Internacional

Polémica en Francia: Jean-Marie Le Pen cree que las cámaras de gas son sólo "un detalle de la historia"

Estas declaraciones han evidenciado las tensiones que existen entre el presidente de Honor del Frente Nacional y su hija y líder de la formación política, Marine Le Pen, quien se ha desmarcado totalmente de las afirmaciones. 

Padre e hija en el Congreso Nacional del partido en Lyon el pasado mes de noviembre
Padre e hija en el Congreso Nacional del partido en Lyon el pasado mes de noviembre Gtres

El presidente de honor del partido ultraderechista francés Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, ha asegurado que las cámaras de gas utilizadas por el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial son "un detalle de la historia". "Nunca he dicho que las cámaras de gas no existieron. Yo mismo no las he visto. No he estudiado especialmente este tema pero creo que es un  detalle de la historia de la Segunda Guerra Mundial", ha asegurado el también eurodiputado, en declaraciones este jueves a las cadenas francesas BFM y RCM.

Le Pen fue condenado en 1991 por haber incurrido en "banalización de crímenes contra la Humanidad" y por "consentimiento de lo horrible"

Según informa el diario Le Figaro, Le Pen fue condenado en 1991 por un tribunal de Versalles por haber incurrido en "banalización de crímenes contra la Humanidad" y por "consentimiento de lo horrible". Este jueves, Le Pen ha dicho que no se arrepiente de lo que dijo entonces. "Lo que dije se correspondía con mi pensamiento: las cámaras de gas han sido un detalle de la historia de la guerra, salvo que admitamos que la guerra fue un detalle de las cámaras de gas", ha asegurado. "Me mantengo porque creo que es la verdad y que no debería extrañar a nadie", ha asegurado.

Le Pen ha negado que sea antisemita y ha denunciado que hay una campaña en su contra para definirle así

Le Pen ha negado que sea antisemita y ha denunciado que hay una campaña en su contra para definirle así. "Se ha explotado el caso en mi contra con la introducción de un toque de antisemitismo pero yo desafío a cualquiera a decir una frase antisemita de mi carrera política", ha asegurado.

Preguntado por el número de muertos que dejaron las cámaras de gas en la Segunda Guerra Mundial, ha contestado: "No es un millón de muertos, son las cámaras de gas". "Es otra cosa. No sé, yo estoy hablando de cosas específicas", ha añadido.

"No he hablado del número de muertos sino de un sistema", ha señalado. "He dicho que era un detalle de la historia de la guerra. Todo es horrible. La guerra es horrible", ha asegurado el fundador del Frente Nacional, padre de la actual líder de la formación, Marine Le Pen. Le Pen ha intentado poner las cámaras de gas al mismo nivel que otras consecuencias de una guerra. "Un trozo de obús que te estalla en el vientre, una bomba que te decapita, una cámara que te asfixia... Es bastante repugnante, es cierto", ha dicho.

Marine Le Pen toma distancia con su padre tras la polémica

Estas declaraciones han evidenciado las tensiones en el clan familiar de ese partido ultraderechista, que no ha tardado en desmarcarse de la salida de tono de su fundador.La actual líder del FN, su hija Marine, ha sido categórica al respecto: "Sus declaraciones -subrayó- solo afectan a su reputación, no a la del FN. Estoy en profundo desacuerdo con Jean-Marie Le Pen tanto en el fondo como en la forma".

En esa misma línea se mantuvo el vicepresidente de la formación, Florian Philippot, quien calificó este viernes de "provocación perfectamente inútil, que no aporta absolutamente nada a los franceses ni al FN" la salida de tono del presidente honorífico.

En junio de 2014, el FN también se vio obligado a desmarcarse de Le Pen padre, cuando tras criticar al cantante de confesión judía Patrick Bruel, dijo "Haremos una hornada la próxima vez", en lo que se vio como una alusión a los hornos de los campos de exterminio nazis. "Con su larga experiencia, no haber anticipado la interpretación que se haría de esa formulación es una falta política", destacó entonces la presidenta del partido.

Las relaciones entre padre e hija, según los medios franceses, se han degradado en los últimos meses, pero la actual líder del FN confía en que sus militantes sepan diferenciar las posturas entre uno y otro. "Él cree que la polémica es positiva para el partido. Evidentemente, yo estoy profundamente en contra. (...) Soy consciente de nuestros desacuerdos y quiero creer que aquellos que se han unido a nosotros, que nos votan, lo han entendido", insistió la presidenta este viernes en Le Figaro. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba