Internacional

Hollande intenta reflotar la economía francesa con incentivos al ladrillo y bajadas de impuestos

El ejecutivo francés ha decidido tras el primer consejo de ministros, después de vacaciones, impulsar una serie de reformas para incrementar la tasa de crecimiento de la economía francesa, según ha explicado el presidente en una entrevista.

Tras el primer consejo de ministros francés, una vez acabadas las vacaciones de verano, el ejecutivo francés impulsará sus reformas para incrementar la tasa de crecimiento de la economía, que se centrará en la construcción, la fiscalidad, la simplificación de procedimientos y en la financiación de empresas.

Así lo ha comunicado el presidente francés, François Hollande, en una entrevista para Le Monde, coincidiendo con el consejo, donde el presidente anunció que en septiembre se presentará un proyecto de ley “sobre el poder adquisitivo” que busca aumentar la competencia en los servicios a los consumidores además de reducir precios, según recoge Efe.

"Comportará medidas de simplificación de las normas de urbanismo y adaptará la reglamentación sobre la apertura de las tiendas los domingos", avanzó.

En el terreno de la fiscalidad, el presidente planteó “dos grandes reformas” en los presupuestos de 2015, una para simplificar y hacer “más justo el baremo del impuesto sobre la renta”, en particular para contribuyentes con menor poder adquisitivo, y la otra fusionará dos dispositivos para "favorecer la recuperación de un trabajo y mejorar la remuneración de los asalariados precarios".

El presidente socialista insistió en que mantendrá la dirección de su política, cuyo eje es el llamado "pacto de responsabilidad" que prevé una rebaja de 40.000 millones de euros en tres años de las cotizaciones sociales que pagan las empresas para "modernizar nuestra economía mejorando la competitividad y apoyando tanto la inversión como el empleo".

En cuanto a la posibilidad de aumentar los plazos de reembolso de la deuda pública, como ha propuesto un miembro de su Gobierno, lo descartó porque los tipos de interés que Francia paga por esa deuda nunca habían sido tan bajos, del 1,4 % de media. "Eso quiere decir que la firma de Francia es fiable y se respeta, y que nuestras empresas pueden también financiarse a tipos particularmente bajos", añadió.

Sobre la posibilidad de introducir una dosis de proporcionalidad en las elecciones legislativas, como lo dijo en la campaña de 2012, comentó que está "dispuesto si hay una mayoría que puede ponerse de acuerdo en esta orientación, con una reducción del número de parlamentarios".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba