Internacional

La ONU cifa en 11,3 millones los afectados por el tifón Yolanda en Filipinas

El tifón que asoló el archipiélago el pasado viernes ha afectado a 11,3 millones de personas y ha desplazado de sus hogares a 800.000. Naciones Unidas destinará 225 millones de euros a atender las necesidades de los afectados, principalmente alimento y cobijo.

Las agencias de Naciones Unidas han hecho un llamamiento este martes solicitando 225 millones de euros para atender a los 11,3 millones de afectados por el paso del tifón Yolanda por Filipinas la pasaa semana. La ONU estima que 800.000 personas se han visto desplazadas de sus hogares.

La principal partida se destinará al reparto de alimentos, seguida por alojamiento, educación, agua y saneamiento y salud. Con estos fondos, las agencias de la ONU trabajarán para hacer llegar la ayuda a tres millones de afectados, principalmente mediante la distribución de galletas energéticas y arroz, así como estableciendo programas de trabajo a cambio de alimentos, entre otras iniciativas.

Las agencias humanitarias pretenden prestar servicios sanitarios básicos a hasta 9,8 millones de personas, ayudando a recuperar los centros sanitarios de la zona que se han visto afectados e instalando otros nuevos con el fin de ofrecer a las personas enfermas la atención que necesitan. Asimismo, se tratará de suministrar de forma inmediata agua y saneamiento para unas 500.000 personas mediante la instalación de puntos de suministro de agua, la reconstrucción de la red de agua potable, la instalación de letrinas y el reparto de kits higiénicos.

Las prioridades, cobijo y bienes básicos

Otra de las tareas prioritarias es dar cobijo y bienes básicos a al menos 562.000 personas. La ONU estima que de los más de 800.000 desplazados, más de la mitad se encuentran en centros de evacuación, mientras que el resto han sido acogidos por las propias comunidades o se encuentran en campamentos improvisados. Para ayudar a estas personas, está previsto repartir grandes lonas, así como herramientas con las que la población local pueda reparar las viviendas dañadas, así como material para dormir y para mantener los albergues ya existentes.

En otro orden de cosas, se tratará de dar trabajo inmediato a unos 200.000 hombres y mujeres para que ayuden a retirar los escombros provocados por el paso del tifón y en otras actividades necesarias para que las zonas afectadas puedan ir recuperando la normalidad. También se trabajará para crear centros de comunicación operacionales que permitan al personal humanitario desplazado a Filipinas acceder a servicios telefónicos y de internet para facilitar su labor.

Con estos fondos, según ha aclarado la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA), se tratará de coordinar y apoyar el transporte por vía aérea y por carreteras de la ayuda, además de los centros temporales de almacenamiento que se han instalado en el aeropuerto de Cebu, segunda ciudad del país; en Tacloban, una de las ciudades más afectadas, y en otros puntos. Los fondos solicitados, según la OCHA, deberían cubrir en torno a una cuarta parte o un tercio de las necesidades totales de los afectados, sumándose a los esfuerzos que está realizando el propio Gobierno filipino y la ayuda de carácter bilateral. Los objetivos se han fijado para un plazo de seis meses.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba