país libre y es un acto de guerra planificado, organizado desde el experior con complicidades en el interior", ha declarado.

Además ha anunciado un decreto luto nacional durante tres días. "Todas las medidas para proteger a nuestros ciudadanos han sido adoptadas en el marco del estado de emergencia", ha dicho. también ha rendido un homenaje al Ejército y fuerzas francesas. "He querido reforzar todos los dispositivos. Francia, la que ha sido agredida vilmente de forma vergonzosa, será implacable ante los bárbaros del DAESH, tanto dentro como fuera de Francia, de forma cocertada con todos nuestros aliados", ha advertido.

"Quiero llamar a la unión, a la sangre fría, me voy a dirigir al Parlamento, para llamar a la unidad. Fancia es fuerte y aunque pueda resultar herida, siempre se levanta. Actuaremos ante la barbarie. Queridos compatriotas aquello que defendemos es unuesrra patria, pero son los valores de la humanida", ha dicho. ¡Viva la Repíblica y viva Francia".

El presidente francés, François Hollande, ha asegurado que Francia "no tendrá piedad" con los terroristas, que en la ola de atentados de esta noche en París causaron al menos 120 muertos. Francia "no se dejará impresionar ante lo sucedido" y se mantendrá unida, declaró Hollande a los medios a su llegada a la sala de conciertos Bataclan, el peor escenario de los ataques.

Su presencia durante cerca de media hora en el lugar, según declaró, estuvo motivada para decir "a aquellos que han visto esas atrocidades" que el combate del país contra el terrorismo "no tendrá piedad". La ola de ataques registrada anoche en la capital francesa, señaló, "no tiene precedentes", pero "los terroristas capaces de tales atrocidades deben saber que se encontrarán ante sí con una Francia determinada y unida".

Estas declaraciones se suman a las vertidas en un primer momento desde el Elíseo, lugar al que el presidente de Francia fue trasladado en helicóptero desde el Estadio de Francia donde se encontraba disfrutando del partido entre Francia y alemania. "Sabemos de dónde vienen y quienes son los terroristas", ha advertido. Hollande tuvo previamente una reunión con sus principales asesores y, después, se encontró con el Consejo de Seguridad Nacional, que supervisa las cuestiones policiales y militares en el país galo. 

"Movilizaremos a todas las fuerzas posibles para prevenir cualquier ataque que pueda tener lugar a partir de ahora. Se van a cerrar zonas a la circulación y se va a investigar en la zona de Ille de France. Vamos a tomar todas las decisiones para que los que hayan cometido el crimen sea detenidos", ha declarado el presidente galo.

"Tenemos que pensar en las víctimas en estos momentos tan difícil. Hay que dar muestras de unidad y sangre fría, Francia debe ser grande, debemos llamar a cada uno a su responsabilidad", ha señalado. "Lo que los terroristas quieren es causar el miedo, hay que tener miedo, pero también sangre fría para defender a esta nación y vencer al terrorismo. Franceses y francesas tenemos que seguir con las operaciones, algunas son difíciles y os pido toda la confianza en nosotros por todo lo que podemos hacer para que esta nación luche contra los terroristas", añade. Estas medidas se van a aprobar en el Consejo de Ministros extraordinario que se va a reunir en los próximos minutos para convocar estado de urgencia en todo el país.

Mientras se disputaba el partido amistoso entre Francia y Alemania en el Estadio de Saint-Denis, situado al norte de la ciudad, han explotado al menos tres artefactos.  Entre los presentes estaba el presidente de la Republica, François Hollande, quien ha sido evacuado en helicóptero del estadio de fútbol y se ha dirigido con urgencia al Ministerio del Interior, donde el Gobierno galo ha creado un gabinete de crisis.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba